Disminuyen en Navarra las renuncias a continuar con las denuncias de maltrato

El consejero Remírez ha afirmado que esta bajada demuestra "el empeño de los profesionales del derecho por no dejar de perseguir estas prácticas que no deben quedar impunes"

10.02.2020 | 09:43
Javier Remírez, vicepresidente primero del Gobierno y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior

Pamplona. Las renuncias a continuar con procesos judiciales en casos de violencia machista ascendieron el año pasado a 164, frente a las 194 del año anterior, ha destacado este jueves el consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez.

El consejero, quien ha participado en la apertura de la XIX Jornada de especialización jurídica contra la violencia de género que organiza el Colegio de Abogados de Pamplona, ha afirmado que esta bajada demuestra "el empeño de los profesionales del derecho por no dejar de perseguir estas prácticas que no deben quedar impunes".

En 2018, ha señalado el consejero, los procedimientos ingresados en los juzgados de Navarra en materia de violencia machista han sido de 2.286 y se ha juzgado y sentenciado a un total de 563 hombres, de los que 462 han sido condenados, lo que supone un 82,06 %, un porcentaje superior al del año anterior, que fue del 80,12 %.

Remírez ha puesto en valor el trabajo que desarrolla en ese sentido el Servicio de Atención Jurídica a las Mujeres (SAM), que atendió en 2018 a un total de 1.059 mujeres, 27 más que el año anterior.

El Gobierno de Navarra, ha comentado Remírez, en coordinación con otras instituciones, debe disponer los medios necesarios para lograr la completa recuperación de las mujeres supervivientes a la violencia, a través de la red de recursos de atención y recuperación, además de establecer políticas de reparación del daño sufrido por las víctimas.

El consejero ha subrayado que toda mujer que sea víctima de cualquier manifestación de violencia en Navarra debe disponer de asistencia letrada antes de la interposición de la denuncia y durante todo el procedimiento judicial y administrativo.

Todos los avances en esta materia "son bienvenidos", ha dicho Remírez, quien ha apuntado que la coordinación interinstitucional va a ser "básica" para progresar y alcanzar una sociedad que apueste por la igualdad real entre hombres y mujeres.

"Esto nos permitirá lograr un modelo social más igualitario y cohesionado que gane terreno a la violencia contra las mujeres", ha declarado.

Ha intervenido asimismo en este acto de apertura la directora gerente del Instituto Navarro de Igualdad, Eva Istúriz, quien ha manifestado que la violencia hacia la mujer "constituye la violación de derechos humanos más preocupante que se comete en las sociedades contemporáneas".

Se trata, ha indicado, de unos "abusos contra los derechos fundamentales" que "socaban el principio básico de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, socaban nuestra democracia".

Istúriz ha valorado que en Navarra se haya ido reduciendo la "brecha" existente entre denuncias presentadas y renuncias a continuar con el proceso judicial. Así, si en 2017 un 52,16 por ciento de las denuncias siguieron su cuso judicial completo, en 2018 este porcentaje se elevó hasta el 60,64 por ciento.