El ictus origina el ingreso en el CHN de mil personas cada año

El Complejo Hospitalario es el centro de referencia de esta patología que en un 25% de pacientes no deja secuelas
En la Comunidad Foral, es la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda en hombres

10.02.2020 | 11:14
Dos enfermeras del CHN toman la tensión a dos pacientes en un acto celebrado el año pasado con motivo del Día Mundial del Ictus.

El Complejo Hospitalario, centro de referencia de esta patología, que en un 25% de pacientes no deja secuelas

pamplona - En torno a mil personas ingresan cada año en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) a causa de un ictus, enfermedad vascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro, también conocida como accidente cerebrovascular (ACV) y que requiere una rápida atención para evitar las secuelas más invalidantes. Hoy, 29 de octubre, es el Día Mundial de Ictus y con el fin de divulgar información sobre esta enfermedad tendrá lugar una jornada abierta al público en el salón de actos del CHN-B (antiguo Hospital Virgen del Camino), entre las 10 y las 14 horas, en el que profesionales de la Salud informarán sobre los aspectos generales del ictus, control de los factores de riesgo y síntomas de alarma.

Y es que el ictus, como destaca el Departamento de Salud, representa la segunda causa de muerte en Europa y se encuentra entre las principales causas de discapacidad y demencia en adultos con el consiguiente impacto social y económico. En Navarra, se confirman estos datos y el ictus es ya la primera causa de mortalidad en las mujeres y la segunda en los hombres, según el Instituto de Salud Pública y Laboral.

El pasado febrero se creó el Registro de Ictus Navarra y en estos ocho meses (de febrero a octubre) han ingresado en la Unidad de Ictus, ubicada en el CHN, 722 pacientes, 526 de ellos valorados en Urgencias como Código Ictus, precisa Salud. En torno al 86% de los pacientes que ingresan anualmente en el servicio llegan aquejados de un ictus isquémico y de ellos a un 20% se les aplican tratamientos farmacológicos por vía intravenosa y un 4% se benefician de tratamientos mediante cateterismo en la misma sala donde se realiza el scanner.

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ofrece una atención integral de los casos de ictus con distintos protocolos que abarcan desde la intervención inicial en el caso de un Código Ictus, los cuidados de la Unidad de Ictus o la rehabilitación intensiva que se ofrece a estos pacientes que pueden incluir fisoterapia, terapia ocupacional, logopedia, valoración de su estado cognitivo-emocional y estudio de su situación social.

un 25% sin secuelas Según informó ayer el Departamento de Salud, en líneas generales, de los y las pacientes que han sobrevivido al ictus, un 25% no tiene secuelas, un 50% permanece con secuelas moderadas pero puede realizar vida independiente y un 25% queda con secuelas severas. Estas secuelas pueden ser motoras, cognitivo-conductuales, sensoriales o del equilibrio, así como afectación emocional y con frecuencia pueden causar depresión.

El pronóstico de estos pacientes viene determinado sobre todo por la localización y extensión de la lesión cerebral, el estado previo de la persona y la respuesta al tratamiento. Se ha demostrado que el factor pronóstico más importante para que los tratamientos citados sean más eficaces es el tiempo transcurrido desde que se produce la enfermedad. Por eso, precisa Salud, el ictus requiere de una atención ultra rápida y coordinada dentro de una cadena asistencial en la que intervienen muchos profesionales de los servicios de Urgencias, Neurología, Radiología y Neurorradiología intervencionista.

"La inmediatez e intensidad con la que se inicie el proceso de rehabilitación también mejora el pronóstico", explica Nuria Aymerich, neuróloga y coordinadora del Grupo Vascular del CHN. El proceso de neurorrehabilitación comienza ya en el ingreso en la Unidad de Ictus, por parte del Servicio de Rehabilitación.

"En las lesiones moderadas o graves, la mayor parte de la recuperación se experimenta en los tres primeros meses tras el ictus, de ahí la importancia de la intervención en esta fase. La recuperación prosigue de manera más lenta hasta al menos los seis meses y algunos pacientes continúan recuperándose durante todo el primer año", precisa Aymerich. Además de la neurorrehabilitación, en esta fase también son fundamentales las terapias de adaptación y aprendizaje de recursos para la vida diaria, otras terapias y el apoyo a las familias y el entorno del paciente.

síntomas y prevención Algunos de los síntomas que pueden indicar que una persona esté sufriendo un ictus consisten en la aparición de manera brusca de desviación de comisura bucal, parálisis total o parcial u hormigueo de una parte del cuerpo, o bien la pérdida total o parcial de la visión, trastornos del habla o de la comprensión del lenguaje o dolor de cabeza brusco e intensísimo. Ante esos síntomas, aunque se presenten de manera transitoria o breve, es importante acudir inmediatamente a Urgencias.

Las recomendaciones de prevención de la enfermedad se centran fundamentalmente en adoptar una dieta rica y saludable, baja en grasas y sal, realizar ejercicio moderado, controlar el peso, la tensión arterial, el colesterol y la glucemia, no fumar, consumo moderado de alcohol y consultar al personal facultativo si se sienten palpitaciones.

Destaca Nuria Aymerich que merece una mención especial, la arritmia cardíaca llamada fibrilación auricular, un trastorno causante del 20% de los ictus isquémicos que se producen en Navarra.

en corto

Charlas abiertas al público. Hoy, con motivo del Día Mundial de lctus, se celebra una jornada en el salón de actos del CHN-B (Virgen del Camino) entre las 10 y las 14 horas abierta al público. Organizada por Enfermería de la Unidad de Ictus, hay charlas sobre la enfermedad y controles de glucemia, tensión, peso y perímetro abdominal; consejos, ejercicio saludable y doppler.

Menor incidencia en mayores de 65 y más en menores. La incidencia de ictus ha descendido en personas mayores de 65 años en ambos sexos, por la mejora de estrategias de prevención con el mejor control de la hipertensión, descenso del tabaquismo, control de la diabetes, colesterol y mejora de los estilos de vida con ejercicio y dieta saludable, explica Nuria Aymerich. Por contra, la incidencia no ha bajado en menores de 65 años. Salud apunta que ha descendido la mortalidad por ictus en Navarra en todas las franjas de edad, por la mejora de los tratamientos y la calidad asistencial.

fibrilación auricular

20%

La fibrilación auricular es el tipo mas común del trastorno del ritmo cardíaco y causa del 20% de todos los ictus isquémicos que se producen en Navarra. Afecta al 4,4 % de la población española y se prevé que se duplique en los próximos 50 años. El síntoma más frecuente son las palpitaciones pero en muchas ocasiones no produce síntomas, por lo que son importantes los chequeos en las personas de riesgo.