Labastida toma el relevo de la próxima edición

Miles de personas acuden a la fiesta de la escuela pública vasca en Errenteria

La consejera Cristina Uriarte reitera su compromiso con una nueva Ley vasca de Educación Pequeños y adultos disfrutan del día de fiesta
Labastida toma el relevo de la próxima edición

09.02.2020 | 13:14
Julen Mendoza, Ana Isabel Puente y Cristina Uriarte, con representantes del centro escolar Koldo Mitxelena y con asistentes al acto de inicio de la fiesta.

ERRENTERIA La Fiesta de la Escuela Pública Vasca se celebró ayer en Errenteria en una jornada más veraniega que primaveral, que hizo brillar aún más una cita a la que casi nadie quiso faltar. Mucho calor en el acto inaugural en el exterior del centro escolar Koldo Mitxelena. En el transcurso del mismo, la consejera de Educación de la CAV, Cristina Uriarte, abogó por avanzar hacia una nueva Ley de Educación en la que se recojan "los cambios que se están produciendo en el siglo XXI" y reiteró su "compromiso" para presentar un proyecto para el que "están dando los primeros pasos". Pero, añadió, esa ley en la que se introduzcan, por ejemplo, los cambios derivados del la evolución tecnológica, solo puede prosperar con el apoyo de la comunidad educativa.

"La actual Ley tiene 27 años y salta a la vista cuánto ha cambiado la educación en todos estos años", subrayó Uriarte, que destacó que el sistema educativo vasco es "multicolor, compuesto por personas de diversos orígenes, pero desde el momento en el que llegan a nuestro sistema educativo, somos todos uno". Uriarte quiso poner el acento en la importancia de "trabajar en cooperación" y de "poner el foco más en lo que nos une que en lo que nos separa".

"Las matemáticas o el inglés son educación, pero también la cultura, la igualdad de oportunidades, la igualdad ente chicos y chicas o la lucha contra el bullying", añadió la consejera, que apostó por "afianzar" los pilares del sistema educativo "desde el consenso, con responsabilidad, aprovechando lo que está bien y modificando lo que precise mejora".

El de ayer fue un día muy especial para Ana Isabel Puente, que se despidió como presidenta de EHIGE, Euskal Herriko Ikasleen Gurasoen Elkartea. "La Escuela Pública vasca es euskaldun, participativa, innovadora de todas y todos y abierta a toda la sociedad", aseguró Puente, que la reivindicó como "eje del sistema educativo vasco" y que, afirmó, "ha ayudado en la cohesión social y la construcción de un sistema más equitativo".

Puente insistió en la necesidad de establecer un "proceso participativo" para lograr "un acuerdo por la educación" que pasa, a su entender, "por amortizar la Ley Vasca de Educación" y por realizar "reformas urgentes para lograr la educación para la justicia social que tenemos como objetivo".

"El sistema dual público-privado ha fracasado. No responde a las necesidades más importantes de nuestra sociedad. Es segregador y si no hacemos cambios profundos, el sistema educativo vasco seguirá siendo un sistema reproductor de desigualdades sociales".

Ayer en Errenteria se dieron cita representantes de distintas formaciones políticas y también se pudo ver a Koldo Tellitu, presidente de la Federación de Ikastolas. Pero al que le correspondió tomar la palabra como anfitrión fue al alcalde del municipio, Julen Mendoza, que declaró que la de ayer debería de ser "la fiesta de unión y de la reflexión". "De la unión, porque nuestro pueblo y la educación necesita eso, superar con urgencia las divisiones que existen en esta materia. De la reflexión, porque necesitamos también con urgencia un nuevo modelo educativo, único y que nos englobe a todos y todas y que responda a los restos de esta sociedad en constante cambio". "El modelo actual está agotado", aseguró Mendoza.

Pero más allá de un día para la reflexión el de ayer fue un día de fiesta en la que pequeños y grandes disfrutaron y se involucraron, en el que se pasó el relevo a Labastida, donde se celebrará e 2020 y donde, como aseguró Oneka Oliveri, ama de la escuela Koldo Mitxelena y autora de la letra de la canción Milaka Taupada, resultó un éxito por el trabajo en común de toda la comunidad educativa de Oarsoaldea. "Hoy lo tenemos todo a favor para disfrutar del día, hasta el tiempo", afirmó. Y así fue.