Un gran clamor de justicia y proporcionalidad inunda las calles de Altsasu

Unas 60.000 personas según los organizadores reclaman la libertad de los siete jóvenes en prisión
Masivo rechazo a las penas de entre 2 y 13 años confirmadas por la Audiencia Nacional

09.02.2020 | 02:08
Representantes de las principales instituciones navarras y del Ayuntamiento de Alsasua han demandado "justicia y proporcionalidad" en la manifestación de rechazo a la sentencia que confirma las penas de 2 a 13 años de cárcel a los autores de la
La calle Zelai de Alsasua, abarrotada de gente al término de la manifestación de este domingo

altsasu - Miles de personas -60.000 según la plataforma Altsasukoak Aske y de 35.000 a 50.000 para la Delegación del Gobierno- reclamaron ayer en Altsasu justicia y la libertad de los siete jóvenes en prisión, dos semanas después de que la Audiencia Nacional ratificase las penas de entre 2 y 13 años para Jokin Unamuno, Adur Ramirez de Alda, Oihan Arnanz, Aratz Urrizola, Iñaki Abad, Jonan Cob, Julen Goikoetxea y Ainara Urkijo a raíz de una trifulca de bar nocturna con dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016. A pesar de que en algunos momentos no fue fácil llegar al pueblo, con retenciones de cerca de diez kilómetros, la gran ola de solidaridad que ha provocado el caso Alsasua inundó las calles de la villa. "Estamos sobrecogidos. Se ha multiplicado por ocho la población de Altsasu, la mayor manifestación en el pueblo y una de las mayores de Navarra", decían las madres y padres de Altsasu Gurasoak, que portaron la pancarta con el lema No es justicia en euskera y castellano que encabezó la marcha.

Frente a los intentos de algunos políticos y medios de comunciación de criminalizar un pueblo, los y las alsasuarras volvieron a mostrar que es un pueblo digno y solidario que se volcó a ayudar a las personas que se quedaron retenidas por la nieve en Reyes del pasado año y también este sábado, abriendo sus casas para aquellas personas que acudieron la víspera, cerca de un centenar.

La manifestación partió de la avenida Pamplona, con cientos y cientos de personas a lo largo de todo el recorrido, a la espera de que llegara la cabecera con las madres y padres, recibidos entre aplausos y gritos de Altsasukoak askatu! eta Hau ez da justizia! . La marcha continuaba con la palabra Justizia en grandes letras y los retratos de los ocho jóvenes, al igual que en movilizaciones anteriores. Pero en esta ocasión se vieron muchas más esteladas y pancartas, sobre todo de Catalunya aunque también de otros lugares del Estado como Asturias o Madrid, entre otros. Además, a lo largo del recorrido había otras pancartas que mostraban de forma cronológica el desarrollo del caso Alsasua, desde aquella noche de ferias hasta la actualidad.

Después de más de hora y media de recorrer las principales calles de Altsasu, 2.930 metros en total, la manifestación finalizó en la calle Zelai, con un acto festivo y reivindicativo en el que tomaron la palabra representantes de Altsasukoak Aske, Altsasu Gurasoak y los propios jóvenes en prisión, que lo hicieron a través de Ainara Urkijo, la única en libertad al haber sido condenada a una pena menor.

"Nadie nos puede quitar lo que hemos visto y sentido hoy (por ayer), que viene del corazón. Es nuestro para siempre", apuntaban emocionadas dos madres, que ayer recibieron el calor de miles de personas.

AUZOLAN Con el rodaje que supuso la organización del Nafarroa Oinez el pasado octubre, Altsasu Gurasoak y Altsasukoak Aske habían preparado hasta el más mínimo detalle para acoger una manifestación que se preveía multitudinaria. Además, para que pudiera acudir todo el mundo, se puso el foco en la inclusividad, con recorridos y lugares específicos para las personas con problemas de movilidad. Asimismo, el acto final fue traducido al lenguaje de signos.

En la organización trabajaron unas 300 personas. Si bien la afluencia superó las previsiones más optimistas, todo fue rodado, una lección de solidaridad y civismo. Y es que la riada de personas que desbordó las calles de Altsasu en un clamor de justicia y proporcionalidad apenas se notaba después de la manifestación, cuando la gran mayoría de las personas regresaron a sus casas y las calles del pueblo volvieron a la normalidad. Y fue gracias al trabajo de los y las voluntarias, que se encargaron de diferentes tareas como aparcamientos, seguridad, limpieza, dar facilidades a la prensa y otras muchas tareas que hicieron posible que la manifestación de ayer pase a la historia de Altsasu. Y es que este pueblo siente que forma parte de este caso.

Pero los y las alsasuarras no están solos en esta lucha. Cuentan con el apoyo de miles y miles de personas, tal y como se volvió a ver ayer y también con el respaldo de las principales instituciones navarras. No en vano, entre los asistentes se encontraban representantes del Gobierno y el Parlamento foral, además del Ayuntamientos de Pamplona entre otros, así como de las formaciones políticas del cuatripartito: Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

apuntes

Políticos. Entre los asistentes a la manifestación de ayer en Altsasu se encontraban representantes de las principales instituciones navarras. En representación del Gobierno de Navarra acudió María Solana y del Parlamento, su vicepresidente, Unai Hualde. También el alcalde de Altsasu, Javier Ollo, y el de Pamplona, Joseba Asiron. Otros rostros que se pudieron ver ayer fueron los de los parlamentarios Koldo Martínez, de Geroa Bai; Adolfo Araiz y Bakartxo Ruiz, de EH Bildu; Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra; la candidata de Podemos al Congreso, Jone Belarra, la senadora autonómica por Navarra, Idoia Villanueva, así como el diputado de ERC Gabriel Rufián, entre otros.

Aurrera Altsasu. En el acto final no faltó la canción que ha puesto música al caso Altsasu, con el grupo Tximeleta y cientos de voces coreando esta canción. También cantó Gontzal Mendibil.

miles de personas

60

Altsasukoak Aske realizó ayer el recuento de pesonas en siete puntos del recorrido, datos que fueron contrastados después con un programa informático.