'El feo' trae los millones de la Lotería de Navidad a Pamplona

La administración nº 10 en la calle Aldapa vende diez series y reparte cinco millones - Los loteros, que llevan siete meses al frente del local, se estrenan

23.12.2019 | 07:41
Edurne Ansoáin, una de las premiadas, con Ismael Cuadrado, enla administración.
'El feo' trae los millones de la Lotería de Navidad a Pamplona

Pamplona – Mientras las calles del Casco Viejo de Pamplona estaban
ayer repletas de gente tomando el vermú y preparándose para el
partido de Osasuna, la administración de lotería nº 10 de Pamplona
(situada en la calle Aldapa, 6) celebraba los cinco millones
de euros que habían repartido, correspondiente al tercer premio
del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad.

Sobre las 12.20 horas, los loteros (Imanol Retegui, Ismael Cuadrado,
Beatriz García, Patricia Rueda y Olga Tiraplegui) y una de las
agraciadas con el gran premio (Edurne Ansoáin Martínez) brindaban
con cava frente a las puertas de la administración con la camiseta
blanca del tercer premio y el número 00750 colgando de sus manos.

El 00750 fue encargado por la última promoción de la Policía
Municipal de Pamplona, pero no quisieron dar ninguna declaración
a la prensa. García explicó: "Era un número tan feo que seguía
disponible y nos trajeron de Madrid las diez series". Los funcionarios
se llevaron entre 85 y 90 décimos y el resto se vendieron entre
los vecinos del barrio y turistas.

Premiada Edurne Ansoáin, amiga de los loteros y agraciada con
el premio, se encontraba en casa cuando le llamaron varios de
sus compañeros del trabajo con los que compartía el décimo. Tardó
muy poco en subir al establecimiento y celebrar frente a la administración,
junto a sus amigos loteros, que era una de las agraciadas.

Jugaba unos cuantos décimos (no quiso decir el número exacto),
uno de ellos lo compartía con compañeros del Centro San Francisco
Javier, un centro de atención a la discapacidad de la Txantrea,
y los otros con la familia. Ansoáin declaró que eligió el número
porque a los compañeros les faltaba un número terminado en cero.

En ese momento intervino Ismael Cuadrado, uno de los dueños de
la administración, para aclarar que, cuando le entregó el número
al marido de Ansoáin, "me mandó a hacer puñetas y me dijo que
de dónde había sacado ese número tan feo", a lo que Ismael le
contestó: "Por eso lo he cogido, porque es feo".

En el momento de explicar en qué se gastará el dinero ganado,
dijo: "En las pequeñas cosas del día a día y nos iremos de cena
o algo".

La Lotería de Navidad 2019 optó por los lemas El sorteo que nos
une y Unidos por un décimo. Estos dos eslóganes definen muy bien
la emoción y la ilusión que sintió Edurne Ansoáin, una de las
premiadas con el tercer premio, al compartir los décimos ganadores
con familiares y compañeros de trabajo y que expresó con lágrimas
en los ojos: "Me ha hecho mucha ilusión porque el premio ha sido
compartido".

La administración pese a ser pequeñita y estar situada en una
calle poco transitada, repartió una ilusión con valor de cinco
millones de euros.

Aunque los loteros no se quedaron ningún número, "no nos podemos
quedar todos los que vendemos", explicó Rueda, la emoción y la
alegría se respiraba en torno a la administración premiada con
el tercer premio del sorteo extraordinario de Navidad. Los cinco
con grandes sonrisas en los rostros coincidieron que estaban
"muy contentos" de repartir cinco millones de euros.

Beatriz García fue la primera empleada en dar declaraciones a
los medios de comunicación que rodeaban el pequeño local. La
empleada comunicó que se encontraba "entusiasmada y un poco abrumada".
También explicó que no tenían pensado abrir, pero que cuando
se enteraron, no se lo pensaron dos veces y fueron rápidamente
al local para celebrarlo junto a los premiados que se pasaran
por allá.

Hace siete meses que Imanol Retegui e Ismael Cuadrado, los dos
socios, compraron la administración a los antiguos dueños. Cuadrado
destacó: "Es el primer año que llevamos en esta administración,
es la suerte del novato". García por su parte declaró: "Es el
primer año que estamos en esta administración. Todo nos viene
de nuevo y esto más todavía".

Traslado Ismael Cuadrado aprovechó la ocasión para anunciar que
trasladan la administración de lotería a la calle Descalzos con
Hilarión Eslava porque "es un local más grande y con mucho más
tránsito de gente".

También aclaró que no es una decisión tomada por la "gran noticia"
con la que amanecieron ayer, sino que es un proyecto planeado
desde hace bastante tiempo. "Desde la semana pasada tenemos ya
la autorización, estamos elaborando el proyecto para presentarlo
al Ayuntamiento para empezar las obras cuanto antes", así explicó
Cuadrado a la prensa, y además dijo que espera poder abrir el
nuevo local de lotería entre abril y mayo del año que viene.

Cuando los loteros se enteraron de la buena nueva se encontraban
realizando acciones normales, sin esperar el Gran Notición. García
estaba en casa, "recién salida de la ducha"; Rueda estaba comprando
la cena de Nochebuena cuando recibió la llamada de Ismael Cuadrado;
e Imanol Retegui se encontraba viendo a su hijo jugar un partido
de pelota, el que desgraciadamente no tuvo la misma suerte que
su padre y perdió, relataba entre risas Imanol.

Desde la administración contactaron con varios agraciados, quienes
todavía no se lo creían y les mandaban mensajes diciendo "que
nos ha tocado, que sí que nos ha tocado". La inesperada noticia
se hizo eco enseguida y alegró la mañana a los navarros que compraron
el número 00750.

Muchos vecinos de la zona que paseaban por la calle se paraban
y daban la enhorabuena a la única premiada que apareció. Curiosos
se asomaban al local y junto a los loteros brindaban con el cava
que ofrecían a todo el que paseaba por la calle. Uno de los policías
premiado pasó por el local pero no se quiso parar a celebrarlo,
porque según García, "le imponían las cámaras".

Curiosidades Los loteros explicaron cómo fueron las reacciones
de algunos compradores al ver un número tan "feo". "Un hombre
de 50 años me dijo que le diese el número que quisiera y cuando
lo viose sorprendió", explica Olga Tiraplegui recordando ese
momento. Otro cliente, abonado a otro de los sorteos de lotería
les dijo: "¡Qué feo es! Dame uno". "Pese a ser un número poco
querido tiene las mismas posibilidades de salir que uno bonito",
concluyó Tiraplegui.