Navarra insta a liberar patentes de vacunas contra el coronavirus

PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han votado a favor, mientras que Navarra Suma se ha abstenido

06.05.2021 | 13:41

El Parlamento de Navarra ha aprobado en una sesión plenaria una moción por la que insta al Gobierno de Navarra a exigir al Gobierno español que se muestre favorable a liberar de manera temporal las patentes de las vacunas contra la covid-19.

Con el voto favorable de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E y la abstención de Navarra Suma, la moción aboga por que se realice la liberación "permitiendo una colaboración que aumente y acelere la disponibilidad, accesibilidad y asequibilidad de las vacunas".

La moción ha sido presentada por EH Bildu y defendida por Bakartxo Ruiz quien ha alertado de que la pandemia "ha dejado la oportunidad de ver qué modelo de sociedad queremos construir". Ha señalado los "titulares" con Pfizer que espera "60.000 millones de euros en facturación y que solo la vacuna de la covid le reporta más de 21.000 millones".

Ha apuntado que "en este contexto extraordinario todo el mundo puede compartir que haya que tomar medidas extraordinarias" y que se realice por "sentido común con criterios sanitarios".

Por parte del PSN, Virginia Fanlo ha apuntado que "el problema no solo son las patentes sino la capacidad de producción de las vacunas" donde existe "un cuello de botella" aunque ha recordado que no sería la primera vez que se libera una patente, como así ocurrió con el ventilador artificial que ya servido para tratar a pacientes de covid-19.

Ha señalado otro escollo para la producción "y es la obtención de los componentes de la vacuna" y ha apuntado que la pandemia "no acabará hasta que haya inmunidad de rebaño en todo el mundo".

Por Geroa Bai, Ana Ansa ha apuntado que en 2015 la OMS ya alertaba de que en los países en desarrollo solo dos terceras parte de los países tienen algún acceso a medicamentos. En pleno siglo XXI "el panorama no es nada halagüeño" y ha señalado la "enorme brecha de acceso a los medicamentos en vías de desarrollo".

Ha citado que el debate "es complejo pero es urgente" y en una situación en que una de cada cuatro personas en el mundo desarrollado ya han sido vacunadas, frente a países en desarrollo donde solo se ha suministrado una dosis por cada 500 personas, "acaparar vacunas es de niño rico y niño tonto", ha resumido.

Por Podemos-Ahal Dugu, Mikel Buil ha agradecido la propuesta de EH Bildu y ha señalado que el mapa de liberación de la patente tenía "una mancha negra en Europa hasta ayer, que hoy parece que consideran sus posiciones".

Ha apuntado que "es necesario vacunar a todo el mundo para que el estado de la pandemia no nos haga avanzar otra vez a una situación de confinamiento".

Por parte de I-E Marisa de Simón ha sostenido que "se trata de un problema de salud pública" y se ha mostrado "convencida" de que ante otra situación farmacéutica "se podría haber empezado a vacunar antes".

La abstención de Navarra Suma ha sido explicada por Cristina Ibarrola, quien ha argumentado que "hay un debate previo a la liberalización de patentes y son las condiciones", que es un debate que "es necesario y acaban de abrir ahora Estados Unidos y la Unión Europea".

Ha precisado que la competencia del Parlamento de Navarra "es nula ante este tema", aunque se trata de un asunto "de obligada reflexión" por lo que ha agradecido el interés a EH Bildu por traerlo a la Cámara Foral. Ha precisado por último que "se comparte el objetivo final, que es acceder a vacunas".

¿Qué implicaría liberalizar las patentes?
La propuesta supondría suspender temporalmente, quizá hasta el fin de la pandemia, los derechos de patente de estos productos, que se contemplan en el llamado Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (TRIPS por sus siglas en inglés).

¿Qué es el TRIPS?
El TRIPS, firmado en 1994, está incluido en el acuerdo general que fundó la OMC en 1995 y su suspensión significaría en la práctica que las fórmulas de fabricación de los distintos fármacos contra el covid-19 pueden copiarse libremente, sin necesidad de compensar por ello a las productoras originales.

¿Qué vigencia tienen las patentes?
Las patentes normalmente tienen una vigencia de 20 años, aunque no es necesario que una empresa farmacéutica o de cualquier otro sector espere ese tiempo para poder negociar con otras firmas acuerdos bilaterales para que estás fabriquen versiones genéricas, algo que se hizo por ejemplo con los fármacos contra el VIH-sida.

¿Qué países apoyan esta propuesta?
Desde la presentación de la propuesta, ésta ha tenido el apoyo del bloque de países en desarrollo, que actualmente tienen menos posibilidades de acceso a las vacunas anticovid (sólo un 0.3 % de los 1.100 millones de dosis administradas en el planeta se han inoculado en países de bajos ingresos).

Frente a ella se han situado países en su mayoría desarrollados, muchos de ellos sedes de grandes farmacéuticas, como EEUU (hasta ayer), las naciones de la UE (este miércoles más abiertas al debate), Suiza, Japón o Australia, entre otras.

Brasil era uno de los pocos países en desarrollo que se había alineado con este segundo bloque, aunque en los últimos meses ha relajado su postura a favor de una liberalización de la producción de vacunas, en coincidencia con el recrudecimiento de la crisis sanitaria en el país.

¿Qué otro tipo de fórmulas existen?

La directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, ha intentado desbloquear meses de impasse con varias reuniones y cumbres en las que ha invitado también al sector farmacéutico, y se ha declarado partidaria de discutir no sólo el TRIPS sino también otras fórmulas que aceleren la producción.
 
Entre ellas se situaría la reducción de las trabas a la exportación de ingredientes para las vacunas, pues muchas de ellas necesitan cientos para la fabricación de dosis y han tenido en algunas ocasiones que suspender la producción global por falta de alguno de ellos.
 
La propuesta de la India y Sudáfrica continúa debatiéndose esta semana en la OMC, que celebra su Consejo General, y ambas delegaciones indicaron horas antes del anuncio de Biden que modificarían el texto de su iniciativa, seguramente con el fin de incluir limitaciones temporales más estrictas de la suspensión.
 
La organización con sede en Ginebra suele evitar someter sus decisiones a votación, y prefiere que éstas se adopten por consenso general de sus 164 miembros, lo que en la práctica supone prolongados debates y retrasos en la toma de esas decisiones.
 
Aunque en principio no se esperaba que la OMC finalizara el debate y adoptara alguna conclusión al respecto esta semana, el cambio de posicionamiento de la EEUU podría modificar los planes, especialmente si otras economías desarrolladas se unen a Washington.
 
Clave en este cambio podría ser el hecho de que en muchos de los países opuestos durante meses se ha avanzado de forma rápida en la vacunación en las últimas semanas: en muchos se ha inmunizado ya a gran parte de los grupos de riesgo y se cuenta con que toda la población adulta pueda estar vacunada este verano.
 
noticias de noticiasdenavarra