España se prepara para salir de la "hibernación" en espera de la desescalada

El Ministerio del Interior ha desplegado un operativo para repartir en puntos logísticos más de diez millones de mascarillas

12.04.2020 | 19:45
Una familia mirando por su ventana en Madrid.

Madrid. España se prepara para salir de la "hibernación" y volver, entre mañana y pasado, a recuperar algunas actividades no esenciales, pero persistirá el confinamiento porque su "desescalada" no se producirá antes de dos semanas, sin descartar que las restricciones puedan mantenerse o reforzarse después del día 26.

Mañana es festivo en ocho comunidades autónomas -Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja-, pero en el resto de las regiones actividades como la construcción volverán al trabajo siempre que se garanticen medidas de seguridad que eviten el contagio por la COVID-19.

Para ello, el Ministerio del Interior ha desplegado un operativo para repartir a partir del lunes en puntos logísticos de toda España más de diez millones de mascarillas, como en las estaciones de metro o las paradas de autobuses.

Los festivos de Semana Santa se han cerrado con un repunte en las muertes por coronavirus después de que ayer alcanzaran su cifra más baja en semanas. Así, en las últimas 24 horas han fallecido 619 personas afectadas por la COVID-19, es decir 109 más que ayer.

Sin embargo, los nuevos contagios han descendido al contabilizarse 4.167 más, que suponen 663 menos que los de ayer.

Con estos datos, son ya 16.972 los fallecidos desde el inicio de la pandemia y las personas infectadas 166.019. Además, el total de recuperados ascienden a 62.391, ya que se han curado en las últimas horas 3.282 personas.

Estos datos y las últimas medidas para frenar la pandemia los ha trasladado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los jefes de los gobiernos autonómicos en una videoconferencia desde el Palacio de la Moncloa, una cita ya habitual los domingos.

Y tras ella, y en una comparecencia telemática, Sánchez lo ha dejado claro: el confinamiento persiste y continuará como mínimo otras dos semanas, porque lo que sí se está terminando es la "medida extrema de la hibernación".

Pero el regreso a la normalidad será progresivo y muy cauteloso, ha enfatizado el jefe del Ejecutivo, quien ha pedidlo que esa desescalada se traslade al campo político, porque lo que se necesita de forma inmediata, según Sánchez, es unidad para afrontar lo reconstrucción económica y social en la "posguerra", según ha denominado al periodo que se abrirá una vez se supere la pandemia.

De hecho, ha anunciado que antes de que concluya la próxima semana espera que se celebre una primera reunión para impulsar unos nuevos Pactos de la Moncloa que sienten las bases de la reconstrucción del país.

Sánchez no ha descartado que las restricciones actuales puedan mantenerse o reforzarse una vez concluya la prórroga del estado de alarma el próximo 26 de abril.

Todo dependerá de la evolución de la pandemia, ha agregado Sánchez, quien, de todos modos, ha asegurado que ya hay datos "alentadores" que permiten afirmar que se han dado los "primeros pasos decisivos" hacia una victoria en la lucha contra la COVID-19.

Algunos presidentes autonómicos, como los nacionalistas y los del PP, han reclamado a Sánchez mayo participación en la toma de decisiones frente al coronavirus y han alertado del peligro de que repunten los contagios con la vuelta al trabajo.

Desde Cataluña, Quim Torra ha reclamado que se prorrogue la parálisis al menos dos semanas más y ha considerado "una temeridad y una imprudencia absoluta" que se vuelva a la actividad en algunos sectores.

En las comunidades que mañana no es festivo se recuperarán algunas actividades, pero con todas las medidas de protección y seguridad necesarias para los trabajadores que retornen a sus puestos de trabajo.

El Ministerio del Interior reforzará la presencia de agentes en las estaciones de cercanías, metro y autobús y los principales nudos de transporte para comprobar que los desplazamientos no incumplen los puestos permitidos por el real decreto de estado de alarma.

Y es que, tal y como han reiterado los responsables de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, los agentes no van a bajar la guardia porque el confinamiento sigue.
noticias de noticiasdenavarra