Navarra envía un mensaje de confianza contra el COVID-19: "El peor virus es el miedo y la alarma"

Dos nuevos casos Catalunya elevan a once los contagiados en el Estado, relacionados con el brote en Italia

26.02.2020 | 13:34
La consejera Santos Induráin.

PAMPLONA. Navarra ha actualizado todo su dispositivo preventivo y asistencial, y creará una comisión interdepartamental ante la expansión del coronavirus COVID-19, que afronta con "un sistema solvente y que funciona", en un momento en el que "el peor virus es el miedo y la alarma" por "los bulos" injustificados.

 
Así lo han señalado en rueda de prensa los responsables de Salud, cuya consejera, Santos Induráin, ha valorado la "actuación coordinada" que el departamento ha llevado a cabo desde el inicio del brote y ha insistido en transmitir la "confianza en nuestro sistema público", desde el que se recomienda -pero no prohíbe- viajar a zonas de expansión de coronavirus.
 
En estos momentos hay cuatro "focos", en China, norte de Italia, Corea del Sur e Irán, pero hay casos confirmado en varios países, incluída España, mientras que Navarra se mantiene sin casos -ha habido una docena de sospechosos que se han revelado negativos- y no se informará hasta que los haya confirmados, ha señalado Induráin al advertir que "va a ser algo contínuo" lo de los casos sospechosos.
 
En cualquier caso, la consejera ha insistido en considerar que el sistema público sanitario de Navarra está "preparado" y en transmitir un "mensaje de confianza", al tiempo que se ha remitido a los protocolos existentes a la hora de actuar ante posibles casos, y no ha recomendado llevar mascarillas a la población, al ser una medida restringida para personas contagiadas o para profesionales.
 
También se ha referido a las personas que se encuentran de viaje en países con foco de coronavirus, como 130 estudiantes de un centro de Pamplona, con cuyos padres se mantendrá esta tarde una reunión informativa, pero a quienes -como en el resto de casos de viajeros- no se pide que guarden ninguna medida concreta a la vuelta si no presentan síntomas.
 
En el caso de que sí lo hagan -en un plazo de hasta 14 días a su vuelta-, la gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin ha señalado que el protocolo indica ponerse en contacto con el 112.
 
Como medida preventiva para la población en general la higiene (lavado de manos, o toser y estornudar con boca y nariz cubiertas), o guardar una distancia de seguridad son algunas recomendaciones en las que se ha incidido para afrontar un problema del que Nuin ha querido subrayar un "dato tranquilizador", el de que "sólo el 11 %" de los infectados tiene una situación clínica grave.
 
Además, su perfil es "el mismo" que el de personas afectadas por otros virus o bacterias, como es el de ser personas de edad avanzada y con enfermedades crónicas de base, ha indicado para señalar que a transmisión del COVID-19 es también fundamentalmente a través de las gotas respiratorias, y sus primeros síntomas son un súbito cuadro de fiebre, de tos o de sensación de falta de aire.
 
Por su parte, el director general de Salud, Carlos Artundo, ha sido el más contundente al pedir que no haya "alarmismos ni exageraciones" para "situar el problema en su justa medida", e incluso ha dicho que "el peor virus ahora mismo es el miedo y la alarma".
 
"Se están diciendo auténticas barbaridades que crean desinformación y alarma en personas normales que hay que evitar", ha dicho para recomendar que no se deben atender "los mensajes sin ninguna base" y que hay que "escuchar y atender a los expertos, a quienes entienden y dan la información correcta", por lo que ha pedido "confianza" en los profesionales del ISPLN.
 
"Hemos tenido más epidemias en el pasado y las seguirá habiendo", más aún facilitadas por razones relacionadas con la "globalización, el cambio climático y las migraciones", ha señalado un Artundo que no ha descartado que pueda haber a futuro casos positivos en Navarra pero que ha insistido en pedir "confianza" en los profesionales.
 
Así, el Complejo Hospitalario de Navarra tiene capacidad para realizar la prueba diagnóstica, conocida como el PCR, con rapidez y descartar si los casos sospechosos dan negativo. Asimismo, los principales hospitales, centros de salud de Atención Primaria y servicios de urgencias y emergencias cuentan con los recursos humanos, materiales y especiales que se prevén necesarios en el contexto actual.
 
Los dispositivos se adecuarán en todo momento y con antelación a los cambios que se den en la situación, han indicado los responsables, que han señalado que el Departamento de Salud ha desplegado una red de contactos con ámbitos políticos, sindicales, sociales y sociosanitarios para abundar en la idea de coordinación en torno a un asunto de salud pública e interés general. 

11 CASOS EN EL ESTADO El Departament de Salut ha confirmado el segundo caso de coronavirus en Catalunya. Se trata de un hombre de 22 años que ha estado recientemente en Italia. Este es el segundo infectado confirmado en Catalunya después de la primera diagnosticada de este martes. La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, y el secretario de Salut Pública de Catalunya, Joan Guix, ofrecerán más detalles de este segundo caso en una rueda de prensa convocada a las 13.00 horas de hoy.

Era cuestión de días que el coronavirus llegara a España tras el brote surgido en Italia que ya ha contagiado a 322 personas y 11 pacientes de edad avanzada han muerto con la enfermedad.

Los dos primeros infectados del país, un turista alemán en La Gomera y un ciudadano británico en Mallorca, ya han superado la enfermedad y actualmente la cifra de infectados se sitúa en 11.

El primer caso en Catalunya, una mujer italiana de 36 años y residente en Barcelona que se infectó de coronavirus en un viaje al norte de Italia, está ingresada en aislamiento en el Hospital Clínic. Evoluciona favorablemente y sigue con síntomas leves. Así lo ha explicado hoy la doctora Assumpta Ricard, gerente de Procesos Integrales de Salud del Servicio Catalán de la Salud, que ha recordado que la mujer solo está recibiendo tratamiento para los síntomas que tiene, similares a una gripe.

La mujer acudió la noche del pasado lunes al Hospital Clínic con síntomas de gripe y explicó que había estado de viaje en el norte de Italia, por lo que le hicieron el análisis para detectar el virus y dio positivo en coronavirus COVID-19. "Evoluciona bien y tiene una sintomatología leve", ha indicado la doctora, que ha explicado que la enferma podría estar tranquilamente en su casa en situación de aislamiento, lo que han hecho con las personas más próximas con las que había tenido contacto en los últimos días y que, de momento, no han desarrollado ningún síntoma y están sanas.

Ricard ha recordado que para que haya un contagio es necesario estar muy cerca de la persona infectada, expuesta a gotas de saliva y "en un tiempo de exposición considerable", y ha explicado que la afectada, el primer caso positivo en Catalunya, está recibiendo en el hospital los mismos cuidados que ella podría hacer en su domicilio con seguimiento de los síntomas.

CONSUMO La Organización Consumidores y Usuarios (OCU) pide a las compañías aéreas y a los establecimientos hoteleros que consideren el miedo al coronavirus como "causa de fuerza mayor" ante las anulaciones en viajes a países y zonas de riesgo.

En una rueda de prensa este miércoles en Zaragoza para presentar su nueva delegación en la capital aragonesa, la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la asociación, Ileana Izverniceanu, ha señalado que estos últimos días están recibiendo numerosas consultas de viajeros que quieren cancelar su vuelo o su estancia.

Como ha explicado la representante de la OCU, ahora las cancelaciones en productos de viaje a estas zonas no suponen una causa de fuerza mayor porque no hay ninguna alerta que prohíba viajar o que suponga el cierre del espacio aéreo, lo que genera una situación "ambigua" para los consumidores.

En estos casos, se tramita como una cancelación normal, si bien algunos usuarios tienen un "miedo insuperable" a desplazarse a esas zonas, ha considerado.

Uno de los casos más recurrente en consultas está siendo el de los viajes de fin de curso a Italia, que suponen la anulación de estos servicios "en bloque", para todos los estudiantes.

Por ello, desde la OCU piden que se considere este temor como "causa de fuerza mayor" a la hora de anular un vuelo o una estancia, lo que supondría la devolución íntegra del dinero aportado, sin "ningún gasto para el consumidor ni para la empresa".

Izverniceanu ha remarcado también que la preocupación mayor es la salud y que, en este sentido, respaldan por completo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.