homenaje que tenían previsto este sábado

Malestar entre familiares y amigos de Artajo y Asurmendi por la prohibición de su recuerdo

Ambos eran miembros de EGI y la Delegación del Gobierno esgrime un supuesto “enaltecimiento del terrorismo”

09.02.2020 | 03:25
Miembros de Eusko Bazterra y Ahaztuak, ayer en la rueda de prensa en la plaza del Castillo.

pamplona - Compañeros y familiares de Alberto Asurmendi y Jokin Artajo -miembros de EGI (juventudes del PNV) y fallecidos en 1969 al estallar la bomba que manipulaban y que pensaban usar contra algún monumento franquista- mostraron ayer su malestar por la prohibición del homenaje que tenían previsto realizar este sábado con motivo del 50º aniversario de su muerte. En concreto, la Delegación del Gobierno en Navarra esgrime que la celebración del recuerdo puede suponer "un delito de enaltecimiento del terrorismo": "El homenaje generaría un favorecimiento de su conducta, justificando por tanto públicamente las conductas delictivas de éstos y motivando victimismo hacia los terroristas".

Por contra, compañeros y familiares de Asurmendi y Artajo subrayaron que su muerte "fue en 1969 bajo los auspicios del PNV, en plena dictadura y atentando solamente contra los símbolos franquistas. Protestamos de la forma más rotunda porque al rendirles homenaje no hacemos un acto de enaltecimiento del terrorismo, sino un claro acto de apología de la resistencia vasca y antifranquista y que, por tanto, no cometemos ningún delito. El delito imperdonable sería olvidarnos de ellos", defendieron los miembros de Eusko Bazterra -donde también estaban afiliados Artajo y Asurmendi- en una rueda de prensa que ofrecieron ayer en la plaza del Castillo junto a integrantes de Ahaztuak, entidad que ha organizado el homenaje hasta ahora.

Asimismo, desde Eusko Bazterra y Ahaztuak denunciaron que hace diez años, con motivo del 40º aniversario, la Delegación del Gobierno denegó el permiso de celebrar el acto en los mismos términos que ahora. "La primera fue Elma Saiz (PSOE), le siguió Carmen Alba (PP) y ahora el actual delegado, José Luis Arasti (PSOE), se ha valido del corta y pega para esgrimir siempre los mismos argumentos", criticaron.

Además, explicaron que la muerte de Artajo y Asurmendi se produjo por "la explosión de la bomba que al parecer estaban manipulando y cuyo destino, según creemos, era algún objetivo referencial de la dictadura".

El acto que tenían pensado llevar a cabo consistía en una concentración en la calle Mercaderes y un recuerdo en el Cementerio de Pamplona, ésta última es la única que no se ha prohibido. Por otra parte, se mostraron molestos con el PNV, puesto que Artajo y Asurmendi pertenecieron a las juventudes del partido hasta su muerte y éste no participan en el homenaje. "Como miembros de Eusko Bazterra y amigos y amigas de Jokin y Alberto nos resulta especialmente doloroso el silencio del PNV, que si bien en el año 1980 conmemoraba el undécimo aniversario de su muerte, hoy los tiene en el más absoluto olvido", sentenciaron.

el homenaje

Concentración en Mercaderes. Este sábado, 6 de abril, compañeros y familiares de Alberto Asurmendi y Jokin Artajo pretendían rendirles homenaje a con motivo del 50º aniversario de su muerte. No obstante, la Delegación del Gobierno ha prohibido la realización de la concentración prevista para las 12.30 horas en la calle Mercaderes de Pamplona.

Acto en el cementerio. Además, desde Eusko Bazterra habían organizado un acto de recuerdo en el Cementerio de Pamplona, donde están enterrados ambos, a las 13.00 horas. Al ser un acto privado, sí que podrán llevarlo a cabo y homenajearán a Artajo y a Asurmendi con un aurresku, bertsos y una ofrenda floral. Además, leerán un comunicado en el que volverán a denunciar la prohibición de la concentración.