PP y Vox se desmarcan del acuerdo que permite ampliar el gasto por la pandemia

El Gobierno sumó 208 votos, entre ellos los del PNV y Bildu, para aprobar la suspensión de los objetivos de déficit y deuda

21.10.2020 | 00:55
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención ayer en el Congreso. Foto: Efe

pamplona – Pese a la postura contraria disfrazada de abstención de PP y Vox, el Congreso aprobó ayer por mayoría absoluta la activación de los artículos 135.4 de la Constitución y del 11.3 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que permiten suspender los objetivos de déficit y deuda en casos extraordinarios, como ocurre actualmente con la pandemia de covid. Es la primera vez que se recurre al artículo de la Constitución que señala que los límites de déficit y deuda "solo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados".

El acuerdo fue aprobado por 208 votos a favor 138 abstenciones y 1 voto en contra, el del diputado de Foro Asturias. El Ejecutivo de Sánchez recibió los votos favorables del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, C's, JxCAT, BNG, Compromís, EH Bildu, La CUP, Más País, UPN, CC, Nueva Canarias, PCR y Teruel Existe. PP y Vox se abstuvieron y los dos partidos criticaron la gestión económica que está haciendo el Gobierno para afrontar la crisis.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió el compromiso del Gobierno con seguir reduciendo el déficit y la deuda porque la suspensión de las reglas fiscales no supone la suspensión de la "responsabilidad" con el cumplimento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Ciudadanos, pese a su voto a favor, también se mostró crítico al señalar que falta un plan de reformas y control del gasto, mientras que el PNV, ERC, JxCAT, EH Bildu y BNG lamentaron que Hacienda se negara hace unos meses a levantar la regla de gasto a los ayuntamientos para utilizar su superávit y que ahora pueda llevarse a cabo. Además, instaron a la ministra a aprobar un fondo extraordinario covid para los ayuntamientos. En el otro lado de la balanza, Foro Asturias fue el único partido que votó en contra ante "una política irresponsable que llevará la economía a pique".

Junto con la aprobación del acuerdo que vincula a la constitución y a la Ley de Estabilidad Presupuestaria el Pleno del Congreso debatió el techo de gasto de 196.097 millones de euros para 2021, que incluye la primera anualidad de los fondos europeos por 27.436 millones. Este debate abre la puerta a que el proyecto de Presupuestos para 2021 pueda presentarse ya en el Congreso y, en este sentido, Montero recalcó que las cuentas públicas llegarán "muy pronto" a la Cámara y reiteró que será un presupuesto que mantenga el estado de bienestar y plantee una fiscalidad progresiva.

EL PNV pide ir más allá El PNV apoyó el límite de gasto no financiero establecido por el Gobierno y la suspensión de las reglas fiscales, pero criticó el retraso en aplicar la denominada cláusula de escape, largamente reclamada por el Grupo Vasco, y pidió "revisar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para no encorsetar a las administraciones a futuro".

La portavoz económica-presupuestaria del Grupo Vasco, Idoia Sagastizabal, recordó que la Unión Europea acordó en marzo la suspensión temporal del principio de estabilidad presupuestaria, aunque el Gobierno español, sin embargo, negó la posibilidad de flexibilizar las reglas fiscales amparándose en la Abogacía del Estado y en que los ayuntamientos no podían incurrir en déficit. "Ahora nos dicen que es necesario. ¿Antes no, y ahora sí? Rectificar es de sabios, pero esto se podía haber planteado antes, hubiéramos ahorrado tiempo y los ayuntamientos y CC.AA. hubieran podido actuar con mayor celeridad", se quejó Sagastizabal.

Por su parte, para la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpura, la suspensión del objetivo de déficit es una medida "positiva, necesaria y urgente" porque da "un balón de oxígeno para los ayuntamientos" pero cree que "no es suficiente". Por ello, apostó por "medidas permanentes y duraderas y no parches que den respiro", y abogó por la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

"La suspensión de las reglas fiscales no supone la suspensión de la responsabilidad"

María Jesús Montero

Ministra de Hacienda

"Es necesario revisar la Ley de Estabilidad para no encorsetar a las administraciones"

Idoia Sagastizabal

Diputada del PNV