Detenido en Pamplona un yihadista exconvicto por alentar a cometer atentados desde internet

La Guardia Civil arrestó a Allal El Mourabit mientras conducía su camión en el polígono Agustinos

09.02.2020 | 19:48
Momento en el que los agentes detienen al exconvicto yihadista en el polígono Agustinos de Pamplona.

madrid - Agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil detuvieron ayer en Pamplona al yihadista exconvicto Allal El Mourabit, de 48 años, acusado de reincidir en los delitos de enaltecimiento y adoctrinamiento terrorista. Se trata del camionero que, cuando fue juzgado en la Audiencia Nacional en noviembre de 2018, replicó a su interrogatorio con alusiones a los audios del excomisario José Manuel Villarejo y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, según confirmaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. El detenido fue trasladado por la tarde a Tres Cantos (Madrid) y mañana pasará a disposición judicial.

El arresto se produjo sobre las 7 horas en el polígono industrial Agustinos, de la capital navarra. Los agentes lo abordaron cuando conducía su camión de gran tonelaje, que fue registrado para buscar evidencias, ya que los investigadores creen que seguía alentando a la comisión de atentados desde varios perfiles de Internet.

La detención se practicó como presunto autor de los delitos de enaltecimiento y adoctrinamiento terroristas. El Mourabit ya había estado en prisión por difundir a través de redes sociales los postulados de diversos grupos terroristas yihadistas y defender el uso de la violencia indiscriminada. Ahora bien, la Guardia Civi, según subrayó en el comunicado, no tiene indicios de que planeara ningún ataque inminente.

alusiones al excomisario villarejo Este marroquí fue arrestado en diciembre de 2016 en Irun cuando conducía un camión de gran tonelaje ante el temor de que quisiera usar el vehículo (donde se hallaron manuscritos de versos y escritos supuestamente yihadistas) para cometer un atentado. Tras el atentado en julio de ese año en Niza con un camión, las fuerzas de seguridad intensificaron los controles para evitar este tipo de ataques.

Este transportista de profesión fue detectado en 2014 y en 2016 en Turquía cuando supuestamente trataba de entrar en Siria, según el escrito de la Fiscalía tras su primera detención. El acusado, una vez en Turquía, publicó un mensaje en uno de sus ocho perfiles de Facebook en el que decía: "¿Alguien sabe cómo contactar con Daesh o Frente Al Nusra?". En su segundo viaje, a principios de julio de 2016, El Mourabit fue interceptado a 30 kilómetros de la frontera Siria y expulsado de vuelta a España.

En el juicio en la Audiencia Nacional, el detenido justificó sus viajes comparándolos con los de miembros de la judicatura a Cartagena de Indias, según un audio de la ministra Dolores Delgado, exfiscal de la Audiencia Nacional, grabado por el excomisario en prisión José Manuel Villarejo. "Podría haber ido (a Turquía) con muchos objetivos pero fui con el mismo objetivo con el que se fue de aquí mucha gente a Cartagena de Indias; yo fue de vacaciones", aseguró.

odio al poder judicial En el comunicado, la Guardia Civil detalló que, tras su salida de prisión, el detenido administró varios perfiles y canales en redes sociales desde donde difundió gran cantidad de material propagandístico violento. La mayoría de estos vídeos son de productoras mediáticas afines a grupos terroristas yihadistas, principalmente Al Qaeda. "La Guardia Civil ha constatado que mantiene su fijación con la justificación de los ataques suicidas como medio legítimo de lucha contra occidente, así como los ataques contra la población civil de Israel por parte de grupos terroristas palestinos", explicó el Instituto Armado, que consideró que, durante su paso por prisión para el cumplimiento de las penas que le impuso la Audiencia Nacional, El Mourabit ha mantenido su adhesión a los postulados terroristas.

En este contexto, los investigadores valoraron que el detenido está inmerso desde hace años en un "proceso continuo de radicalización terrorista", contando también con un odio y repulsa manifiestos al Poder Judicial y a España a los que responsabiliza de su paso por prisión.

La operación fue desarrollada por el Servicio de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. También cooperó el Centro Nacional de Inteligencia. - Europa Press