Fallece el segundo menor herido en el accidente de Estella

Hermano de Ixeya Pérez Pascual, niña de Ayegui de 8 años que murió al chocar un autobús fuera de control

18.01.2020 | 06:17
La monovolumen en la que viajaba la menor fallecida, con el autobús de La Estellesa causante del siniestro al fondo.

La Estellesa, que se quedó sin frenos, según testigos, colisionó con varios coches estacionados y arrolló a una peatona

ESTELLA-LIZARRA -El niño de 5 años que se encontraba en estado crítico tras el accidente múltiple ocurrido este viernes en Estella-Lizarra en el que murió su hermana de 8 años, ha fallecido, informa el Gobierno de Navarra.

La pequeña I.P.P, de 8 años, murió en el acto al ser arrollado por un autobús sin control el vehículo en el que se encontraba con su familia y su hermano de 5 años D.P.P. ha fallecido durante la noche en el Complejo Hospitalario de Navarra al que fue trasladado, junto con su madre I.P.P., de 41 años, quien presenta heridas de gravedad.

El vehículo en el que viajaba esta familia de Ayegui se dirigía hacia su localidad, próxima a Estella-Lizarra, cuando se produjo el accidente.

En el suceso, además resultó herida grave E.G.S.M., de 34 años y vecina de Estella-Lizarra que fue atropellada por el autobús y trasladada al Hospital García Orcoyen.

El conductor del autobús, M.L.R, de 36 años y vecino de Pamplona, resultó ileso y el usuario B.M.M., de 17 años y vecino de Yerri, resultó herido leve, siendo trasladado al mismo hospital.

Según detalla la Brigada de Atestados e Investigación de la Policía Foral, el accidente de circulación ocurrió a las 20:02 horas en la calle Carlos VII y consistió en salida de vía por el margen derecho, con posterior choque contra elementos fijos de la vía, de un autobús de La Estellesa.

Posteriormente se produjo la colisión por embestida del autobús sobre un turismo, en el que viajaba la familia de Ayegui, y el choque de ambos vehículos contra elementos fijos de la vía.

Finalmente se produjo el atropello a una mujer por parte del autobús y un choque múltiple de éste contra siete vehículos estacionados, lo que ocasionó cuantiosos daños materiales.

Seis patrullas de la Policía Foral y dos de la Policía Municipal de Estella regularon la circulación y la Brigada de Atestados se hizo cargo de la instrucción de diligencias al juzgado, así como dotaciones de Bomberos de labores de rescate de los accidentados y de limpieza de la calzada.

El centro de coordinación de emergencias de SOS Navarra ha enviado al equipo médico de guardia, dos ambulancias medicalizadas y dos convencionales, así como un equipo de psicólogos que han atendido a personas que han sufrido crisis nerviosas.

TRÁGICO VIERNES

Estella-Lizarra enmudeció. Un autobús fuera de control provocó ayer una tragedia que será imposible de olvidar: embistió una monovolumen de una familia afincada en Ayegui con el devastador resultado de una niña de 8 años fallecida, Ixeya Pérez Pascual; su hermano Daniel, de 5 años, en estado crítico; y su madre Yoana Pascual, de 41 años, herida muy grave. Además, el autocar -que pudo quedarse sin frenos, según algunos testigos- chocó en su acometida contra cinco vehículos estacionados y arrolló a una peatona, que sufrió lesiones de gravedad en ambas piernas.

El siniestro, cuya investigación corre a cargo de la Policía Foral, se registró ayer a las 20.10 horas en la calle Carlos VII de Estella-Lizarra a la altura de la Estación de Servicio Velaz. Un autobús de la empresa de transporte La Estellesa, que había salido de Logroño a las 19.00 horas y que se dirigía hacia la estación de autobuses de la ciudad del Ega con ocho pasajeros a bordo, dejaba atrás Ayegui y al llegar a la rotonda previa a la gasolinera Avia ubicada en el lugar, chocaba contra un semáforo, lo que evidenciaba ya que su chófer había perdido el control del mismo.

A partir de ahí, la pesadilla: el autobús se llevó por delante la monovolumen Kia Carens en la que viajaba la menor fallecida y su familia, que se dirigían hacia Ayegui, donde están afincados, y la empotraba contra las instalaciones de la estación de servicio para, sin solución de continuidad, colisionar contra un turismo aparcado metros más adelante. El vehículo de la Estellesa solo detuvo su marcha al chocar contra otros cuatro vehículos estacionados junto a los inmuebles números 18 y 20 de la calle Carlos VII, momento en el que una mujer salía del portal y era golpeada por los turismos con los que había arramplado el autocar.

EN PARADA CARDIORRESPIRATORIA Bomberos del parque de Estella-Lizarra, con apoyo de unidades del parque central de Cordovilla, desatraparon a la niña fallecida, cuyo cuerpo fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en Pamplona, así como a su madre y su hermano, que fueron trasladados al Hospital García Orcoyen, adonde también fue evacuada la peatona atropellada con fracturas en las dos piernas. El menor que se encontraba en parada cardiorrespiratoria, pudo salir de ella, y ambos fueron derivados al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) en sendas ambulancias medicalizadas.

Los pasajeros que iban en ese momento en el autobús resultaron ilesos, salvo uno de ellos que sufrió herida leves, y algunos de ellos relataron después del suceso que el conductor había afirmado que se había quedado sin frenos, circunstancia que forma parte de la investigación que corre a cargo de la Policía Foral. Agentes de este cuerpo, junto con la Policía Municipal, cortaron la calle en la que se produjo el accidente y reordenaron el tráfico en la zona.

PSICÓLOGOS EN EL LUGAR El centro de coordinación de emergencias de SOS Navarra envió al lugar del siniestro al equipo médico de guardia, dos ambulancias medicalizadas y dos convencionales, así como un equipo de psicólogos que atendieron a personas que sufrieron crisis nerviosas, informaron fuentes del Gobierno de Navarra. Los efectivos del Servicio de Bomberos, además de rescatar a las víctimas, rociaron la zona con espuma de extinción de incendios como medida preventiva, debido al abundante combustible derramado como consecuencia del accidente.

Hasta la ciudad del Ega se desplazó anoche el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, que fue informado en el lugar por el jefe de la comisaría de la Policía Foral de Estella-Lizarra y por el suboficial del Servicio de los Bomberos.