Ramón Gonzalo pide al Gobierno y al Parlamento foral una “apuesta decidida” por la UPNA

El rector quiere una Universidad cuyo “eje vertebrador” sean las personas y esté enraizada en el entorno como motor de desarrollo social y económico
Invertir en la UPNA, dice, es invertir en Navarra y su futuro

09.02.2020 | 15:02
Alfonso Carlosena le colocó al que fuera su alumno y discípulo y hasta ayer compañero de equipo, Ramón Gonzalo, el birrete de rector.

El rector quiere una Universidad Pública cuyo “eje vertebrador” sean las personas y esté enraizada en el entorno como motor de desarrollo social y económico - Invertir en la UPNA, defiende, es invertir en Navarra y su futuro.

pamplona - Llegó a la Universidad Pública de Navarra con 18 años recién cumplidos, cuando ésta era un enorme campo de tierra con un edificio, el Aulario, del que sólo se habían construido dos terceras partes. Y ayer, 29 años después, el riojano Ramón Gonzalo García se convirtió en el séptimo rector de la UPNA y el primer alumno en dirigir esta institución. "Un verdadero orgullo y un claro signo de madurez de la Universidad, que no está exento de una gran responsabilidad. Liderar la institución a la que uno quiere tanto no es una tarea sencilla", reconoció Gonzalo. Se comprometió a buscar una Universidad donde "el eje vertebrador sean las personas, enraizada en el entorno como motor del desarrollo social y económico de Navarra y que, sin prisa, pero sin pausa, se vaya adaptando al futuro digital". Tras pedir al Gobierno y al Parlamento que "hagan una apuesta decidida por la UPNA", el nuevo rector aseveró que "invertir en la Universidad Pública de Navarra, y no me refiero a los aspectos económicos, es invertir en Navarra y en su futuro. Existe una relación directa entre el desarrollo y consolidación de la Universidad y el progreso social y económico regional".

El Aula Remacha del edificio El Sario acogió ayer el acto institucional al que acudieron representantes del mundo académico, político y socioeconómico de la Comunidad Foral. La ceremonia comenzó con la toma de posesión del nuevo rector, a quien su predecesor y compañero de equipo en la última legislatura, Alfonso Carlosena, le impuso la medalla, como símbolo del cargo, y el birrete. Un momento cargado de complicidad, que demostró la excelente relación entre ambos. Y es que, tal y como reveló el rector saliente, "me suele recordar que he sido el único profesor que le ha suspendido. Dudoso mérito por mi parte tratándose de un magnífico estudiante". A continuación, Gonzalo reconoció, entre risas, que "no iba a entrar en detalles, pero ya ha entrado él". Más en serio, el nuevo rector dirigió unas cariñosas palabras hacia el que fue su profesor. "Nunca podré agradecerte lo suficiente tu confianza y apoyo. Tus consejos, tu empatía, tu saber escuchar, me han hecho crecer como persona", afirmó el nuevo rector.

"creo en la upna" Pero Carlosena no fue el único al que mencionó Gonzalo en su primer discurso como rector. Se acordó de mucha gente, entre otras, de los integrantes del equipo del que ha sido vicerrector de Investigación, de los que le acompañarán en esta nueva etapa, y por supuesto de sus padres, María, su mujer, y sus hijos Pablo, Sara, Miguel e Irene.

El catedrático de Teoría de la Señal y la Comunicación aseguró que "nunca" estuvo entre sus objetivos el convertirse en rector, pero sí el "trabajar incansablemente porque la UPNA creciera y se consolidara poco a poco en el mayor referente del desarrollo socioeconómico de Navarra. Donde la docencia y la investigación de calidad fueran sus paradigmas y con una clara vocación de transferencia del conocimiento al sector social e industrial de Navarra, sin perder de vista la apuesta internacional". Tras asegurar que los valores de calidad, responsabilidad, honestidad y respeto "son los que han ido guiando mi devenir en la vida", Gonzalo se comprometió a poner al servicio de la UPNA "mi conocimiento, compromiso y responsabilidad, junto con mi honestidad, independencia y mi capacidad de trabajo". El nuevo rector aseguró que "creo en una universidad pública de calidad, en su potencial y en sus posibilidades, es decir, creo en la UPNA y en su futuro", pero reconoció que para llevar a cabo su proyecto necesita la participación y aportación de todos los miembros de la Universidad.

Tras enumerar algunos de los retos de la institución (consolidar la estructura de la plantilla, afrontar su envejecimiento y planificar las futuras vacantes, atender las necesidades de los estudiantes y planificar la estrategia de digitalización de la UPNA), Gonzalo pidió al Gobierno y Parlamento "una apuesta decidida por la UPNA, su universidad y la de toda Navarra. Que crean en ella, en su valor, su integridad, su importancia y singularidad, su responsabilidad con el entorno y en su capacidad de creación y de innovación del conocimiento. Si esto es así, lo demás vendrá por añadidura".

jurar o prometer Durante el acto también juraron o prometieron su cargo los vicerrectores y vicerrectoras y el secretario general. La mayoría lo hizo en castellano y dos en euskera. Al término de la ceremonia, el Consejo Social se reunió para nombrar a Joaquín Romero como gerente de la UPNA, a propuesta del rector. Repite en el cargo.