Navarra mantendrá el rigor contable pese al fin de las reglas fiscales

El Gobierno será "responsable" con los Presupuestos y no actuará como si hubiera "barra libre"

09.10.2020 | 00:49
La consejera de Hacienda, Elma Saiz; el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza; y la presidenta, María Chivite, ayer en el Parlamento foral.

pamplona – El Gobierno de Navarra dispondrá de un margen sin precedentes para afrontar los primeros Presupuestos después del estallido de la pandemia de coronavirus. No tendrá que ajustarse al corsé de las reglas fiscales –suspendidas la semana pasada por el Ministerio de Hacienda–, recibirá ayudas por parte del Estado y de Europa –que hará llegar 140.000 millones al Gobierno central, 72.000 a fondo perdido en siete años– y a priori contará con más ingresos propios de lo que esperaba, ya que se prevé una recuperación del PIB foral de hasta el 7% en 2021. Pero, con todo, el Gobierno tiene claro que "el rigor y la responsabilidad" seguirán siendo sus guías en la confección de las Cuentas del año que viene, para las que el miércoles aprobó un techo de gasto expansivo avalado por organismos de control como la Airef o Standard&Poor's. De hecho, la consejera de Hacienda, Elma Saiz, aseguró ayer en el Parlamento que el relajamiento en el control financiero no hará que Navarra afronte los Presupuestos "como si hubiera barra libre", y dio a entender que en la medida de las posibilidades ni siquiera se recurrirá al 2,2% del déficit que se ha pactado con el Estado, y que permitiría disponer de unos 450 millones más, según cálculos del departamento. Además, Saiz adelantó que en la Hacienda Foral se han puesto el horizonte de dos meses para adaptar al marco fiscal navarro las tasas Tobin y Google aprobadas en el Estado, y que entrarán en vigor en 2021

Es lo que contestó ayer la titular de Hacienda a preguntas tanto del portavoz socialista Ramón Alzórriz como de Ainhoa Aznárez, de Podemos. Ambos trasladaron su satisfacción por el mayor margen, y coincidieron en ver un cambio de paradigma a la hora de afrontar la crisis. "Ha habido un cambio de rumbo", celebró Alzórriz, para quien todo el margen supone poder "blindar y fortalecer nuestros servicios públicos". Misma idea que destacó Aznárez, que cree que la alternativa expansiva del Gobierno deja en evidencia "recetas" anteriores.

Precisamente, a los grupos apeló la consejera Saiz, que situó el techo de gasto como "el punto que marca la línea de salida" de la negociación. "Tienen que ser los Presupuestos de la reactivación económica, por eso pido responsabilidad y altura de miras para saber lo que necesita la sociedad navarra, que en este punto precisa de la unión de sensibilidades". "Lo que nos estamos jugando es más importante que nunca, y la respuesta a los retos debe ser excepcional", zanjó.

"Tienen que ser los Presupuestos de la reactivación, hay que unir sensibilidades"

elma saiz

Consejera de Hacienda