Las empresas públicas de Navarra prevén cerrar 2021 con pérdidas por segundo año seguido

Sodena, NICDO y los menores dividendos aportados por Audenasa lastran las cuentas de este año

29.03.2021 | 01:27
Peaje de Irurtzun, en la AP-15, propiedad de Audenasa.

Pamplona – Las empresas públicas del Gobierno de Navarra prevén cerrar el ejercicio de 2021 con pérdidas. Sodena (-7,1 millones) y NICDO (-5,6 millones) son las dos sociedades con peor saldo estimado. Al igual que la propia Corporación Pública que, como sociedad individual, tendrá 7 millones de negativo, fundamentalmente por la caída en los dividendos repartidos por Audenasa (11,9 millones), participada por el Gobierno foral en un 50%, y que ya se redujo de forma considerable durante el pasado año como consecuencia de la menor movilidad por la pandemia. Para este año está previsto además un deterioro del valor de las empresas públicas y asociadas de 18,1 millones.

No obstante, las cuentas individuales de la Corporación Pública (CPEN) estiman una reducción de las pérdidas a la mitad con respecto a 2020. El Consejo de Administración de la CPEN se reúne este lunes para aprobar las cuentas del pasado ejercicio. Un año muy malo, también desde el punto de vista presupuestario, que ha afectado al conjunto de las empresas públicas. La matriz de la que dependen todas las sociedades del Gobierno foral tendrá unas pérdidas en 2020 cercanas a los 11 millones, fundamentalmente por los menores dividendos de Audenasa (7,7 millones) y un deterioro del valor de sus inversiones en el resto de empresas públicas y asociadas de 20,4 millones. La cifras, no obstante, mejoran la previsión inicial de 13 millones de saldo negativo.

Queda por ajustar el resultado de la Corporación con el del resto de las empresas del grupo en las cuentas consolidadas para conocer con mayor exactitud el resultado global de todo el entramado público, dado que los resultados de la matriz y sus empresas vinculadas están asociados, y en algunos casos se dan duplicidades. Los números definitivos no estarán disponibles hasta la aprobación de las cuentas generales, que habitualmente se produce en el mes de junio. Aunque el resultado final será negativo.

Son cifras lastradas por la pandemia, y que rompen la tendencia de los dos últimos años, en los que se había cerrado el ejercicio con saldo positivo, gracias fundamentalmente a los dividendos de Audenasa. Las cuentas consolidadas de Corporación Pública (una vez ajustado el saldo con el resto de empresas del grupo) dejaron un beneficio de 6,8 millones en 2019 y de 2,1 millones en 2018. Una tendencia que se rompió el pasado año, y que continuará en el actual.

Por empresas Sodena sigue siendo la empresa con mayores pérdidas anuales. Según la primera estimación, la sociedad de capital riesgo dedicada al desarrollo económico de Navarra cerrará el ejercicio de 2020 con un saldo negativo de 7,9 millones, sobre todo por las medidas de apoyo a las empresas para hacer frente a situación derivada por la covid-19, y que han tenido un coste de 5 millones. Principalmente por los acuerdos alcanzados con las sociedades de garantía recíproca para avales a las empresas, por 150 millones. El ejercicio de 2020 deja también deterioros por cerca de 15 millones, y unos ingresos por dividendos de 3,9. La previsión de Sodena para el ejercicio de 2021 son unas pérdidas de 7,1 millones

NICDO (Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio), es la segunda sociedad pública con mayores pérdidas. La empresa que gestiona los espacios culturales y deportivos (Baluarte, Planetario, Filmoteca, Navarra Arena, Circuito de Los Arcos y Larra-Belagua) también se ha visto afectada de forma muy importante por la pandemia, y volverá a cerrar 2021 con unas pérdidas estimadas de 5,6 millones, ligeramente inferior a los 6,1 millones en negativo previstos para 2020.

Estas pérdidas quedan compensadas en parte por los beneficios aportados por Salinas de Navarra, que deja un saldo positivo de 2,5 millones en 2020, y de 2,3 estimados para este 2021. Nasuvinsa, la empresa dedicada a la promoción de suelo y vivienda pública, por su parte, tuvo en 2020 unos beneficios cercanos al millón de euros, que ascenderán a 1,3 millones en el ejercicio actual.

La mayoría de las empresas públicas en cualquier caso tienen previsto cerrar el año 2021 en números positivos, y solo cinco tiene previsto hacerlo en negativo. Las tres ya citadas, INTIA (Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias) y el CNAI (aprendizaje de idiomas). A cierre de 2019, las empresas públicas contaban por 1.351 profesionales, el 75% con contratos fijos.