La madre del bebé arrojado al río dio a luz en un hostal tras ocultar su embarazo

El padre, de 16 años al igual que su pareja, fue internado en un centro mientras se buscaba al recién nacido en el mar

10.02.2020 | 04:43
Miembros del dispositivo, que buscaba al bebé por tierra, mar y aire en la zona del río Besòs.

Barcelona - Los Mossos d'Esquadra, los Bombers de la Generalitat, la Guardia Civil, la Policía Local y Salvamento Marítimo continuaban ayer sin éxito la búsqueda del bebé presuntamente abandonado por su padre menor de edad en el río Besòs, a la altura de Sant Adrià de Besòs (Barcelona), 48 horas después del inicio del operativo. Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que la madre, que dio a luz este lunes, tiene 16 años y ocultó el embarazo a su familia, que solo tuvo conocimiento de al situación tras difundirse la noticia de la desaparición del recién nacido.

En la zona estuvieron desplegados el helicóptero de los Mossos, la unidad canina, subacuática (con buzos que buscan en el río) y patrullas de seguridad ciudadana y de orden público, según explicó a Europa Press la policía catalana. Según indicó el Instituto Armado, estaban centrados en la desembocadura del río, en aguas marinas, con efectivos del Grupo especial de actividades subacuáticas (Geas) y una patrullera que les da apoyo.

El miércoles, Salvamento Marítimo movilizó las embarcaciones Salvamar Mintaka y CR Base Port Olimpic, y los Bombers activaron en total nueve dotaciones con unidades terrestres, subacuáticas y el Punto de Tráfico. Los equipos de búsqueda rastrearon minuciosamente los 800 metros de curso, río arriba, río abajo, pero no hallaron ninguna pista sobre el paradero del bebé. Con el tiempo en su contra, las posibilidades de encontrar al menor en el cauce disminuyeron, por lo que durante la tarde el interés se trasladó a la desembocadura del río Besós, ya que todo apuntaba a que el cuerpo podría estar en mar abierto. Está previsto que la búsqueda se retomara hoy a primera hora del día y continúe durante toda la jornada, si no aparece el cuerpo.

El progenitor confesó este martes en comisaría lo sucedido y quedó detenido y el juez decretó su internamiento en régimen cerrado durante seis meses en un centro de menores. La Fiscalía ha considerado los hechos como un asesinato y el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha optado por tomar esta medida cautelar. El joven padre es de origen sudamericano y reside en l'Hospitalet, hasta donde se desplazó junto a sus padres para confesar en comisaría lo que había hecho.

Los padres del bebé habrían llevado el embarazo en secreto y reservaron una habitación de hostal para, presuntamente, que la menor diera a luz. El dueño de este establecimiento, situado a 20 kilómetros del punto en el que supuestamente arrojó al bebé, confirmó que entraron el lunes hacia las 16.00 horas sin bebé y salieron con un niño "vivo" el martes hacia las 11.00 horas. Este hecho sorprendió al propietario, por lo que preguntó al joven por el pequeño y este le dijo que tenía "unas semanas". Todo apunta a que el niño nació en ese momento, aunque el dueño del hostal aseguró que en la habitación "no había nada de sangre" y que "solo se escucharon unos lloros durante unos minutos". Los tres se fueron con una maleta hasta Sant Adrià de Besòs el martes y por la tarde se separaron. Lo siguiente que se sabe es que vieron al joven tirando el bebé al agua. - D.N.

Claves

Mar abierto. Se baraja la posibilidad de que el cuerpo del niño se encuentre en mar abierto, ya que en los 800 metros que separan el punto donde fue arrojado y la desembocadura no se ha encontrado ningún indicio.

Edad de la madre. Algunos medios, como Público, publicaron ayer que la madre del bebé tiene 13 años, aunque este extremo todavía no ha sido confirmado.