Para acercarse a Bilbao y Getxo

Los 6.000 cruceristas movilizaron ayer 125 autobuses

Los cuatro cruceros gestionaron excursiones a Bilbao, Bermeo y Donostia

09.02.2020 | 12:08
Tres de los cuatro cruceros sobresalían ayer atracados en los muelles de Getxo.Foto: Juan Lazkano

Los cuatro cruceros gestionaron excursiones a Bilbao, Bermeo y Donostia

Bilbao - Una marea de cerca de 6.000 cruceristas inundó ayer buena parte de Bilbao y algunos otros puntos de Bizkaia y Euskadi tras el atraque en los muelles de Getxo de tres grandes barcos de recreo y un cuarto más modesto en las instalaciones de Zierbena que gestiona la Autoridad Portuaria de Bilbao. Esta ingente cantidad de turistas ansiosos por conocer los atractivos turísticos de Euskadi fue la que obligó a movilizar a más de 125 autobuses para su traslado en las excursiones contratadas o como medio para acercarse a Bilbao y Getxo en servicios de lanzaderas con los barcos en horario continuo.

Como estaba previsto, los tres grandes -el Sapphire Princess, el Marina y el Norwegian Spirit- fueron atracando de forma escalonada desde primera hora de la mañana, lo que en cierta manera facilitó el desembarco de los cruceristas y el posterior tráfico de autobuses. Así lo atestigua Garbiñe Naberan, de la empresa Bilbao Paso a Paso encargada de la organización de los viajes contratados por dos de los buques. "Entre las 7.00 y la 9.00 han salido unos cuarenta autobuses para las excursiones y otros tantos a lo largo del día para el servicio de lanzaderas, todo ello sin problemas". Un tráfico intenso que se notó a la salida de las dependencias portuarias por carretera, donde la Policía Municipal de Getxo se tuvo que emplear a fondo.

Otra de las firmas encargadas de atender las necesidades en tierra de los turistas marinos fue RC Travel. Uno de sus responsables, Carlos del Río, especificó a DEIA como "hemos movilizado unos treinta autobuses de conexión y excursiones a Bilbao, Bermeo, San Juan de Gaztelugatxe y también a Donostia. Esta vez no ha salido ningún viaje a la Rioja Alavesa como en otros cruceros".

La presencia de las cuatro embarcaciones de lujo supuso toda una prueba de fuego para la Autoridad Portuaria de Bilbao, que tuvo que desplegar a todo el equipo que gestiona este particular tráfico marítimo para atenderlo como es debido. Las dos últimas moles flotantes, el Norwegian Spirit y el Sapphire Princess, zarparon del puerto getxotarra sin novedad a las 18.00 horas.