El accidente de Donapea reabre el debate del uso del casco en ciudad

Un profesor falleció el viernes tras caer de la bici y sufrir un golpe en la cabeza

Colectivos ciclistas rechazan que se imponga por ley el casco y desde el ámbito médico abogan por su utilización

09.02.2020 | 13:28
Un hombre cruza en bici por un paso de cebra en la calle Padre Moret de Pamplona.

Un profesor falleció el pasado viernes tras caer de la bicicleta y sufrir un golpe en la cabeza. Colectivos ciclistas rechazan que se imponga por ley el casco en la ciudad y desde el ámbito médico abogan por su utilización.

pamplona - El debate en torno al uso obligatorio del casco cuando se circula en bici en las ciudades no es nuevo y las posturas de quienes creen que habría que imponerlo por ley y quienes abogan por su recomendación pero no por su obligatoriedad llevan enfrentadas desde hace años. Pero el trágico fallecimiento el pasado viernes de un profesor del instituto Donapea ha reabierto este debate que ya se libro hace cinco años cuando se llevó a cabo la reforma, a nivel estatal, de la Ley de Tráfico, que contemplaba la obligatoriedad del uso del casco en ciudad para los menores de 16 años. En la misma línea, la Ordenanza Municipal de Pamplona registra el mismo corte de edad de uso obligatorio que en el Estado y contempla una multa de 200 euros para los menores de 16 años que no hagan uso del casco cuando andan en bicicleta.

Si bien el debate gira en torno a la obligatoriedad del casco, nadie pone en duda la recomendación de su uso para aumentar la seguridad en caso de accidente. El trágico suceso del pasado viernes -en el que Govardhan Ghanshyam, profesor del CIP Donapea de 39 años, falleció tras sufrir un traumatismo craneoencefálico en un accidente en bici a la salida del trabajo- ha vuelto a poner el foco en si debería ser obligatorio o no. Ghanshyam -que circulaba sin casco- fue trasladado con vida al hospital, aunque en estado crítico, donde falleció al día siguiente debido a la fuerte contusión que recibió en la cabeza como consecuencia de la caída, en la que no se vio involucrado ningún otro vehículo.

El fatal desenlace ha vuelto a poner en duda si solo basta con la recomendación. Por un lado, las asociaciones de ciclistas rechazan tajantemente su obligatoriedad en las vías urbanas. Alegan que se trataría de una medida excesiva teniendo en cuenta el bajo riesgo que registra el uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad. Además, creen que si se haría obligatorio el uso del casco, la medida provocaría un efecto disuasorio del uso de la bici al poner más barreras para su empleo. En cualquier caso, los colectivos ciclistas sí que son favorables a fomentar el uso del casco como medida preventiva ante posibles accidentes.

Por otra parte, desde la comunidad médica la visión es diferente. Aunque reconocen que el riesgo de sufrir una lesión grave no es la misma que practicando ciclismo o ciclismo de montaña, defienden el uso del casco para todas las edades como una herramienta que puede salvar vidas. Más cercanos a las consecuencias de los accidentes, los facultativos advierten sobre las múltiples lesiones que una simple caída de la bici puede acarrear si el golpe se recibe en la cabeza: desde hematomas hasta la muerte cerebral. Por ello, además, de promover su uso también ven con buenos ojos su obligatoriedad para todas las edades.

obligatorio para los patinetes eléctricos El próximo 1 de agosto entrará en vigor la nueva Ordenanza de Movilidad que regula la circulación de todo tipo de vehículos por la ciudad de Pamplona. En ella, se incluyen también a los patinetes eléctricos o Vehículos de Movilidad Personal eléctrica (VMP) cuyo uso está permitido a partir de los 14 años y será obligatorio el uso de casco y de chaleco reflectante. Además, estos patinetes y ciclos de más de dos ruedas no podrán circular por las aceras o por los espacios peatonales, tan solo por la calzada.