Navarra insta a la CHE a analizar "medidas de seguridad adicionales" en el embalse de Yesa

Araiz "ve alarmante" que después de 18 años de ejecución de la ampliación del embalse, con casi 470 millones de gasto, "el informe haga matizaciones de que hay incertidumbres"

09.01.2020 | 12:32
Vista panorámica de las obras de recrecimiento del pantano de Yesa.

PAMPLONA. El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha manifestado que el Ejecutivo foral "va a trabajar por impulsar todas aquellas medidas encaminadas a reforzar la seguridad" del embalse de Yesa y de la ciudadanía.

En respuesta a una pregunta de EH Bildu en el pleno del Parlamento foral sobre la seguridad de la ciudadanía de la zona de influencia de la ladera derecha del embalse de Yesa, Remírez ha indicado que "a pesar de que estamos en un proceso de configuración del Gobierno central y de sus organismos, hemos solicitado una reunión a la CHE e instaremos a analizar medidas adicionales".

El consejero ha explicado que el Gobierno foral recibió en diciembre las conclusiones del estudio sobre la ladera derecha del embalse Yesa, encargado por el Ejecutivo, que "concluye que la ladera se encuentra en equilibrio estricto y con velocidad de desplazamiento menor a 2 mm al mes". "Aplicando la revisión de la norma sismoresistente de 2012, más exigente que las anteriores, los desplazamientos no condicionarían la viabilidad de la presa, la acción sísmica no parece condicionar la viabilidad de la presa de Yesa que resulte de la actual construcción", ha expuesto.

Según ha continuado, "el informe ve oportuno que se profundice en el conocimiento que existe de la ladera y manifiesta que existen algunas incertidumbres que justificarían una investigación complementaria".

Remírez ha expuesto que "se señala que el proyecto de actuaciones previsto por la CHE parte de estas limitaciones sobre el conocimiento de los materiales y la presencia del agua". "Y según el estudio las actuaciones de mejora de la CHE plantean soluciones válidas", ha dicho, para comentar que "considera el estudio que son necesarias medidas adicionales".

Ha comentado que se trata de una obra de competencia estatal, "pero este Gobierno de Navarra va a trabajar por impulsar todas las medidas encaminadas a reforzar la seguridad de la infraestructura y de la ciudadanía".

Ha aseverado Remírez que los técnicos transmiten "tranquilidad" en torno a la obra de Yesa y que "el riesgo cero no existe en ninguna infraestructura humana". "Estamos en un escenario de información y transparencia", ha indicado, para opinar que "el alarmismo no existe entre la población afectada".

Según ha añadido, "no quiere decir que no tengamos precauciones, nuestra obligación es apostar por la protección civil, en contacto con el Estado". "Y desde la CHE se nos ha indicado que las grietas recientemente aparecidas corresponden a inestabilidades locales superficiales que no afectan a la ladera del estribo derecho", ha expuesto, para insistir en que "no hay que transmitir alarmismo" y hay que "ser exigente con una obra que beneficiará a Navarra".

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha señalado que "es alarmante que después de 18 años de ejecución de la ampliación del embalse, con casi 470 millones, el informe haga matizaciones de que existen incertidumbres...". "No hay estabilidad garantizada", ha opinado, para señalar que "el factor de seguridad ha bajado". "Y nadie puede garantizar que, con nuevas medidas que se pretenden, ese factor vaya a aumentar", ha expuesto.

Araiz ha manifestado que ésta es una "obra peligrosa" y "no se puede garantizar su seguridad", por lo que ha pedido "la paralización de las obras".