Las lluvias torrenciales inundan la Comarca de Pamplona

Se anegó la entrada del colegio público de Mutilva y en Beriáin se cortó la N-121

10.02.2020 | 03:48
Un coche atraviesa una balsa de agua ayer por la tarde. Sobreimpresa arriba a la derecha, imagen de las murallas subiendo a Pamplona desde el Club Natación, convertidas en una catarata.

Se inundó la entrada del colegio público de Mutilva y en Beriáin se cortó la N-121 por el pavimento dañado.

pamplona - Nadie se esperaba la tromba de agua que cayó ayer en la mayor parte de Navarra y, en especial, en Pamplona y la zona centro de la comunidad. Ni siquiera la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) preveía unas precipitaciones de este calibre, ya que no activó ningún aviso el día anterior. Sí lo hizo -alerta naranja para el centro de la Comunidad Foral y amarilla en el resto- cuando, a primera hora de la mañana, las lluvias torrenciales comenzaron a dejar más de 30 litros por metro cuadrado en una hora, cantidad a partir de la cual se enciende la alerta naranja. Por la tarde, otra tormenta dejó fuertes precipitaciones en el centro de Navarra, aunque no tuvo las dimensiones de la de la mañana. Para los próximos días se espera que puedan continuar estos episodios de tormenta, aunque a última hora de la tarde de ayer la Aemet retiró las alertas en toda la comunidad.

En concreto, la Comarca de Pamplona fue la zona más afectada por las lluvias torrenciales. El Servicio de Bomberos tuvo que intervenir en seis puntos de la comarca para achicar agua tras la tormenta registrada entre las 8:40 y las 9:10 horas de la mañana. Además, el pavimento de la carretera N-121, a la altura de Beriáin, se vio dañado por la lluvia por lo que el tráfico en sentido Pamplona se desvió por una vía de servicio.

Durante la media hora que duró el grueso de la tormenta, la tromba de agua descargó 31 l/m2 en la capital navarra y en las localidades limítrofes. También en algunas zonas de Sakana se llegaron a acumular 38 l/m2. Además, se registraron varias balsas de agua en carreteras y aceras y algunas bajeras y pisos bajos sufrieron inundaciones.

incidencias En el colegio público San Pedro de Mutilva las fuertes precipitaciones obligaron a los padres y madres de los alumnos a ponerse las katiuskas y llevar en brazos a sus hijos hasta la puerta del centro. La entrada del colegio se anegó en pocos minutos y el agua también se coló hasta el interior del gimnasio. Para poder acceder, improvisaron un puente con bancos que llegaba hasta la entrada del colegio. Además, la escuela infantil Ttipi-Ttapa, situada frente a San Pedro, suspendió la jornada escolar. Asimismo, la lluvia también inundó varias aulas de El Sario (UPNA), por lo que algunos alumnos fueron trasladados a otras clases hasta que terminaron las tareas de limpieza. - U.Y.

MÁS TORMENTAS Las temperaturas se mantendrán este jueves en Navarra sin cambios significativos, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que anuncia además chubascos y tormentas en Pirineos, sin descartarlos en la Ribera Baja.

En Pamplona y Estella los termómetros oscilarán entre 12 grados de mínima y 27 de máxima, en Roncal variarán de 10 a 26, y en Tudela se moverán entre 16 y 27.

La Agencia añade que el viento soplará flojo variable, y el cielo estará durante la primera mitad poco nuboso en general, sin descartar brumas o bancos de niebla matinales en Pirineos, par aumentar la nubosidad por la tarde, cuando se esperan chubascos y tormentas en el área de los Pirineos, con posibilidad de que también se registren en la Ribera Baja.