Navarra Suma se opone al decreto que agiliza la llegada de los fondos europeos

La derecha vuelve a mezclar los acuerdos presupuestarios del Gobierno y los datos de la EPA para justificar su voto en contra

29.04.2021 | 12:07
El presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, en el pleno de este jueves.

El Pleno del Parlamento de Navarra ha convalidado, con el rechazo de Navarra Suma y la abstención de EH Bildu, el Decreto de Ley Foral de medidas urgentes para la gestión y ejecución de actuaciones financiables con fondos europeos de recuperación (Next Generation), que persigue una tramitación "ágil, eficaz y transparente".

El vicepresidente del Gobierno foral, Javier Remirez, ha dado las gracias a los grupos por sus aportaciones en el pasado proceso abierto para ello, aunque ha afeado a NA+ que quisiera "decidir con un lápiz rojo y un lápiz verde los proyectos que entraban". Algo que no ha gustado a Navarra Suma, único grupo que se ha opuesto al decreto de agilización, aunque para ello no haya esgrimido argumentos en contra de las ayudas. María Jesús Valdemoros ha vuelto a reprochar al Ejecutivo los acuerdos presupuestarios con EH Bildu, ha utilizado los datos de la EPA y hasta ha traído a colación asuntos relativos a la rendición de cuentas para justificar el voto en contra de la formación. Los partidos de Gobierno entienden que Navarra Suma está intentando buscar cualquier motivo para rechazar iniciativas del Ejecutivo, aunque la postura del grupo mayoritario en el Parlamento pueda suponer "una alteración grave" de los planes de futuro de Navarra, a los que se "opone" la derecha, a juicio de Remírez.

El Decreto Ley Foral busca "establecer las disposiciones precisas para agilizar los procedimientos administrativos, así como la programación, presupuestación, gestión y ejecución de las actuaciones financiables con fondos europeos, en especial los provenientes del Instrumento Europeo de Recuperación", los Next Generation UE, dotados con 750.000 millones de euros.

Para mitigar el impacto socioeconómico originado por la pandemia, el 52 % de los fondos se destinarán a transferencias corrientes y el 48 % restante a préstamos reembolsables en los años 2021 a 2026.

En su defensa, el vicepresidente del Gobierno foral, Javier Remirez, ha explicado que para garantizar una gestión eficaz y eficiente de los fondos europeos que puedan llegar a Navarra, este Decreto Ley Foral dispone una serie de medidas generales aplicables a la ejecución de los proyectos Nex Generation EU, e introduce especificidades asociadas a la tramitación de los procedimientos, la gestión y el control presupuestario y la agilización en la concesión de subvenciones financiables con dichas ayudas.

Así, se declara la urgencia en la tramitación de los procedimientos administrativos de ejecución de gastos con cargo a dichos fondos y se dispone que la elaboración de la memoria para la ejecución de proyectos podrá ser elaborada con posterioridad a la aprobación del convenio.

Se agiliza la tramitación de las subvenciones relacionadas con su uso y se eliminan determinadas autorizaciones previstas en la Ley Foral de Subvenciones, reduciendo los informes exigidos.

En contratación se adoptan medidas como la posibilidad de declarar urgentes los procedimientos, o que los contratos y acuerdos marco gozarán de preferencia sobre cualquier otro, para lo cual se reducen a cinco días naturales los plazos para emitir los informes.

Por otro lado, en determinadas condiciones y con carácter excepcional, se permite que los contratos de suministro y de servicios energéticos que se vayan a financiar con los fondos de los proyectos puedan durar hasta un máximo de diez años.

Además, en cuanto al importe de las prestaciones contratadas, no se aplicará el límite establecido a los contratos que realicen los entes instrumentales a los que se les haya realizado una encomienda con cargo a estos fondos para la prestación de servicios informáticos y tecnológicos a la Administración Pública.

En el sector energético se simplifican determinados procedimientos para instalaciones eléctricas de pequeña entidad y se establecen medidas para las instalaciones fotovoltaicas.

También, el decreto ley simplifica y agiliza el procedimiento de inclusión de inversiones en la lista de reserva del Plan de Inversiones Locales 2017-2019, y modifica también la Ley Foral de la Hacienda Pública de Navarra para permitir que parte del abono correspondiente a los encargos que la Administración Foral realice a sus entes instrumentales pueda efectuarse de forma anticipada al cumplimiento total del mismo.

Explicado todo ello, el vicepresidente Remírez ha considerado este "el momento de dejar de lado intereses partidistas y de pensar en los navarros", de adoptar "decisiones que mejoren las vidas de los navarros" con el apoyo de este "instrumento fundamental" para ejecutar la materialización de mejoras en las que "nos jugamos el futuro de Navarra en las próximas décadas".

"La buena noticia para la sociedad navarra es que este decreto va a salir adelante, que va a garantizar que la llegada de esos fondos se puedan ejecutar de manera ágil, eficaz y productiva", ha zanjado para afear la "posición obstruccionista" de Navarra Suma que "altera gravemente el futuro de esta comunidad".

En el turno a favor de la medida de un gobierno "sólido y cohesionado", Ramón Alzorriz (PSN) ha sido muy crítico con NA+, que demuestra querer "que Navarra no vaya a ninguna parte", pese a que haber tenido oportunidad como el resto de los grupos de aportar medidas, ha dicho para en ese sentido valorar la actitud positiva que en el mismo escenario de oposición ha sostenido EH Bildu.

También lo ha apoyado Geroa Bai, cuya portavoz, Uxue Barkos, se ha unido a la crítica contra NA+ porque "no es momento de trincheras partidarias", y ha valorado el "impulso" que los fondos europeos van a dar al "cambio necesario de nuestra estructura económica", para lo que "queda mucho camino por delante, pero hoy damos un paso".

Por Podemos, Mikel Buil ha valorado que se ponga el instrumento para poder trabajar con estos fondos "de forma rápida y con mucho rigor", si bien "no dejamos de ser críticos" especialmente con algunas de las circunstancias que acompañan a los fondos de la UE, como las "condiciones" que pueden conllevar.

En la misma línea, Marisa de Simon (I-E) ha dado su apoyo a lo que ha entendido como "una herramienta absolutamente administrativa y por eso el Gobierno tiene mi voto a favor", ya que hay carencias "como el control del uso de los fondos por parte de empresas adjudicatarias o cómo garantizar los retornos a la sociedad".

En el turno en contra, por NA+ María Jesús Valdemoros ha asegurado que la negociación con el Gobierno ha sido "infructuosa porque la presidenta lo ha querido", ha lamentado no haber recibido información sobre los criterios para decidir unos proyectos sobre otros, ha cuestionado que el instrumento deba ser una Ley foral y ha afeado que el Gobierno "aprovecha" este trámite para modificar otros asuntos, como la Ley de Hacienda Pública.

Por EH Bildu, la abstención ha sido justificada por Adolfo Araiz (EH Bildu) por su "lectura bastante critica con el planteamiento general" que conllevan estos fondos, de los que ha alertado que vayan a "configurar una enorme pista de aterrizaje para que las grandes multinacionales (automóvil, eléctricas) puedan desarrollar sus grandes proyectos con cargo en gran medida a las ayudas públicas", aunque ha concedido que llegarán a Navarra y que para redactar este decreto "ha habido dialogo" con el Gobierno, que ha recogido sus aportaciones.
noticias de noticiasdenavarra