“Siempre estaba dispuesto a ayudar”. Fallece un vecino de zugarramurdi tras precipitarse desde una palomera

Francisco Javier Arburua Apeztegia, de 48 años, cayó desde unos 20 metros de altura
Se encontraba arreglando la palomera cuando la plancha de hierro cedió y se precipitó al vacío

07.02.2020 | 07:58
Palomera desde la que se precipitó el vecino de Zugarramurdi mientras trataba de adecentar el puesto de caza.

zugarramurdi - Francisco Javier Arburua Apeztegia, vecino de Zugarramurdi de 48 años, falleció ayer tras precipitarse de una palomera desde unos 20 metros de altura. El fatal accidente tuvo lugar en el término de Zugarramurdi, después de que Arburua, que era cazador, cayera desde la palomera que estaba arreglando junto a otros vecinos, entre ellos, su hijo menor, de 15 años, cerca de Bonifazion borda. Fue su hijo quien salió a pedir ayuda, buscando un teléfono para llamar a los servicios de urgencia, pues había mala cobertura en el lugar.

Actualmente hay tres palomeras cerca, también de gran altura. Administrativamente son tierras de Baztan, aunque están muy cerca de Zugarramurdi, en una zona en la que los cazadores son los que habitualmente se hacen cargo de estas instalaciones y de su mantenimiento, normalmente en auzolan. Francisco era aficionado a la caza y, aunque hace años dejó de practicarla, había vuelto a sacarse la licencia. Su hijo compartía la misma afición.

Los dos, junto a otros cazadores, estaban acondicionando los puestos de caza, y precisamente ayer por la mañana, antes del suceso, vecinos del pueblo comentaban que ya faltaba poco para acondicionarlos para la temporada de caza, que los trabajos estaban a punto de terminar.

Francisco estaba en el interior del puesto de caza cuando la plancha de hierro cedió y se precipitó al vacío desde una altura de entre 15 y 20 metros. Bomberos de Oronoz, sanitarios de la zona, un equipo medicalizado y patrullas de seguridad ciudadana de la comisaría de Elizondo, Brigada Judicial Norte y Científica de la comisaría de Pamplona se desplazaron al lugar del accidente, donde lo asistieron, aunque falleció en el lugar.

"un día negro" Ayer fue un "día negro" para el municipio de Xareta, tal y como comentaba a éste periódico el alcalde Zugarramurdi, Evaristo Mentaberri. El concejal Laxaro D'Ainciart tampoco quería creerse lo acontecido. El silencio y el llanto se apoderaron del pueblo ante esta gran desgracia, que se llevó a "un hombre ejemplar", lamentó Mentaberri. Fue concejal en el ayuntamiento, comentaron, también participaba activamente en la preparación del zikiro-jate, en las fiestas y en las refiestas. La fatalidad se ha llevado a un hombre comprometido.