Las inversiones en mejorar la eficiencia energética se amortizan en un plazo de entre 4 y 7 años

Presentadas las actuaciones públicas en el marco del Plan Energético de Navarra 2030

09.02.2020 | 13:16
Obras de instalación de placas fotovoltaicas en el Camping de Urbasa.

Presentadas las actuaciones públicas en el marco del Plan Energético de Navarra 2030.

PAMPLONA. Las inversiones del Gobierno de Navarra en la mejora de la eficiencia energética de sus edificios e infraestructuras tienen un retorno económico positivo en un plazo de entre 4 y 7 años. El dato se ha presentado en el marco de una jornada en la que también se ha dado a conocer la Memoria Energética de Navarra 2018.

Si la actuación del Gobierno ha consistido en la instalación de placas fotovoltaicas, el retorno de la inversión realizada se alcanza sobre los 7 años. En el caso de sustitución de luminarias LED, la mejora en los consumos logra que la inversión se rentabilice en 4 años.En el encuentro, celebrado recientemente, se han detallado las actuaciones desarrolladas por el Ejecutivo para mejorar el rendimiento y la gestión de datos de los consumos energéticos públicos, de manera que se optimice la toma de decisiones para planificar futuras inversiones y contratación de suministros energéticos.

El jefe de la Sección del Plan Energético, Martin Ibarra, ha expuesto los puntos principales de la Memoria 2018 que desarrollan el Plan Energético de Navarra 2030. Uno de sus capítulos principales hace referencia al consumo y ahorro de energía. Ibarra ha descrito las actuaciones de auditorías energéticas en alumbrado exterior y de edificios públicos, la auditoría a energética a 300 empresas navarras, el programa de gestión de la energía en la Administración Foral, el programa de eficiencia energética en la industria o las deducciones aplicadas en instalaciones de autoconsumo, cooperativas de producción y rehabilitación de edificios y viviendas.

El jefe del Negociado de Administración Sostenible, Javier Larrea, ha explicado las obras de aislamiento térmico y acústico realizadas en los edificios de la Dirección General de Obras Públicas y de Asuntos Sociales en los que se han sustituido un total de 65 ventanas, con un coste de unos 96.000 euros. En el Camping de Urbasa (que es propiedad del Gobierno de Navarra) se han instalado placas fotovoltaicas capaces de producir anualmente 48.997 Kwh de potencia. Unas instalaciones de similares características se han colocado en las oficinas del Instituto Navarro de Salud Pública y Laboral de Navarra en la calle Leyre, y en el edificio del mismo organismo ubicado en Landaben. Una proyección del ahorro anual logrado gracias a la autogeneración indica que en un plazo de unos 7 años las fotovoltaicas estarían amortizadas. Para asegurar esta eficacia, las instalaciones se han monitorizada para conocer su rendimiento y poder actuar con rapidez en caso de requerir una reparación.

Sustitución de alumbrado en 23 túneles

Por su parte, el jefe del Negociado de Centro de Control e Instalaciones de la Dirección General de Obras Públicas, Iñaki Ayesa, ha presentado un informe de la mejora en el alumbrado de túneles de la red de carreteras de Navarra. En total, se ha acometido la sustitución del alumbrado de 23 túneles, 9 de ellos de doble galería (El Perdón, Ezkaba o Yesa, por ejemplo). En estos casos se han sustituido las luminarias Vapor de Sodio a Alta Presión (VSAP) de los circuitos de alumbrado permanente por otras de tecnología LED. Si bien el precio de cada luminaria es más cara ofrecen mayor eficiencia, su vida útil es cuatro veces superior a las VSAP, el encendido es instantáneo, se puede regular el flujo y tienen un mejor rendimiento cromático.De este modo, según ha explicado Ayesa, se logra un ahorro energético y también medioambiental por la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero. Desde agosto de 2018, el Gobierno de Navarra ha invertido 134.189,94 euros en la sustitución del alumbrado de estos 23 túneles, gasto amortizado en 4 años gracias a las reducciones de consumo.

Plataforma que controla el consumo de la administración

Por otro lado, la especialista en sostenibilidad urbana de NASUVINSA, Yael Lorea, ha explicado el Sistema de Información Energética (SIE) una medida de adaptación al cambio climático que desarrolla el programa Life-NAdapta. El SIE es una plataforma de gestión, contabilidad, análisis, supervisión y planificación de medidas energéticas para edificios públicos. Recoge un inventario de consumos, ofrece datos sobre los metros cuadrados de las edificaciones y permite realizar comparaciones. Además de ser una herramienta de transparencia en la gestión pública, el SIE ofrece información para mejorar la toma de decisiones.

El sistema, a partir de la introducción automática de datos de facturación y consumo real, mejora las reclamaciones a las comercializadoras, la optimización de potencia contratada y las acciones de ahorro energético.

Actualmente, está implantado en el 98% de unidades de la Administración del Gobierno de Navarra y en una segunda fase va a implantarse en las administraciones locales de Navarra.Experimentalmente, el SIE se ha implantado en el Ayuntamiento de Villava / Atarrabia. En la sesión, ha participado el concejal responsable, Etor Larraia, quien ha explicado la mejora en la gestión que ha facilitado el sistema en la gestión energética del consistorio.