Paralizan el desmontaje de la noria por anomalías laborales

Un particular denunció que los operarios no cumplían las medidas de seguridad
La empresa deberá aportar la documentación exigida para continuar retirando la estructura

08.02.2020 | 19:08
La noria de Alderdi Eder, con la mitad de su estructura ya desmontada, ayer.

donostia - Las obras de desmontaje de la noria de 50 metros instalada en Alderdi Eder fueron paralizadas ayer por cuestiones laborales. Según distintas fuentes, se trataría, por un lado, de posibles deficiencias en el ámbito de la seguridad laboral de los operarios que trabajan en el desmantelamiento de la estrcuctura y, por otro, de la falta de parte de la documentación exigida a la empresa francesa responsable de la instalación.

Según fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, un particular alertó a la Ertzain- tza ayer por la mañana de que los trabajadores que manipulaban la estructura no cumplían las medidas de seguridad exigidas, en referencia a elementos como el casco o el arnés. Personados en el lugar, agentes de la Ertzaintza procedieron a precintar la zona que rodea la noria por seguridad y solicitaron la presencia de técnicos de Osalan, competentes en la materia, y de la Guardia Municipal. Como parte del proceso, técnicos de la Inspección de Trabajo solicitaron a los responsables de la empresa su documentación, pero los responsables de la atracción no pudieron facilitarla (al parecer deben enviársela desde Francia), por lo que los trabajos de desmontaje se paralizaron y la zona se mantuvo precintada a lo largo de la tarde de ayer.

Fuentes de Fomento de San Sebastián, ente dependiente del Ayuntamiento de Donostia que contrató la noria como parte de las atracciones navideñas, confirmaron ayer la paralización del desmontaje y que la empresa trabajaba en reunir la documentación exigida para poder presentarla a las autoridades laborales. Además, apuntaron que los responsables de la noria tendrán un encuentro hoy mismo con representantes de Osalan para intentar poder retomar los trabajos de desmontaje cuanto antes. Añadieron que la relación contractual del Ayuntamiento (de Fomento de San Sebastián, en este caso) con la empresa finalizó el domingo, último día de funcionamiento acordado entre ambos.

Así, de momento la grúa y los operarios seguirán parados hasta que la empresa complete la documentación exigida según la normativa y solo entonces se autorizará la reanudación de los trabajos, siempre cumpliendo con las condiciones de seguridad exigidas para todos los operarios.

90.000 personas La noria empezó a desmontarse el lunes y a lo largo de la mañana de ayer se retiraron dos tercios de la estructura circular antes de que se ordenara la detención, por lo que en estos momentos permanece en pie algo menos de la mitad de la circunferencia total de la atracción. Estaba previsto que los trabajos de desmantelamiento duraran entre tres y cuatro días, pero ahora se prolongarán algo más.

La atracción se instaló en Donostia el 1 de diciembre y en los dos meses largos que ha permanecido frente a La Concha algo más de 90.000 personas se han subido a ella. Visto su éxito, Fomento de San Sebastián ya ha anunciado que volverá a haber noria las próximas Navidades y que, incluso, trabajan en traer una instalación de mayores dimensiones, de hasta 70 metros de altura.