Los navarros son los que más gastan en comer y beber fuera de casa

Un estudio de la Federación de Hostelería establece el gasto medio en 1.449 euros al año
El gasto se incrementa casi un 10% con respecto al 2007, antes de la crisis

08.02.2020 | 14:59
Decenas de clientes abarrotan un bar del Casco Viejo de Pamplona.

El gasto se incrementa casi un 10% con respecto al 2007, antes de que se iniciara la crisis económica.

Pamplona - Los navarros y navarras son quienes más gastan en comer y beber fuera de casa, según un informe divulgado por la Federación de Hostelería, con una media de 1.449 euros al año. Una cifra notablemente superior a la registrada en el conjunto del Estado, que se sitúa en los 1.080 euros anuales.

Según muestra este estudio, referente al 2017, los navarros gastaron en restauración casi el doble del presupuesto de los habitantes de Canarias, que se sitúan a la cola con 705 euros al año, y del de los extremeños, que invirtieron 773 euros en este tipo de ocio. Muy cerca de los navarros se sitúan los ciudadanos de la CAV, con una media de 1.440 euros, siguiéndoles en tercer lugar los 1.137 euros de los riojanos.

Los datos del informe de la patronal hostelera de 2017 indican que el consumo medio en el conjunto del Estado fue de 1.080 euros por persona. Esta cifra es un 4,2% inferior a la de hace una década, antes del inicio de la crisis, que tuvo un importante efecto en el consumo en restauración. En este sentido los datos son muy positivos en el caso de Navarra, pues el gasto se incrementó casi un 10% con respecto al 2007. Es el mejor resultado solo por detrás de La Rioja, que aumentó su gasto en un 17,8%. La otra cara de la moneda se encuentra en las islas, pues en Baleares el consumo en la última década descendió un 22,2% y en Canarias un 18,3%.

Sí subió un 7,4% de media estatal el gasto por persona respecto a 2016, aunque este incremento no es homogéneo en las diferentes comunidades autónomas. En el caso de Navarra, el incremento es aún mayor, con una subida del 11,8% respecto a los resultados obtenidos hace un año. Son los andaluces los que más se animaron el pasado año a gastar en restauración con 1.031 euros, un 15,02% más que un año antes, seguidos de los murcianos, que incrementaron un 14% el presupuesto para bares y restaurantes, hasta los 1.053 euros. Por otra parte, los manchegos, con una media de 827 euros en gasto, están entre los presupuestos más comedidos y además registraron un bajada del 3,8%.

Número de establecimientos El informe de hostelería también hace una radiografía de la cantidad de establecimientos que vertebran el sector hostelero español, registrándose un total de 277.539. Esto supone un ligero aumento del 1,1% con respecto a hace un año, pero más de la mitad se concentran en Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid. Los bares siguen siendo los más numerosos, contabilizándose un total de 184.430 establecimientos, pero son un 0,4% menos que hace un año. A pesar de que descendieron en número, su producción aumentó en 2017 un 0,9% hasta alcanzar los 39.094 millones de euros.

La oferta de restaurantes y puestos de comida creció en todo el país una media del 3,8%. En concreto, a final de 2017 España tenía 76.492 locales de este tipo. Este crecimiento es más intenso que en años anteriores, por lo que aumenta el peso de estos locales en el conjunto de la restauración hasta representar cerca de un 25% del total. Este subsector supone el mayor porcentaje de la producción, sumando algo más de 49.000 millones de euros, con un crecimiento respecto al año anterior de un 4,9%. El País Vasco es la única comunidad en la que cayó el número de estos locales (368 menos).

En cuanto a empresas de comidas preparadas, en el Estado hay un total de 16.617, un 5,6% más que un año antes. Se produjo crecimiento en todas las comunidades autónomas a excepción de Navarra, que restó una empresa de este tipo y se quedó con 112, y La Rioja, que pasó de 68 a 62. La producción aumentó un 6,2%, con un total de 10.744 millones de euros.

Empleo La hostelería es un sector intensivo en factor trabajo, aunque en 2017 se frenó algo su crecimiento debido a la buena evolución de los años anteriores. En ese año la hostelería generó en todo el país una media anual de 33.000 empleos más que en 2016, cerca del 7% de los 483.000 creados en el conjunto de la economía española. La hostelería mantuvo en 2017 una media de 1,6 millones de empleos dentro de los 18,8 millones de toda la economía. En los meses del verano, cuando se alcanzan los mayores picos de empleo, se volvieron a superar los 1,7 millones de trabajadores ocupados. Esto supone que se mantiene el peso del empleo de la hostelería dentro de la estructura económica estatal en el 8,7% que se alcanzó en 2016.

El mayor porcentaje del empleo corresponde al subsector de restauración, donde se concentra el 75,4% de los trabajadores. El 24,6% restante corresponde al alojamiento. Al contrario que en los años anteriores, el crecimiento fue más acusado en el subsector de restauración, con un avance del 2,2% respecto al año anterior y un total de 1.234.575 trabajadores, 26.000 más que un año atrás. En el alojamiento el crecimiento fue de un 1,6% hasta 402.525 trabajadores, con un incremento de algo más de 6.500 personas respecto a 2016.

Del total del empleo, en el estudio se recoge que un 25,9% es trabajo a tiempo parcial, el mismo porcentaje que el año anterior, aunque desde 2013 se ha venido reduciendo a favor del tiempo completo. Ambos crecieron prácticamente en el mismo porcentaje respecto al año anterior, un 2% el parcial hasta 423.600 trabajadores, y un 2,1% el completo, con un total de 1.213.525 personas.

Dentro del sector hostelero el porcentaje de autónomos supone un 19,2% del conjunto de la hostelería, porcentaje que se eleva en el subsector de restauración hasta un 24% frente al 6% que representa en el alojamiento.

Incremento en un año

11,8%

El gasto medio de la población navarra en comer y beber fuera de casa en el 2017 fue de 1.449 euros, un 11,8% más que el registrado tan solo un año antes. Se constata también una recuperación tras la crisis, pues el gasto es casi un 10% mayor que en 2007.