Sánchez se arroga ante el Congreso un papel "determinante" en el pacto europeo

Casado denuncia el "triunfalismo" del presidente del Gobierno y le insta a trabajar para revertir los rebrotes y la crisis

30.07.2020 | 00:06
Pedro Sánchez volvió a ser aplaudido ayer por una nutrida bancada socialista que fue criticada por no mantener las distancias de seguridad. Foto: Efe

pamplona – El pleno de ayer en el Congreso de los Diputados en el que Pedro Sánchez dio cuenta del acuerdo europeo para la reconstrucción volvió a convertirse en una batalla dialéctica entre las tesis del Ejecutivo español y las de la derecha. Así, mientras Sánchez se arrogó el papel de artífice en el trascendental pacto para los fondos de la UE, Pablo Casado insistió en la idea de que fueron sus socios del Partido Popular Europeo los que llevaron la negociación a buen puerto ante la irrelevancia de España. Casado tampoco entiende el "triunfalismo" del Gobierno cuando el Estado afronta una situación adversa por el azote del coronavirus y sus consecuencias económicas.

En su intervención, el presidente del Gobierno no escondió su satisfacción por el acuerdo conseguido para la liberación de fondos y ayudas europeas para abordar la crisis del covid-19 en los próximos años, y aseguró además que España jugó un papel "determinante" durante el proceso de negociación en el Consejo Europeo que culminó el pasado día 20. Cree Sánchez que el pacto de la UE supone una "enorme oportunidad" para retomar el crecimiento sobre pilares más "sólidos" y "sostenibles", aunque no revele por ahora qué intenciones tiene su gabinete a la hora de distribuir los 140.000 millones de euros que corresponden al Estado español.

Pedro Sánchez insistió en que la influencia de España en la cumbre europea, aunque siempre "con humildad", fue imprescindible para que los estados accedieran a que el plan para la reconstrucción se financie mediante la deuda común y con ayudas a fondo perdido, y se priorizasen las partidas para los países más afectados por la pandemia. A su juicio, en el Consejo Europeo existían "todo tipo de reticencias" hacia esta propuesta, que finalmente fue validada. "Nuestro diagnóstico era el correcto, nuestros objetivos no se han movido, nuestra ilusión es la misma que antes", aseguró el jefe del Ejecutivo español, añadiendo que su posición fue "constructiva y empática", y dispuesta a negociar "hasta la extenuación" con una posición "proeuropea y proactiva".

Contra ese optimismo gubernamental cargó con dureza el líder de la oposición Pablo Casado, que acusó a Sánchez de vivir en una "realidad paralela" y de ignorar la "situación preocupante" provocada por los rebrotes, el fallecimiento de "45.000 compatriotas" y la millonaria pérdida de empleos que arroja la crisis. Por todo ello, Casado denunció la "incompetencia" e "ineficacia" de La Moncloa, a quien urge a acabar con el "triunfalismo" y ponerse a trabajar para intentar resolver el delicado escenario sanitario, económico y social.

El presidente del PP tachó de "ofensiva" la "propaganda" por parte del Gobierno respecto a los fondos europeos, más si cabe cuando a su juicio muestra una "incompetencia e ineficacia" a la hora de tomar medidas para frenar el virus y sus consecuencias económicas. "Sánchez vuelve a tropezar en la misma piedra con los rebrotes", afirmó Casado, antes de urgir a Moncloa a centarse en el control de los nuevos casos de covid-19 que se están produciendo en casi todas las regiones del Estado. Para ello, le tendió la mano: "Hemos sido leales como oposición y le hemos planteado un plan alternativo".

éxito de los 'populares' europeos Respecto al acuerdo europeo en sí, el líder del PP se mostró "satisfecho" con lo pactado en Bruselas, pero recordó que las artífices fueron "tres mujeres del Partido Popular Europeo": la canciller alemana Angela Merkel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la presidenta del BCE, Christine Lagarde. Por el contrario, acusó a Pedro Sánchez de haber actuado en dicha negociación como el "ciclista cansado" que "chupa rueda" en lugar de llevar la iniciativa. Asimismo, recordó que el Gobierno español llegó a decir que volvería de la cumbre con 1,5 billones de euros "incondicionados y a deuda perpetua" y, en su lugar, solo ha logrado "un rescate en toda regla y con un tercio de la piel del oso".

"Nuestro diagnóstico en Europa era el correcto y nuestros objetivos no se han movido"

pedro sánchez

Presidente del Gobierno