Impulsada por ASPAYM

'Por aquí no puedo, por aquí no paso': una campaña que apela a la responsabilidad cívica en los espacios públicos

Navarro (DGT) recuerda que un patinete en medio de la calle es una de las "barreras" a las que se enfrentan las personas con discapacidad

10.02.2020 | 06:03
Campaña "Por aquí no puedo, por aquí no paso"

Navarro (DGT) recuerda que un patinete en medio de la calle es una de las "barreras" a las que se enfrentan diariamente las personas con discapacidad.

MADRID. La Federación Nacional de la Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas (ASPAYM) ha lanzado la campaña 'Por aquí no puedo, por aquí no paso', iniciativa que pretende apelar a la responsabilidad de los ciudadanos a la hora de transitar espacios públicos.

La campaña pretende concienciar así de la importancia de adoptar comportamientos seguros y responsables con los demás en la ciudad para mejorar la convivencia entre todos los usuarios, entre los que se incluyen las personas con discapacidad física.

Esta campaña, que se ha presentado este lunes en Madrid, también pone en valor la importancia de todos los agentes implicados en la movilidad para prevenir accidentes de tráfico.

La presentación se ha llevado a cabo en las instalaciones del Real Patronato sobre Discapacidad, y ha contado con la presencia del director general de Tráfico, Pere Navarro; la consejera técnica del Real Patronato sobre Discapacidad, Mª Teresa Fernández Campillo; el gerente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis J. Alonso Calzada; y el presidente de la Federación Nacional ASPAYM, Ángel de Propios Sáez.

"La campaña 'Por aquí no puedo, por aquí no paso' responde a la aparición de nuevos medios de transporte como patinetes o vehículos mal aparcados como bicicletas y motos, que dificultan la movilidad urbana en muchos peatones con discapacidad. Los cubos de basura y camiones de reparto bloqueando el paso, bicis circulando por las aceras, terrazas con mesas y sillas por todos los lados, también son algunos de los elementos que obstaculizan el paso a personas con discapacidad, personas mayores u otros peatones que conviven en el mismo espacio", explica Ángel de Propios.

A continuación, Luis J. Alonso ha hecho hincapié en resaltar que "las aceras son para los peatones", una reivindicación a trabajar entre todos, teniendo en cuenta la nueva movilidad urbana existente, poniendo énfasis en el conflicto con los patinetes eléctricos.

Por su parte, Pere Navarro ha destacado que la campaña trata de dar visibilidad a "un problema que está aumentando en las ciudades con la aparición de nuevos modos de desplazamiento y que está generando problemas de convivencia entre los distintos usuarios de la vía y el espacio único a compartir".

"Encontrarnos con un patinete en medio de la calle o una plaza de aparcamiento reservada para personas con discapacidad y ocupada por cualquier otra persona, son sólo dos ejemplos de las barreras añadidas a las que diariamente se tienen que enfrentar este colectivo", añade.

Y ha incidido: "El nivel cultural cívico de un país se mide por la sensibilidad que hay hacia los colectivos vulnerables, entre los que se incluyen discapacitados y mayores, por tanto, ponernos en su lugar, actuar con responsabilidad y de forma cívica son cuestiones que no cuestan nada y que mejorarían mucho la movilidad en las ciudades y en especial de estos usuarios".

Según informa ASPAYM, la campaña es posible gracias a la colaboración de la Dirección General de Tráfico (DGT) a través de su convocatoria de subvenciones destinadas a programas desarrollados por entidades u organizaciones sin ánimo de lucro, cuyo objeto sea la atención, defensa o representación de las víctimas de accidentes de tráfico.

Además de la DGT, la campaña cuenta con la colaboración de un total de 17 entidades de diferente ámbito de actuación (tráfico, discapacidad, asociaciones de víctimas).