3.800 toneladas de sal en las carreteras este fin de semana

08.02.2020 | 17:55
Un quitanieves en una carretera de Navarra.

Pamplona. Las nevadas del pasado fin de semana han activado todos los medios del dispositivo del Plan de Vialidad Invernal desde el viernes a las 18 horas hasta el lunes a las 6 horas, período en el que se han superado las 4.000 horas de trabajo en mantener carreteras y se han vertido 3.800 toneladas de sal.

Así lo ha contabilizado el Gobierno de Navarra en una nota, en la que también analiza la situación actual y recuerda que las carreteras NA-137, por el Puerto de Belagua, y la NA-200 Isaba-Zuriza desde el kilómetro 6, estarán cerradas mientras permanezca la previsión meteorológica que anuncia un riesgo de aludes para los valles del nordeste de Navarra.

El nivel de riesgo se cifra en 3/5 para cotas inferiores a 1.800 metros y 4/5 para las superiores, al menos hasta este miércoles.

En cuanto a los datos del pasado fin de semana, entre la tarde del sábado y la mañana del domingo se concentraron hasta 121 máquinas quitanieves simultáneamente en las horas más críticas.

De ellas, 87 eran gestionadas directamente por la Dirección General de Obras Públicas, a las que hay que sumar las de las empresas concesionarias de Autopista de Navarra (14 máquinas), Autovía del Camino (10) y Autovía del Pirineo (10).

Entre personal técnico, conductor y operario han prestado servicio 377 personas dependientes de la Dirección General de Obras Públicas y de las empresas concesionarias en las tres vías mencionadas.

En las 60 horas del operativo del pasado fin de semana se han invertido 4.632 horas de trabajo de quitanieves y se han vertido en las carreteras 3.800 toneladas de sal, con un coste de la movilización estimado en 670.000 euros.

Estos medios han permitido tener transitable la red principal de carreteras, con excepción de "algún corte técnico de escasa duración" para retirar nieve, a pesar de registrarse acumulaciones en cotas bajas.

Según un informe de la Dirección General de Obras Públicas, el mayor número de incidencias relacionadas con la acumulación de nieve en la calzada que ha provocado cortes de tráfico, se ha producido en cotas elevadas, en particular en los puertos de la zona pirenaica.

En concreto, las vías de la red secundaria afectadas han sido la NA-140 Abaurreas, Laza, NA-137 Belagua, N-135 Mezquiriz, Ibañeta, NA-176 Garde Ansó, NA-2000 Isaba â Zuriza.

También se han producido cortes en los puertos de Urbasa NA-718, Lizarraga NA-120, la zona de Meano (NA-743, NA-7200, NA-7211, NA-7242), San Miguel de Aralar NA-7510 y los puertos de Egozcue NA-2520, Urkiaga NA-138 y Artesiaga NA-1710.

De todas ellas, la más afectada es la NA-137 Burgui-Isaba, que comprende el puerto de Belagua, donde los principales problemas, como sucede habitualmente, se han concentrado en los 4 kilómetros desde el kilómetros 51 (refugio de montaña) hasta el 55 (estación de esquí de fondo de El Ferial).

El dispositivo concentra cuatro medios de limpieza de nieve entre el kilómetro 45 (Mata de Haya) hasta la frontera con Francia, en el kilómetro 59,5. En estos 15 kilómetros se pasa de una cota de 998 a 1.769 metros.

Las mismas fuentes añaden que entre el 22 de enero y el 1 de febrero se han recogido varias nevadas con acumulaciones de entre 1,8 y 2 metros. Hasta este momento, han continuado las precipitaciones que han impedido la apertura al tráfico por acumulación de nieve, ventisca y riesgo de aludes. En algunos puntos, la ventisca ha concentrado hasta 6 metros de nieve.

A pesar de los quitanieves y de la colocación de estructuras antialudes y barreras antiventisca, cuando las circunstancias climatológicas desfavorables aconsejan activar el nivel 3/5 para riesgo de aludes, se corta el tráfico por motivos de seguridad vial. Los equipos quitanieves siguen trabajando mientras el nivel de riesgo no alcance 4/5.