ÚLTIMA HORA
Navarra supera a Madrid y se sitúa como primera comunidad del Estado en incidencia de covid

División ante la solicitud de convocar un MIR extraordinario

Carcedo considera que
“no es viable” ya que “se ha exprimido al máximo” la capacidad de formación

09.02.2020 | 01:22

madrid/pamplona - La convocatoria extraordinaria de un examen MIR para paliar el déficit de médicos de familia divide al Ministerio de Sanidad y a las comunidades autónomas, aunque existe consenso sobre la necesidad de avanzar para mejorar la atención primaria abordando las prioridades a corto y medio plazo. La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, mantuvo ayer una reunión con los consejeros autonómicos para trasladarles el primer borrador del documento de consenso de la Atención Primaria, que se deberá aprobar definitivamente en un futuro Consejo Interterritorial. El documento entregado a los consejeros no contempla la convocatoria de un MIR extraordinario como habían planteado algunas comunidades, principalmente las gobernadas por el PP. Antes de la reunión, la ministra Carcedo pidió a los consejeros seriedad y "no jugar con falsas expectativas", porque no es viable ya que "se ha exprimido al máximo" la capacidad de formación, que está en manos de las comunidades.

En respuesta, el consejero de Sanidad de Galicia, Jesús Vázquez, dijo que algunas comunidades llevan tiempo pidiendo "más acreditaciones" de unidades para formar a más médicos sin respuesta. Por ello, reclamó al Ministerio que utilice sus competencias para mejorar la posibilidad de que las comunidades formen a más especialistas, lo que "nos daría margen para una convocatoria MIR extraordinaria", como ya se ha hecho en otras ocasiones. También lo reclaman Castilla y León y Madrid. El consejero de Sanidad de esta última comunidad pidió, además, mejorar el modelo organizativo de la Atención Primaria y abordar las retribuciones de los médicos. El consejero de Extremadura, José Mª Vergeles, cree que no hay soluciones "mágicas" para abordar los problemas de recursos humanos en las comunidades pero ha dicho ser consciente de que hay que arbitrar medidas entre todos, para que "no nos hagamos trampas al solitario, ni guerras entre consejeros para atraer profesionales a nuestras comunidades en detrimento de otras".

El consejero de Salud de Navarra, por su parte, valoró la propuesta del Ministerio de introducir contratos de dos años para los residentes que finalicen el MIR, aunque evitando que accedieran a la lista especialistas, para evitar situaciones de "injusticia". - Efe