Más de 30.000 estudiantes navarros se han formado en valores de solidaridad en 10 años

El programa Escuelas Solidarias cumple una década formando a los centros en educación para el desarrollo

Durante este curso, se ha asesorado a 488 docentes y 12.500 alumnos

09.02.2020 | 14:15
Niños muestran su trabajo basado en valores de solidaridad.

El programa Escuelas Solidarias cumple una década formando a los centros en educación para el desarrollo.

pamplona - Transformar la sociedad, desde una perspectiva global, para construir un mundo mejor y más justo es una tarea tan loable como costosa. Pero el programa Escuelas Solidarias lleva haciéndolo desde hace diez años en los centros navarros, donde ha formado en valores de solidaridad a más de 1.000 profesores que han dado cobertura a más de 30.000 alumnos y alumnas. Una iniciativa que entiende que la educación es un pilar fundamental a la hora de contribuir a formar generaciones que sean críticas con la realidad y defensoras de los Derechos Humanos. El programa -que nació en 2009 gracias a la colaboración de los departamentos de Derechos Sociales y Educación del Gobierno de Navarra y de la Coordinadora de ONGD de Navarra, con el apoyo de la Fundación Rinaldi- tiene como principal objetivo impulsar la transformación social desde las aulas a través del asesoramiento del profesorado en educación global, una acción que en la actualidad realiza en 50 centros, con 488 docentes que dan cobertura a 12.500 alumnos navarros.

Sin embargo, como casi todo, los inicios fueron humildes. Escuelas Solidarias nacía en 2009 con vocación de generar un proceso socioeducativo en los centros, acompañados por una ONGD, que fuese continuado -desde la idiosincrasia y posibilidad de cada centro- y que promoviese una ciudadanía global crítica, responsable y comprometida con la transformación de la realidad local y mundial.

En aquella primera edición, tan solo tres centros se adhirieron al programa: la Escuela Pública Arbizu, el CE Santa Teresa y el IES Valle del Ebro, que trabajaron con las ONGD Sodepaz, Manos Unidas y Alboan, respectivamente. Al año siguiente, el número de centros se multiplicó por cinco, llegando a ser 15 y, tan solo tres años después, en 2012, ya se trabajaba con 31 centros. Un crecimiento paulatino que también se tradujo en un incremento de los proyectos y en la incorporación de nuevas ONGD.

En concreto, durante estos diez años se han desarrollado diferentes proyectos en las aulas que han fomentado distintos movimientos y luchas sociales como la valoración de la diversidad como fuente de riqueza humana; la conciencia ambiental y el consumo responsable; el respeto de los derechos humanos; la equidad de género; y la cultura de paz, como pequeños pasos en el camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El proceso educativo es el mismo para todos los centros. Una vez que un colegio o instituto se inscribe a Escuelas Solidarias, se pone en marcha el programa con la coordinación entre el Gobierno foral y las ONGD, a lo que le sigue las sesiones y seminarios de formación del profesorado en Educación para el Desarrollo. Tras el proceso de formación de los docentes, estos ponen en práctica lo aprendido en las aulas, poniendo en marcha un proyecto educativo sobre cualquier ámbito social para trabajarlo directamente con el alumnado.

En concreto, las escuelas han tratado diferentes temáticas durante los cursos, entre las que destacan los proyectos en torno a los Derechos Humanos, Objetivos del Milenio, objetivos de Desarrollo Sostenible, la cultura de paz, el medio ambiente y el consumo responsable.

asesoramiento a otras ccaa En esta década, Escuelas Solidarias ha sido un modelo a seguir para otras comunidades del Estado, que han solicitado asesoramiento de este programa. Así, personal del proyecto ha participado como invitado en formaciones y asesoramientos para el Principado de Asturias, el Observatorio de la Universidad de Valladolid (UVA), la Diputación de Madrid, la Diputación de Zaragoza y para la Red de ONGD de Madrid, entre otros.

Con la llegada de la crisis, en el año 2012, el Gobierno de Navarra retiró la subvención al programa por falta de fondos para la convocatoria de Educación para el Desarrollo. No obstante, la coordinadora de ONGD mantuvo activo Escuelas Solidarias de manera voluntaria para que el profesorado y alumnado no se viesen afectados. Este retroceso también tuvo su repercusión en el número de centros adheridos al programa, que, por primera vez desde su creación, registraba un descenso, pasando de 31 centros en 2012, a 30 en 2013. Sin embargo, la buena dinámica del proyecto volvió a dar alas a la iniciativa y en 2014 se incorporaron 14 nuevos centros.

Galardones. En 2017, Escuelas Solidarias ganó el primer premio estatal del certamen Oscar Arnulfo Romero de la OEI y, en 2018, fue galardonado con el Premio a la Solidaridad de Onda Cero y la Caixa. De 2009 a 2018, doce centros educativos de Navarra han ganado el Premio de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer de AECID, diez de los cuales estaban inscritos en el programa Escuelas Solidarias. En este sentido, la Comunidad Foral es la segunda que más veces ha ganado este prestigios premio, después de Madrid.

escuelas solidarias

19 ONGD. En la década que lleva funcionando Escuelas Solidarias, un total de 19 ONGD han trabajado con los centros educativos. Durante este curso, han sido 11 las organizaciones que han realizado proyectos con las escuelas.

Número de centros

20093

201015

201123

201231

201330

201444

201542

201647

201744

201850

Número de alumnos

2009155

2010850

20112.500

20123.800

20133.700

20145.300

20155.200

20168.500

20179.700

201812.500