Con acento europeo

Respuesta de la UE al covid: entre desconocimiento y descontento

27.06.2020 | 00:40
Respuesta de la UE al covid: entre desconocimiento y descontento

Los europeos mayoritariamente desconocen de las medidas adoptadas por la Unión Europea para combatir la epidemia del covid-19 de manera coordinada y están descontentos por la falta de solidaridad con los Estados miembros más afectados por la enfermedad. Estas son las dos principales conclusiones del eurobarómetro presentado por el Parlamento Europeo sobre la opinión de los europeos "en tiempos del covid-19". Y la incertidumbre es el estado emocional más comúnmente compartido por los ciudadanos europeos durante el pandemia.

LA INCERTIDUMBRE COMO ESTADO DE ÁNIMO. Mientras que el 50% de los encuestados declaró que la incertidumbre describe mejor su estado de ánimo, la "esperanza" ya ocupa el segundo lugar con el 41% de los encuestados y en 21 países se cita este sentimiento creciente. Una gama de amplia gama de sensaciones negativas ha dominado las emociones de los ciudadanos en las últimas semanas y meses desde el estallido de la crisis. La "indefensión" es citada por el 29% de los encuestados, pero la "frustración" (27%), el "miedo" (22%) y el "enojo" (14%), también figuran como sentimientos que nos han afectado. Al mismo tiempo, además de la "esperanza", los encuestados también resaltan emociones positivas como la "confianza" (21%) y la "ayuda" recibida (14%). Es evidente que la pandemia de covid-19 ha golpeado de manera heterogénea a todos los miembros de la UE. Teniendo esto en cuenta, los sentimientos positivos tienden a ser más frecuentes en Austria, Dinamarca, Rumania, Países Bajos y Eslovenia, mientras que los encuestados son más propensos a expresar emociones negativas en España, Polonia, Francia, Grecia e Italia.

PREOCUPADOS POR LA SALUD Y POR LA ECONOMÍA. Los ciudadanos europeos están más preocupados por la salud de sus familiares y amigos que los riesgos para su propio bienestar. Siete de cada diez encuestados dicen que están preocupados por cómo la pandemia podría afectar a los suyos, mientras que poco más de la mitad (54%) están preocupados por su propia salud Un resultado significativo de la encuesta es el grado en que los encuestados han sufrido el impacto económico de la pandemia. Casi seis de cada diez encuestados (58%) dicen que ha experimentado dificultades financieras personales desde el inicio de la crisis. Las causas más comunes son la pérdida de ingresos (30%), desempleo o desempleo parcial (23%), la necesidad de usar sus ahorros personales antes de lo previsto (21%), dificultades para pagar el alquiler, las facturas o préstamos bancarios (14%) o incluso dificultades para tener comidas de calidad decente (9%). En general, los encuestados en Hungría, Bulgaria, Grecia, Italia y España son los que han tenido mayores dificultades, mientras que los de Dinamarca, los Países Bajos, Suecia, Finlandia y Austria son los que han tenido menos.

DESCONTENTOS CON LA UE, CONTENTOS CON SUS GOBIERNOS. Respecto a la respuesta dada por la Unión Europea de manera global y la llevada a cabo por cada uno de sus gobiernos, destaca el desconocimiento de las medidas tomadas desde Bruselas y el descontento por la falta de solidaridad del conjunto de la UE con las Estados más afectados por la crisis. Casi seis de diez de los encuestados (57%) comparten este sentimiento de insatisfacción, incluidos más de una quinta parte (22%) que no están en absoluto satisfechos. Un tercio (34%) está satisfecho, principalmente en Irlanda, Dinamarca, los Países Bajos y Portugal. La insatisfacción es más fuerte en Italia, España y Grecia. Alrededor de dos tercios de los encuestados (69%) quieren "la UE tenga más competencias para hacer frente a las crisis como la pandemia de coronavirus ", mientras una cuarta parte (22%) no está de acuerdo con esta petición. El acuerdo es más alto en Portugal e Irlanda, y el más bajo en Chequia y Suecia.

En general, más de la mitad de los encuestados (54%) dicen que apoyan a su gobierno nacional, mientras alrededor de un tercio (35%) se opone. En general, la gestión de los gobiernos nacionales ha salido bien parada en la crisis sanitaria, especialmente en Dinamarca, Irlanda y Portugal. Sin embargo, en España, Polonia y Francia, las críticas a la gestión de la epidemia son muy mayoritarias. En resumen, queremos más Europa y más solidaria.

Lo último Lo más leído