El mapa de los abusos en la Iglesia

Las víctimas de abusos en centros religiosos de Navarra van hoy al Parlamento a contar su historia.

10.02.2020 | 06:27

padres reparadores puente la reina

Religiosos denunciados. Juan Manuel Senosiáin. Murió en el año 1983. Basilio García. Murió en el año 2000. Ambos trabajaban en la Enfermería.

Años de los abusos. Senosiáin cometió abusos entre 1975 y 1979 a José Luis (12 años) y su hermano (11 años).

García cometió los abusos entre 1981-1983 sobre Mikel (11) y Alfredo (12).

Víctimas denunciantes en la Policía.

José Luis (Comarca de Pamplona, 54 años) y su hermano fallecido, que le dejó escrita una carta, Mikel Eziolatza (Vitoria, 49 años) y Alfredo (nombre ficticio, Pamplona, 51 años ahora).

Testimonios de denuncia en DIARIO DE NOTICIAS.

Vecino de Tierra Estella (55 años) y Fermín (51 años).

colegio maristas de pamplona

Religiosos denunciados. Hermano Julián.

Hermano Braulio V.A. (vivo), impartía Dibujo y Religión.

Pedro (apodado El Tapón), impartía Francés.

Hermano Amigot.

Años de los abusos. Andoni los sufrió a mitad de los años 60 por parte de tres religiosos, Estanislao en 1957-58 por parte del hermano Julián; e Iñaki, en 1966, por Braulio.

Víctimas denunciantes en la Policía. Andoni (ahora de 63 años). Denunció los abusos y el maltrato del hermano Braulio, Pedro y Amigot, así como al colegio como institución por ocultar la actividad denunciada de Braulio.

Testimonios de denuncia en DIARIO DE NOTICIAS.

Marcos (70 años), Iñaki (63 años), Fernando (nombre ficticio, de 63 años) y Jesús (nombre ficticio, 64 años).

COLEGIO ursulinas

Religiosas denunciadas. Mere Magdalena de Cristo (por abusos directos), responsable de la enfermería, y la Mere Ángeles (por omisión), como responsable del dormitorio.

Años de los abusos. 1962.

Víctimas denunciantes en la Policía. No ha habido denuncia policial o judicial.

Testimonios de denuncia. Mariví, de 70 años, ofreció su testimonio a este periódico, que lo publicó el 22 de septiembre. Su relato había sido precedido por el de sus hermanas Asun y Sagrario, también exalumnas del colegio Ursulinas de Pamplona, en la calle Navas de Tolosa. Ellas fueron testigos también de los abusos.

Esta historia incompleta empezó a escribirse en 1958 cuando el hermano Julián le metía la mano por dentro de aquel pantalón corto que calzaba en Maristas a Marcos Estanislao, que por entonces tenía 9 años. La historia, aún en retales, ha empezado a escribirse este año cuando José Luis, exalumno de Reparadores, contó a este periódico los abusos que sufrieron tanto él como su hermano fallecido, y Jesús presentó una denuncia en la Guardia Civil de Estella para destapar la conducta brutal del fundador del colegio El Puy, José San Julián Luna. A partir de allí se sucedieron los testimonios. Y este periódico ha acogido la declaración desgarradora de 23 víctimas directas (Marcos, ahora con 70 años, el más antiguo; Mikel, de 49 años, el más joven) que han denunciado ser víctimas de agresiones pedófilas de 12 religiosos entre 1958 y 1983. Algunas de estas denuncias han sido avaladas por hasta siete testigos. Al amparo de las sotanas que lucían en seis colegios de chicos (colegio Padres Reparadores de Puente la Reina, El Puy de Estella, Maristas y Salesianos de Pamplona y Jesuitas, tanto de Pamplona como de Tudela) y de los hábitos de un centro de educación femenina (Ursulinas), los abusadores camparon con impunidad por otra época en la que estas atrocidades eran moneda de uso común. Por desgracia, el silencio era la respuesta mayoritaria ante la tesitura de que una respuesta incorrecta o rebelde no supusiera algún mal peor. Estos hombres y mujeres tienen hoy su primera cita en el Parlamento de Navarra para contar sus experiencias. Pondrán la piel de gallina, porque aquello fue tan real que a muchos de ellos, hoy en día, todavía les cuesta lágrimas y temblores rememorar aquella pesadilla. Empezó en 1958, pero hoy sigue vivo y cruel en la memoria.

COLEGIO JESUITAS

Religiosos denunciados. Ignacio Ruiz de Gauna. Fallecido en Bilbao en 2013. Hermano Jesús Moles Susín y el hermano Castillo.

Cura anónimo: denunciado en el colegio y apartado ahora mismo de contactos con menores.

Años de los abusos. 1965 con Xabier (11 años) y 1972 con otro exestudiante.

Víctimas denunciantes en la Policía. Xabier (nombre ficticio, ahora 65 años).

Testimonios de denuncia. Un anónimo más en Pamplona, otro más en Tudela y otros tres en Indautxu que denunciaron en el colegio a Ruiz de Gauna. El cura anónimo fue denunciado en fechas recientes por una víctima anónima.

colegio el Puy de estella

Religiosos denunciados. José San Julián Luna. Era el primer director y fundador del colegio. Fallecido en los 90.

Años de los abusos. Entre 1960 y 1973. Con Jesús, entre los 8 y 14 años, y con Patxi y Peio entre los 11 y 12 años.

Víctimas denunciantes en la Policía. Jesús Zudaire (Estella 65 años ahora). Patxi (65 años). Peio (64 años). Anónimo (denuncia abusos). Anónimo (Estellés de 66 años, que denuncia malos tratos). Las denuncias que presentaron fueron archivadas por el juzgado de Estella al haber fallecido el responsable.

Testimonios de denuncia en DIARIO DE NOTICIAS.

Además de las denuncias presentadas en la Policía, este periódico recabó testimonios de varios testigos más de aquellos abusos, como Rodolfo (62 años), Bearin (profesor entre 1963 y 1968) y Constantino (profesor de 1965 a 1975).

COLEGIO SALESIANOS DE PAMPLONA

Religioso denunciado. Manuel Ivorra 'El Topi'. Director del servicio nocturno de Formación Profesional y encargado de gestiones administrativas en el colegio de Pamplona. Hay otro cura cuya denuncia verá la luz próximamente.

Años de los abusos. En 1958, con Pablo (cuando tenía 14 años) y en 1970 con Iñaki (18 años).

Denunciante ante la Iglesia. Iñaki (nombre ficticio, ahora 68 años), exalumno de FP Nocturno entre 1968 y 1970. Es el único que ha denunciado ante el Arzobispado.

Denuncias en DIARIO DE NOTICIAS. Pablo (nombre ficticio, 75 años) y José, quien manifestó que en los años 60 el director del centro le citó en el despacho para preguntarle si había sufrido algún comportamiento anómalo del padre Ivorra, porque estaba "enfermo".