El descuartizador de Marga, culpable de asesinato con alevosía

José Manuel se enfrenta a un mínimo de quince años de cárcel tras el veredicto del jurado popular

08.02.2020 | 21:26
Varios cámaras de televisión toman imágenes en una de las salas de la Audiencia Provincial de Álava donde se celebraba el juicio contra el acusado de asesinar y descuartizar a una mujer en Vitoria en 2016. EFE/ Jon Rodriguez Bilbao

José Manuel se enfrenta a un mínimo de quince años de cárcel tras el veredicto del jurado popular en Gasteiz

vitoria - El jurado popular considera a José Manuel, el hombre acusado de asesinar y descuartizar en Nueva Dentro a su amiga Marga en junio de 2016, culpable de asesinato con alevosía. Tras no haber alcanzado un acuerdo el pasado viernes, el jurado deliberó ayer desde la mañana hasta poco antes de las 19.30 horas, cuando el juicio continuó para la lectura del veredicto. Los nueve miembros del jurado popular consideran probado por unanimidad que el acusado asesinó a su amiga de manera sorpresiva sin posibilidad de defenderse, si bien le conceden el atenuante de la confesión al haber reconocido el crimen a los agentes que lo detuvieron y durante el propio juicio. Lo que el jurado ha rechazado es el atenuante de enajenación mental.

Ahora será el juez Jaime Tapia el que determine en los próximos días los años que el acusado deberá permanecer en prisión. Tras la lectura del veredicto por el jurado, la Fiscalía reclama para José Manuel 17 años y 6 meses de cárcel por un delito de asesinato con alevosía, aunque no con ensañamiento. También solicita que éste indemnice con 100.000 euros a cada uno de los dos hijos de Marga. La defensa, por su parte, entiende que la pena debe ser de 15 años de cárcel, y cifra en los términos que la Fiscalía la indemnización que debe abonar el asesino confeso. Leído el veredicto y tras tomar la palabra defensa y Fiscalía, el magistrado preguntó al acusado si entendía la resolución que acababan de leer, a lo que José Manuel apenas respondió asintiendo con la cabeza. La sentencia, en cualquier caso, será recurrible.

Durante el juicio la Fiscalía ha defendido que hubo alevosía en el crimen porque la víctima no pudo defenderse, mientras la defensa establecía que los informes forenses hablaban de pelea entre ambos y señalaban que sí hubo acción defensiva. La acusación indicaba que la mujer recibió 35 mazazos en la cabeza y aseguraba que José Manuel quiso causar daño, además de la muerte, al tiempo que la defensa apuntaba a un informe forense que negaba el ensañamiento.

José Manuel asesinó a su amiga el 15 de junio de 2016, cuando él tenía 43 años y ella 60, en su casa de la calle Nueva Dentro. Según ha asegurado estos días en la celebración del juicio, discutió con su amiga y la golpeó con una maza a raíz de una discusión por un microondas y porque ella le amenazó con que no iba a volver a ver a su perro y a su novia. El acusado recordó que ese día había bebido unas diez cervezas de alta graduación, había fumado una quincena de porros y había tomado el trankimazin.

apuntes

Veredicto. El jurado popular considera que José Manuel es culpable de asesinato con alevosía, si bien le conceden el atenuante de la confesión al haber reconocido el crimen a los agentes que lo detuvieron y durante el propio juicio. El jurado ha rechazado el atenuante de enajenación mental.

Cárcel. La Fiscalía reclama para José Manuel 17 años y 6 meses de cárcel por un delito de asesinato con alevosía, aunque no con ensañamiento. También solicita que éste indemnice con 100.000 euros a cada uno de los dos hijos de Marga. La defensa entiende que la pena debe ser de 15 años de cárcel, y cifra en los términos que la Fiscalía la indemnización que debe abonar el asesino confeso.

Hechos. José Manuel asesinó a Marga en su piso de la calle Nueva Dentro en junio de 2016. Después, con la intención de hacer desaparecer el cadáver se sirvió de diversas herramientas. Preparó ocho trozos, los introdujo en bolsas, en una maleta y en una mochila y, poco a poco, los fue trasladando a pie hasta el río Zadorra, donde los arrojó. También se deshizo de los objetos personales de la víctima. Está diagnosticado de trastorno de personalidad y de trastorno por dependencia al alcohol y al cannabis.

la cifra

15

La Fiscalía reclama 17 años y seis meses de cárcel, mientras la defensa solicita 15 años.