"No entendemos por qué el conductor está libre, es un peligro para la sociedad"

Las familias de la pareja atropellada en Cuatrovientos critican que el autor, I.O.A., no esté en prisión

14.02.2020 | 02:14

PAMPLONA – Desconsolados por la tragedia sufrida el pasado lunes, cuando un conductor con el carné retirado desde 2013 y que dio positivo en drogas atropelló en una acera cercana al cruce de Cuatrovientos, en Pamplona, a Neel Vargas Eufracio y su novia Yecenia Maricela Carvajal, de 31 y 30 años, los familiares de los dos jóvenes permanecían ayer lo más cerca posible de ambos en la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). Y las noticias que han ido recibiendo desde el suceso por parte de los facultativos han sido desfavorables, hasta el punto de los dos heridos se encuentran en estado crítico, tras caer en coma, debido a las lesiones cerebrales que sufrieron al golpearse la cabeza en el atropello. El dolor que sienten ambas familias se mezcla con el recelo que muestran por la situación en la que se encuentra el autor del atropello, el pamplonés I.O.A., de 36 años, al que la Policía Municipal dejó en libertad el mismo lunes por la noche, pendiente de ser citado por el juzgado que instruirá la causa. "No entendemos por qué esa persona está libre, ha demostrado que es un peligro para la sociedad", repitieron ayer varios de los familiares de Neel y Yecenia, originarios de Perú y Bolivia, respectivamente. "Dio positivo en drogas, no tenía puntos en el carné y parece que iba a una velocidad excesiva. No puede estar en la calle", se quejó Sara Carvajal Calli, una de las tres hermanas de la joven atropellada.

Aunque inicialmente el pronóstico sobre el estado de los dos peatones fue calificado de grave, los traumatismos craneoncefálicos que sufrieron en el suceso han hecho que caigan en coma por la presencia de coágulos de sangre en el cerebro, lo que supone que ambos estén en estado crítico, debatiéndose entre la vida y la muerte. "A Yecenia la operaron en la madrugada del martes y ayer (por el miércoles), empeoró y cayó en coma. En cuanto a Neel, los médicos nos han dicho que van a intentar operarlo, pero dependerá de su evolución", explicó ayer Dakleny Eufracio, tía del joven, que junto a su hermana Livla, acompaña a la madre del chico, Nilsand Eufracio.

"DESPROTEGIDOS" Desplazadas a Pamplona desde Sevilla, localidad en la que la familia de Neel está afincada, su madre y sus tías afirman sentirse "discriminados y desprotegidos. No entendemos por qué el conductor no ha entrado ya en la cárcel. Si los dos atropellados fueran españoles, seguramente no estaría en la calle", señalaron entre lágrimas. Las familias de ambos jóvenes pretenden contratar a un abogado para ejercer la acusación particular en el procedimiento, que instruye el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona. "Queremos que se haga justicia, porque mi sobrino y su novia están en coma, no pueden moverse, y el conductor que los atropelló está en su casa tranquilamente", añadió Dakleny.

Durante la jornada de ayer, el concejal delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Labairu, y posteriormente el propio alcalde Enrique Maya, se reunieron con familiares de los dos jóvenes atropellados para brindarle su apoyo en estos momentos. "La gente se está portando muy bien con nosotros, especialmente la empresa RDT Ingenieros en la que trabaja Neel, que se han volcado con nosotros y nos han facilitado hasta el alojamiento", destacó Sara Maricela, que se ha desplazado a Pamplona desde Londres, mientras que sus padres Jesús y Florinda han hecho lo propio desde Suecia. Sus otras dos hermanas, Juana y Noris, también han viajado a la capital navarra. "Pedimos a toda la gente que rece por Neel y por Yecenia", comenta el tío del joven, mientras que la hermana de la chica insistió en que "no podemos cambiar lo que ha pasado, pero el conductor no puede estar en la calle. Es un peligro y podría coger otro coche y repetir lo mismo. No entendemos por qué sigue libre", finalizó.