Los actos con más de 5.000 asistentes se estudiarán "de forma individual"

El Gobierno Vasco decidirá sobre la conveniencia de celebrar grandes concentraciones y aconseja dejar al menos un metro de distancia entre quienes vayan a eventos de más de 500 personas

10.03.2020 | 00:46
Varias personas portan mascarillas a la entrada de un centro sanitario de Vitoria.

vitoria – La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, anunció ayer en rueda de prensa que, además de la suspensión de la actividad lectiva en centros educativos de Vitoria durante 14 días han tomado, además, otras medidas para la ciudad. Entre ellas, hay algunas referidas al ámbito cultural y deportivo. Por ejemplo, recordó que se van a estudiar "individualmente" las actividades que supongan un aforo superior a los 5.000 espectadores.

Respecto a aquellas actividades que se realicen en espacios cerrados con un aforo superior a las 500 personas, además, recomiendan dejar un mínimo de un metro de distancia entre asistentes y aplicar medidas para limitar las aglomeraciones en la entrada y las taquillas.

Durante su comparecencia, le acompañaron también Iñaki Berraondo (viceconsejero de Salud), Cristina Uriarte (consejera de Educación) y Joseba Bidaurrezaga (doctor y representante de la dirección de salud pública), que respaldaron las palabras de Murga y añadieron otras consideraciones acerca de esta cuestión. Berraondo explicó que "este es un virus nuevo, y al serlo, no tenemos vacuna con la que proteger a las personas más vulnerables. Tenemos que controlarlo en la medida de lo posible para que los efectos sean los menos posibles", aunque añadió que la situación que se vive aquí "no es la italiana".

Por su parte, Murga quiso incidir, nuevamente, en tres cuestiones que le piden a la población. "Además de la responsabilidad que nos corresponde, queremos pedirles corresponsabilidad, solidaridad y confianza". En ese sentido, recordó asimismo que son conscientes de que las decisiones tomadas tienen una "repercusión social", pero que consideran que en este momento se están tomando las medidas "necesarias" para frenar la propagación.

A la pregunta de cómo afecta la decisión de suspender temporalmente la actividad estudiantil para los padres y madres que no pueden dejar a sus hijos e hijas al cuidado de otra persona, respondió, por otra parte, que lo están tratando con el ministerio, que están "trabajando" en posibles medidas de apoyo a las familias. "Queremos que nuestros niños no cojan la enfermedad. Si se les controla, pueden estar con sus aitites y amamas. Se está trabajando en los permisos remunerados, pero es algo que no está en nuestras manos".

Además, respecto a las elecciones, no se han planteado nada aún, pero la consejera anunció que seguirán informando sobre todas las decisiones que vayan tomando y pidió que todas las personas piensen cómo pueden cooperar, porque "al departamento de salud nos mueve la salud de la población".

difícil conciliación SEA informó ayer que la decisión de suspender temporalmente la actividad educativa "no está acompañada de ninguna medida excepcional o específica que pudiera haberse acordado en el ámbito laboral", y que la situación que se crea a partir de hoy y hasta el próximo 23 de marzo, es, por lo tanto, "la misma que se origina en aquellas épocas del año en las que no hay actividad escolar ordinaria por vacaciones escolares". En ese sentido, el ente recordó que, ante un "previsible" aumento de peticiones de suspender temporalmente los contratos de trabajo por causa de fuerza mayor, habría que "acordar medidas" en la empresa.

intervención pública

urkullu reclama autoprotección

Preservar la "salud pública". El lehendakari, Iñigo Urkullu, dijo ayer en relación a la crisis del coronavirus que la sociedad debe tener claro que cuando se adopta una decisión es porque se considera fundamental para reducir el impacto y preservar la salud pública de todos, especialmente de los más vulnerables. En una breve intervención pública, el lehendakari dijo que es importante recordar a la sociedad las medidas que cada persona puede adoptar con carácter preventivo. "Las medidas de autoprotección son fundamentales", remarcó. Urkullu insistió en que su Gobierno va a abordar la situación con la " seriedad, serenidad y responsabilidad que se merece".