Nuevos estudios "avalan la estabilidad" de la ladera derecha del embalse de Yesa

Remírez dice que la acción sísmica "no condiciona" su viabilidad

24.01.2020 | 13:23
Vista del pantano de Yesa, con nivel bajo de agua.

Nuevos estudios de la Confederación Hidrográfica del Ebro y del Gobierno de Navarra avalan la estabilidad de la ladera derecha del embalse de Yesa, ha explicado este viernes en comisión parlamentaria el consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez.

Se trata, ha declarado el consejero, de una infraestructura cuyo recrecimiento es de competencia exclusivamente estatal y la labor del Gobierno de Navarra es la de velar por la seguridad de la población de la zona.

Esta misma semana, ha dicho, la presidenta de la CHE se puso en contacto con él para comunicarle las conclusiones del último informe de seguimiento sobre la ladera del embalse, que confirma "la situación de normalidad".

El informe, ha indicado, destaca que la ladera "no tiene movimiento significativo" y recuerda que todas las laderas registran cierto movimiento, aunque sea imperceptible.

El documento revela que, en el caso de Yesa, según la clasificación internacional de movimiento, su ladera "se corresponde con el umbral más bajo, denominado como extremadamente lento".

Este último informe introduce una explicación a las grietas situadas en el límite este del deslizamiento y asegura que, "en contra de lo que se ha venido reflejando en los últimos días en medios y redes sociales", no son grietas nuevas y además, "no tienen efecto ni influencia ninguna en la estabilidad ni la seguridad de la presa y el embalse".

Además, ha comentado el consejero, técnicos del Gobierno de Navarra se han desplazado recientemente a la zona y han constatado las valoraciones de la CHE en el sentido de que "se trata de grietas ya existentes y estudiadas, que no comprometen en absoluto la estabilidad de la ladera".

Remírez, quien ha comparecido en la comisión a petición de EH Bildu, ha concluido su intervención afirmando que, en todo caso, "en ésta y en otras obras o infraestructuras el riesgo cero no existe".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha asegurado no obstante que "no se puede mandar un mensaje de estricta tranquilidad", ya que, "cuando no hay certezas, no se puede decir que no está pasando nada en esta ladera".

Araiz ha explicado que el término "equilibrio estricto", citado en un informe de la empresa Geoconsult, equivale técnicamente a "factor de seguridad 1", lo que significa que las fuerzas que tienden a sujetar y a desplazar la ladera "son idénticas", por lo que "no hay margen para la seguridad".

Por Navarra Suma, José Suárez ha declarado que la información "solvente, seria y rigurosa de los técnicos es con la que nos tenemos que mover" y ha rechazado que se hagan "discursos tendenciosos o alarmistas" sobre la seguridad de la presa.

Suárez, quien ha comentado que "la seguridad absoluta no existe" en las obras públicas, ha instado a "no utilizar la complejidad para crear rumores o alarmismos que muchas veces son interesados".

El parlamentario socialista Antonio Lecumberri ha subrayado que éste "es uno de estos temas en los que sin ninguna duda no tenemos más remedio que hacer caso a lo que dicen las personas que entienden".

Por ello, ha agregado, "tenemos que ser rigurosos" con la información recibida, que apunta a la estabilidad de la ladera, y ha pedido rigor en la elaboración de los planes de seguridad.

Blanca Isabel Regúlez, de Geroa Bai, ha compartido con el Gobierno "la necesidad de ser exigentes con todo lo relacionado con la seguridad de la presa" y ha pedido "que se trabaje de forma permanente con los titulares de la presa y los municipios" de la zona.

En ese sentido, el consejero ha informado de que este año ha habido una línea de ayudas económicas a siete u ocho localidades para la elaboración de planes de emergencia, no solo a las poblaciones del entorno de Yesa.