Alrededor de 300 personas participan en la XXXI Marcha contra el polígono de tiro de las Bardenas

09.02.2020 | 13:07
Unas 300 personas se manifiestan contra el polígono de tiro de las Bardenas.

PAMPLONA. Unas 300 personas han participado este domingo en la XXXII Marcha por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas, organizada por la Asamblea Antipolígono. Un acto en el que también se ha recordado a Gladys del Estal, con motivo del 40 aniversario de su muerte por el disparo de un guardia civil.

La marcha ha partido a mediodía de Los Aguilares para terminar en las inmediaciones del polígono de tiro donde Milagros Rubio y Eduardo Navascues, en representación de la organización, han leído un comunicado. La Asamblea Antipolígono ha calificado esta instalación como "un agujero negro dentro de un Parque Natural, en medio de una Reserva Mundial de la Biosfera" que "impide que Bardenas sea declarado Parque Nacional".

Los organizadores de la marcha han enmarcado el polígono de tiro en un momento en el que el gasto militar en el mundo es "el más elevado desde el final de la Guerra Fría". "Como resultado de esta carrera armamentística y política militarista, las guerras siguen extendiéndose por toda la geografía del planeta", han rechazado. A los motivos medioambientales y antimilitaristas, han añadido la "seguridad para las personas que habitamos en el entorno del polígono de tiro, como consecuencia de los cada vez más intensos y persistente bombardeos con fuego real que experimentan". "Han sido numerosos los accidentes que han provocado a lo largo de tantos años", han asegurado.

Por este motivo, la Asamblea Antipolígono ha exigido "con mayor ahínco" el desmantelamiento del polígono de tiro, "ya que son mayores los peligros que corremos en las Bardenas y su entorno con un escenario de guerra cada vez más encarnizada que impera en el mundo, y en el que inevitablemente nos implican".

En este sentido, han remarcado que "nuestro trabajo debe continuar esperando a que un día se den las condiciones propicias para lograr, por fin, el desmantelamiento del polígono de tiro". "Seguiremos trabajando por hacer ver que esta tierra árida y reseca es capaz de ser mucho más que lo que es hoy", han subrayado.