Las residencias de mayores registran 92 positivos en coronavirus

01.04.2020 | 19:17
La residencia de la Misericordia cerrada a los visitantes

Pamplona. Las residencias de mayores de Navarra han registrado 92 casos de ancianos positivos en coronavirus, de los que 22 están hospitalizadas, lo que supone una incidencia del 1,6% del total de residentes, según los últimos datos facilitados por el Gobierno, mientras que 266 profesionales del sector se encuentran de baja, el 6,6% del total.

Así lo ha señalado esta tarde en rueda de prensa la directora gerente de Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés, que ha comparecido junto a la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo, Andrés Carbonero.

Francés ha informado de que el Gobierno foral habilitará previsiblemente desde el próximo lunes el balneario de Fitero como recurso residencial destinado a mayores positivos en coronavirus que no precisen hospitalización.

Este se sumará al que desde el domingo está ya en marcha en la residencia Félix Garrido de Sarriguren y que en la actualidad acoge en torno a 18 personas.

En lo referente a la Casa de Misericordia, la consejera Maeztu ha informado que se han acordado con el centro diferentes medidas para frenar el contagio, como el desplazamiento de los pacientes autónomos sin enfermedad al hotel AH San Fermín de Burlada, que ya se está acondicionando para la llegada de aproximadamente 80 personas.

Ha añadido que en la Misericordia se han realizado ya 70 test y se ha valorado con la dirección la posibilidad de trasladar a personas mayores con COVID-19 al centro de cuidados intermedios creado en la residencia Félix Garrido con el objetivo de "aliviar la presión de casos" delcentro y poder establecer correctas medidas de aislamiento.

En lo referente a las personas sanas que se encuentran en residencias, la consejera ha señalado que le consta que los familiares interesados han podido llevarselos con ellos a sus casas sin problema.

Según ha indicado Francés, "se ha puesto en marcha un equipo de profesionales de Valoración de la Dependencia" compuesto por 2 médicos, 4 enfermeras y 7 terapeutas ocupacionales que se encargan del monitorizar todos los centros residenciales de mayores, de otros 52 para personas con discapacidad, así como de 32 congregaciones religiosas.

Tras este trabajo, ha explicado, se han establecido las medidas necesarias en cada caso en función de sus necesidades, destacando en este sentido el apoyo específico a las residencias de Sangüesa y Miranda de Arga con el nombramiento de dos enfermeras para reforzar a la dirección de los centros.

Así mismo, los centros residenciales con más necesidades cuentan con un refuerzo de enfermería del centro de salud de referencia en coordinación con el departamento de Salud, que ha destinado 11 profesionales de enfermería y 5 auxiliares para esta labor.

Según ha indicado Francés, el departamento de Derechos Sociales también ha adquirido 5.000 mascarillas quirúrgicas y 1.000 FFP2 que se sumarán a las suministradas por Salud para aprovisionar a estos centros de las medidas de protección adecuadas.

Además, ha señalado, el pasado 27 de marzo realizaron una convocatoria de empleo que a día de hoy cuenta con "2.876 personas que pueden trabajar como cuidadores en centros gerontológicos", una bolsa de empleo que se les está proporcionando para que puedan hacer directamente ellos las contrataciones.

Por último, en colaboración con Cruz Roja se ha puesto en marcha un teléfono de atención psicológica dirigido a las familias de los residentes que funciona de 09.00 a 20:00 horas.

"La preocupación de los familiares el lógica", ha señalado al consejera, que ha mandado un mensaje de tranquilidad asegurándo que las personas residentes "están bien atendidas en los centros" y se está haciendo "un enorme esfuerzo" para que sus allegados puedan mantener el contacto con ellos.