El Servicio de Medicina Nuclear del CHN estrena equipo oncológico

2.500 pacientes al año, tanto adultos como niños, harán uso de la nueva gammacámara

09.02.2020 | 01:09
El equipo del Servicio de Medicina Nuclear del CHN, junto a la nueva gammacámara que atenderá a 2.500 pacientes al año.

PAMPLONA - El Servicio de Medicina Nuclear del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha puesto en marcha una nueva gammacámara para las exploraciones oncológicas, óseas, cardiológicas y cerebrales, entre otras, tanto en pacientes adultos como en niños. Se trata de un equipo que permite localizar anatómicamente, y de forma precisa, tumores, lesiones, o infecciones, y que se espera estudie aproximadamente 2.500 pacientes al año, según informa el Gobierno foral en una nota.

La nueva maquinaria ha supuesto una inversión de 725.000 € y, según el Ejecutivo, es un dispositivo híbrido de última generación que permite combinar pruebas metabólicas y anatómicas en la misma sesión de estudio, para el seguimiento de las enfermedades y de la respuesta a los tratamientos, de forma sencilla, rápida, indolora y reproducible. Realiza, de manera simultánea, una tomogammagrafía (SPECT) y una tomografía axial computarizada radiológica (TC), con representación de cortes en todos los planos del espacio.

Este nuevo dispositivo, según explican, permitirá ver con mayor nitidez lesiones cada vez más pequeñas gracias a las mejoras que incluye tanto en la sensibilidad de la detección como en la resolución de la imagen. Otra prestación destacada es la reducción de los tiempos de las exploraciones debido a la mayor rapidez de adquisición que presenta, un aspecto fundamental cuando se realizan estudios en los pacientes con dolor, y en niños pequeños.

estudios de corazón Para los estudios concretos de corazón presenta tecnología especial que permite reducir los tiempos de adquisición en un 50%, concretamente en los estudios en situación de post-esfuerzo cardiológico, según la nota.

Las gammacámaras son los dispositivos que emplea la especialidad de Medicina Nuclear para realizar estudios morfofuncionales y que permiten obtener las llamadas gammagrafías. Son capaces de detectar desde el exterior la radiación que emiten los pacientes a los que previamente, y por vía intravenosa, se les ha administrado una sustancia radiactiva emisora de radiación gamma (radiofármaco), y la transforman posteriormente en una imagen en tres dimensiones que detalla la actividad del órgano que está siendo objeto de análisis. Las exploraciones gammagráficas que se realizan con mayor frecuencia son de corazón, hueso, tumores y cerebro, según el Gobierno.

La nueva gammacámara, que ya está en funcionamiento, ha sustituido a otra gammacámara no híbrida, de menores prestaciones, y que no disponía de TC. Debido a sus mayores dimensiones, se ha tenido que reforzar el suelo de la sala en la que se ha instalado, así como plomar las paredes, suelo y techo para evitar la radiación producida durante la adquisición del TC. El Servicio de Medicina Nuclear del CHN ya dispone de otra gammacámara de estas características, aunque con un TC más sencillo.

Durante 2018 el Servicio de Medicina Nuclear atendió en total a cerca de 8.500 pacientes entre gammagrafias, tratamientos metabólicos y densitometrías. De estos pacientes aproximadamente 5.000 fueron estudiados mediante gammagrafías. Ahora, está previsto que se incremente en más de 1.000 el número de pacientes que se vean favorecidos con la tecnología SPECT-TC. - D.N./Efe