Prohibidas las quemas prescritas de pastos por el elevado riesgo de incendios

08.02.2020 | 20:45

PAMPLONA.  Protección Civil ha prohibido todo tipo de quemas prescritas de pastos u otras en terreno forestal este sábado en las zonas cantábrica, pirenaica y Ribera, por el elevado riesgo de incendio previsto por las condiciones meteorológicas, especialmente por fuertes rachas de viento.

La prohibición se levantará el domingo en Pirineo y Ribera, pero se mantendrá en la zona cantábrica hasta el lunes, según informa el Ejecutivo Foral.

El departamento de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia recomienda a la ciudadanía prudencia y responsabilidad para evitar prácticas que puedan conllevar riesgo de incendio, y recuerda que se mantiene la prohibición de hacer uso de fuego hasta el próximo lunes.

La asistencia a los ganaderos en la quema de sus pastizales para que se realicen de manera planificada, controlada y eficaz es una de las acciones enmarcadas en la campaña de prevención y extinción de incendios forestales en Navarra durante el invierno para el presente año, según señala.

Esas quemas, que deben ser autorizadas previamente por el departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local se planifican y distribuyen en función del nivel de riesgo.

Asimismo, en aquellas que pueden conllevar más peligro (por viento o elevadas temperaturas) o son de mayor extensión, interviene un equipo multidisciplinar integrado por el servicio de Bomberos, con bomberos, conductores y peones, personal del Guarderío de Medio Ambiente, equipos de prevención integral de incendios forestales (EPRIF) del Ministerio de agricultura, pesca y alimentación, y voluntarios.

El pasado sábado se produjeron varios incendios pese a la prohibición establecida por Protección Civil. El más importante afectó a 41 hectáreas de terreno, 27 de ellas con arbolado, entre las localidades de Berroeta y Almandoz, y otro a 13 hectáreas, en este caso en un terreno de matorral y monte bajo, con olivos sueltos, en Bargota.

Los bomberos, sobre todo los del parque de Oronoz, tuvieron que intervenir en numerosas ocasiones para atajar fuegos, en general de poca importancia, en Donamaria, Arraoiz, monte Abartan (Baztan), ladera sur del monte Ekaitza (Zubieta), Irurita y alto de Izpegui (Erratzu).