Navarra celebrará la Selectividad los últimos días de junio si la crisis lo permite

La fase extraordinaria sería la segunda quincena de julio, en función de cómo evolucione el coronavirus

25.03.2020 | 18:06
Jóvenes estudiantes esperando en el aula el comienzo del primer examen de la Selectividad o EvAU

pamplona Navarra, siempre y cuando el estado de alarma motivado por el coronavirus lo permita, celebrará la convocatoria ordinaria de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EvAU) los últimos días de junio, lo que permitiría habilitar la segunda quincena de julio para la extraordinaria.

La situación afecta a un total de 4.489 estudiantes de 2º de Bachillerato (2.601 de centros públicos y 1.688 de concertados), a los que se suman los de ciclos formativos de grado superior que quieran concurrir, y el calendario de la matrícula universitaria se adaptará al de estas pruebas. Así lo remarcó ayer el consejero de Educación, Carlos Gimeno, quien anunció que la aprobación de un cambio en el modelo de prueba con el objetivo de que el alumnado "no pierda el curso y tampoco se vea perjudicado por no haber trabajado con una actividad educativa presencial de determinados contenidos de algunas materias".

El consejero compareció para informar sobre los asuntos tratados en la reunión que mantuvieron ayer por la mañana la ministra de Educación y FP, Isabel Celáa con las autonomías. Un encuentro en el que se aprobó de forma unánime la propuesta de horquilla de fechas de la EvAU en todo el Estado. Serán entre el 22 de junio y el 10 de julio en su convocatoria ordinaria y antes del 10 de septiembre en la extraordinaria, propuesta que, señaló Gimeno, "nos permitiría, si el estado de alarma nos lo facilita y si las autoridades sanitarias lo permiten, realizar los últimos días de junio la fase ordinaria y la segunda quincena de julio, la extraordinaria, tal y como lo ha solicitado la comisión organizadora de la EvAU". Fechas aún por determinar, puntualizó el consejero, "sin menoscabo de que hubiera que trasladarse a septiembre si el estado de alarma no lo permitiese".

nuevo modelo En la reunión, Navarra trasladó una posición que pasa por que "el alumnado no pierda el curso y no se vea perjudicado por no haber trabajado con una actividad educativa presencial los contenidos de algunas materias". Una tarea compleja, reconoció Gimeno, "porque no es fácil pasar de la docencia presencial a la docencia a distancia". De ahí que el consejero quiso enviar un mensaje de reconocimiento al profesorado "por el trabajo e implicación para atender al alumnado en un contexto complejo e inaudito como el actual".

Para asegurar que ningún alumno ni alumna pierda el curso y también para garantizar que el acceso a la universidad se produzca en términos de equidad y justicia, la conferencia sectorial ha aprobado una modificación en el modelo de prueba. Se trata de que "se evalúe lo que ya se sabe", que el alumnado no se vea perjudicado por no haber trabajado en clase algún bloque de contenido de alguna materia, por lo que debe contar con la posibilidad de obtener la máxima puntuación sin realizar las preguntas correspondientes a alguno de los bloques. También se ha acordado que el modelo de prueba no se aleje de los que las universidades han puesto a disposición de alumnado y profesorado y se contribuya a "fomentar la calma" ante una situación de incertidumbre sobrevenida.

En cuanto al alumnado de grado superior de FP, Navarra adoptará las medidas acordadas encaminadas a flexibilizar las prácticas en el centro de trabajo para superar el curso y ajustar el calendario para que se puedan presentar a la EvAU.

20 ordenadores a alumnos de 2º Por otra parte, Educación va a trasladar un cuestionario a los centros escolares para determinar el número de estudiantes con dificultades por la "brecha digital". Tras realizar este análisis, el departamento estudiará las posibilidades de "trasladar ese material curricular a cada una de las familias estableciendo la mayor comunicación y coordinación".

Respecto al alumnado de 2º de Bachillerato, el Educación ha evaluado en la red pública la disponibilidad de equipos informáticos. Entre los 27 centros que han contestado se han detectado 20 escolares sin ordenador. Desde el departamento se les ha facilitado uno, así como nueve conexiones a internet. De tal modo que todo el alumnado de 2º de Bachillerato de centros públicos cuenta, actualmente, con un equipo informático y con conexión a internet.

"El objetivo es que el alumno no se vea perjudicado por no haber trabajado en el aula algún bloque de alguna materia

carlos gimeno

Consejero de Educación