La Diócesis de Pamplona y Tudela presenta la 'Comisión de Protección de Menores y Personas vulnerables'

Entre los objetivos está "la atención de todas las víctimas, con independencia de quién haya sido el agresor y de dónde se haya producido la agresión" - "Formará" a personas y equipos que trabajan con menores

03.02.2020 | 12:32
El delegado de medios de comunicación del Arzobispado, Josetxo Vera, y la secretaria general de Cáritas en Navarra, Maite Quintana, momentos antes de dar comienzo la rueda de prensa

PAMPLONA. La Diócesis de Pamplona y Tudela ha presentado este lunes la Comisión de Protección de Menores y Personas vulnerables, constituida por el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, la semana pasada.

Las víctimas de abusos en centros religiosos de Navarra exigen que la Fiscalía General del Estado exhorte a la Conferencia Episcopal española y, por ende, al Arzobispado de Pamplona, al cumplimiento de los postulados del Papa, una tarea que pasa por investigar la pederastia y  sacar a la luz los archivos de las denuncias y las actas de traslados que ha habido de religiosos a causa esta lacra que se ha extendido a lo largo de tantos años.

Aseguran que solo así sentirán un cambio de postura en la Iglesia, que hasta el momento los ha "silenciado e ignorado". Esta es una actitud que los miembros de la Asociación de víctimas de abusos sexuales en centros religiosos de Navarra han echado de menos por parte de la Iglesia navarra y española, que, en palabras de Mikel Eziolatza, en cierto modo, "es insumisa a los postulados del Papa", ya que públicamente aseguran que perseguirán las actitudes pedófilas dentro del clero hasta que sean extinguidas, y, por otra parte, hacen oídos sordos a las denuncias y a los reclamos de las víctimas.

Las víctimas alertan ante la "falta de imparcialidad" que pueden tener los juicios canónicos donde "ellos se lo guisan y ellos se lo comen porque son juez y parte".

La Comisión creada por la Diócesis está formada inicialmente por cuatro personas: Manuel Martín, médico psiquiatra; Ana Cristina Oria, en acogida de víctimas y labor de secretaría; el abogado Miguel Barrio, para el asesoramiento legal; y la directora de la Comisión Maite Quintana, secretaria general de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela y licenciada en Derecho y en Derecho Canónico.

Entre los objetivos de esta Comisión, han explicado, está "la atención de todas las víctimas de abusos, con independencia de quién haya sido el agresor y de dónde se haya producido la agresión". "Es un servicio a toda la sociedad navarra para salir al paso de una violencia contra personas indefensas que muchas veces queda oculta y hacer visible el compromiso de la Iglesia con la sociedad", han indicado.

Al mismo tiempo, esta Comisión estará muy orientada a la sensibilización de la sociedad para "generar conciencia del problema y dentro de esta línea, a la formación de personas y equipos que trabajan con menores con el objetivo de detectar los abusos que puedan tener lugar en sus entornos". Esa formación se ofrecerá a monitores de tiempo libre, catequistas, sacerdotes, seminaristas y a todas las instituciones que trabajan habitualmente con menores.

El proceso que se realizará en esta Comisión comienza con "la acogida de la persona y la escucha y, en función de cada caso, incluirá acompañamiento terapéutico, espiritual y jurídico". El equipo multidisciplinar será dirigido y coordinado por Maite Quintana y tendrá como marco de referencia "los protocolos para la prevención de abusos de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal, así como el protocolo de la Vicaría de Enseñanza de la Diócesis de Pamplona y Tudela".

La Comisión se situará provisionalmente en la sede de Cáritas de Pamplona, en la calle San Antón de Pamplona y se puede contactar con ella a través del teléfono móvil 673 526 894 y del correo electrónico menores@iglesianavarra.org.