72 años por un tobillo roto, la pena de cárcel que solivianta al pueblo

Las madres y padres denuncian vulneración de derechos humanos fundamentales en el caso

09.02.2020 | 02:08
Los retratos de los siete jóvenes en prisión, tres desde noviembre de 2016 y los otros cuatro desde junio del pasado año, entre las letras de “Justizia”.

altsasu - "Estamos asistiendo a la vulneración de derechos humanos fundamentales. El derecho a la presunción de inocencia, a un juicio justo e imparcial, con las garantías necesarias para la defensa. El derecho a la libertad y a la proporcionalidad de las penas", destacaron Edurne Goikoetxea y Gotzon Urrizola, madre y padre de Altsasu Gurasoak, que vivieron un día que no olvidarán, una inyección de ánimo en una dura batalla que por ahora no tiene visos de terminar. Por ello, volvieron a agradecer esta nueva muestra de apoyo. Y una vez más, volvieron a reclamar justicia.

"Cuando hace dos años y medio detuvieron a nuestros hijos y los encarcelaron no llegamos a imaginar que la sinrazón y la crueldad de unas instituciones que se llaman justicia llegarían a generar tanto dolor y tanto sufrimiento", observaron. "A pesar de todo ello, estamos dando un ejemplo de solidaridad y humanidad. Nunca podremos agradeceros todo el cariño, la ayuda y el calor que nos estáis dando" señalaron antes de decir muchas gracias en diferentes lenguas.

"No ha habido neutralidad ni rigor en la instrucción de caso. Siete de los jueces que han participado en el caso han sido condecorados por la Guardia Civil", constataron estos padres. Así, se preguntaron dónde habían quedado la balanza y la venda. "No es justicia porque se sirvieron de la artimaña del delito de terrorismo para hurtar el caso a la Audiencia Provincial de Navarra" y también porque "se ha manoseado y retorcido el Derecho para elevar penas al máximo utilizando agravantes que no corresponden". Es más, aseguraron que la pena impuesta "no resiste un análisis comparativo con casos similares o más graves". En este sentido, recordaron que a lo largo de 2016 se contabilizaron 9.571 casos de atentados a la autoridad y solo el de Altsasu fue a la Audiencia Nacional.

"No es justicia que se impongan 72 años por un tobillo roto. Se está extralimitando con la prisión provisional, con tres de nuestros hijos en la cárcel desde hace más de dos años y medio y los otros cuatro desde el pasado junio", subrayaron Urrizola y Goikoetxea, encargados de leer el comunicado de Altsasu Gurasoak en euskera y castellano.

Por otro lado, estos padres recordaron que han recogido decenas de miles de firmas y que han conseguido que personas de diferentes sensibilidades políticas caminasen juntas en la mayor manifestación celebrada en Navarra, el 16 de junio del pasado años después de conocerse la sentencia de la Audiencia Nacional. También que han llevado su realidad a todos los rincones de la península, a las instituciones europeas y a la Organización de Naciones Unidas. "Las instituciones navarras, el Parlamento, el Gobierno de navarra y la Audiencia Provincial se han posicionado en contra de este despropósito", observaron. "A pesar de todo ello, siguen ciegos ante la realidad, siguen sordos ante el clamor de esta sociedad que no tolera estas vulneraciones de derechos básicos, siguen sedientos de venganza, represalias y castigos. Son la Santa Inquisición con capirotes de charol", afirmaron.

"Nosotras y nosotros seguiremos denunciando estas vulneraciones para que se haga justicia y para que ninguna hija o hijo de esta tierra vuelva a padecer esto. Caminemos juntos por un futuro, por una sociedad mejor sin injusticias", desearon desde Altsasu Gurasoak.