El tío del acusado de Pioz creía que su mujer y su sobrino eran amantes

Marcos Campos solicitó un cambio en el trabajo para pillar a Patrick Nogueira con su esposa, según un testigo

07.02.2020 | 15:15

guadalajara - Compañeros de trabajo del tío de Patrick Nogueira, acusado del cuádruple crimen de Pioz, aseguraron ayer, en el segundo día del juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Guadalajara -donde está siendo juzgado Nogueira, el asesino confeso de sus tíos y sus primos de 1 y 4 años en agosto de 2016 en una vivienda de la localidad guadalajareña de Pioz-, que la víctima Marcos Campos les manifestó que desconfiaba de su sobrino y sospechaba que era amante de su mujer. Por el crimen, tanto el Ministerio Fiscal como acusaciones particulares solicitan para el acusado prisión permanente revisable, mientras que la defensa pide 7 años y 6 meses por cada asesinatos de los dos niños y 5 años por los homicidios de sus tíos.

Un testigo, Antonio Miguel O.M, expuso que Campos estuvo trabajando con él unos meses en 2015 y en uno de los días le notó inquieto y preocupado, por lo que se interesó. "Me comentó que desconfiaba de su sobrino con su mujer y me pidió cambiar un día para pillarlos porque se había encontrado un mensaje en el móvil de su mujer diciendo que Patrick tenía un cuerpo bastante agradable", recordó. Otra de las personas que trabajó con él en un restaurante también reconoció que la víctima le había confesado que desconfiaba de su sobrino por una posible relación con su mujer. Por otra parte, dijo que Campos no tenía dinero, "vivía de prestado", ya que le pidió dinero tanto a él como a más gente.

imágenes de los cuerpos Durante la segunda sesión del juicio, Víctor L., un amigo de este y de Marvin, el receptor de las imágenes, expuso que accidentalmente visionó fotografías de los cadáveres descuartizados, una de ellas en la que se podía ver al acusado en modo selfie. Este afirmó que el teléfono de Marvin llegó a sus manos porque se lo había prestado mientras arreglaba el suyo propio. Al principio, cuando vio las fotografías, no les dio importancia, ya que "creía que eran imágenes de Internet". Poco después, cuando instaló WhatsApp en el teléfono, se descargaron las imágenes y mensajes antiguos de Marvin, momento en que se dio cuenta de la posible vinculación con el asesinato de la familia. Ante esto, el testigo se asustó y solo se lo contó a una amiga, quien acudió a la Policía. - Efe/E.P.

Lo último Lo más leído