‘Emergencia radiactiva’ en la comisaría

LAS INSTALACIONES DE BELOSO DE LA Policía Nacional acogen un simulacro de un accidente radiológico urbano

08.02.2020 | 19:40
Comprobación del nivel de radiactividad.

enfundados en sus monos blancos, los agentes retiran el objeto radiactivo tras depositarlo dentro de un contenedor de plomo. Los medidores indican que el riesgo ha cesado y proceden a descontaminarse, mientras un dron graba desde el aire toda la secuencia, ofreciendo visión directa al puesto de mando avanzado. Agentes de Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de Navarra efectuaron ayer un simulacro de accidente radiológico en núcleo urbano como práctica preventiva incluida en el Plan Nacional de Emergencias.

La práctica, realizada en el acuartelamiento de la Policía Nacional de Beloso Alto en Pamplona y contemplada en la formación en base de las unidades participantes, consistió en la simulación de una situación originada al realizar un servicio de carácter preventivo por parte de la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional destinada en Pamplona, concretamente al encontrarse realizando una inspección de una sede policial. Cuando los efectivos de dicha unidad se encontraban en su interior se produjo un desprendimiento del sobretecho en una estancia sobre el equipo interviniente, como consecuencia de la cual encontraron entre los escombros unos componentes con el anagrama de radiactividad.

Ante estos hechos fueron activados los protocolos establecidos entre los distintos servicios de emergencia encargados de resolver la incidencia. El CIMACC (Sala de Coordinación Policial) solicitó la intervención del Grupo TEDAX-NRBQ, que desplazó al lugar y se hizo cargo de la operación, desarrollando el protocolo legalmente establecido para estas situaciones, incluido el rescate de las víctimas del accidente y la recuperación del elemento radiactivo, que tras ser recuperado con una pértiga para mantenerse a una mínima distancia de seguridad fue introducido en un recipiente de plomo. Posteriormente los agentes fueron descontaminados por sus compañeros, primero con dispositivos portátiles de agua y después en una estación de descontaminación, donde fueron frotados con cepillos para retirar las posibles partículas radiactivas.

El ejercicio fue cumplimentado en su totalidad "sin incidencia alguna", indicó el responsable del dispositivo", que destacó que "las incidencias de tipo NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biológico o Químico) engloban una serie de circunstancias anexas a la propia intervención que las hacen, aun si cabe, más complejas que el resto de intervenciones asignadas al Grupo TEDAX-NRBQ y a la Unidad de Subsuelo". - J.M.S.