Una doble línea continua a lo largo de toda la N-121-A

Cohesión Territorial inicia los trabajos de reposición de la señalización horizontal en esta vía para mejorar la visibilidad

15.04.2020 | 14:20
Una doble línea continua a lo largo de toda la N-121-A

El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra ha comenzado los trabajos de reposición de la señalización horizontal en el eje y en los laterales de la carretera N-121-A con objeto de mejorar la visibilidad en la vía y de dotarla de una mayor homogeneidad.

Como principal novedad, se va a proceder al pintado de una doble línea continua que separará los dos sentidos de circulación a lo largo de los 63 kilómetros de esta carretera, ha explicado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Según ha indicado, una vez concluya esta actuación de mejora, únicamente se podrán realizar adelantamientos en los 36,87 kilómetros que cuentan con doble carril en el sentido de la marcha y que representan el 58,61% de la longitud total de la vía.

Se prevé que los trabajos de repintado de la señalización horizontal duren en torno a 21 días, en función de las circunstancias meteorológicas. El coste de esta actuación asciende a 375.000 euros, aproximadamente.

Esta doble línea continua también va a afectar a los cinco tramos de vía de dos carriles en los que hasta ahora estaban permitidos los adelantamientos invadiendo el sentido contrario de circulación. De esta forma se prohibirá adelantar en los 3,36 kilómetros en los que hasta ahora figuraba una marca discontinua en el eje o adosada a éste y que representan el 5,34% de la longitud de la vía.

En concreto, se trata de los tramos 9+220 a 9+720, 9+880 a 10+130, 16+330 a 16+600, 21+590 a 22+120 y 22+370 a 22+850 en sentido Pamplona-Irún, y 23+080 a 22+520, 22+270 a 21+710, 16+800 a 16+300, 11+630 a 11+270, 10+380 a 9+950 y 9+850 a 9+470 en sentido Irún-Pamplona.

La medida fue acordada a principios del mes de marzo entre el Gobierno de Navarra y la Delegación del Gobierno, con el fin de reducir la siniestralidad de esta carretera.

En este sentido, el Gobierno foral ha destacado que "estas actuaciones vienen a reforzar otras ya implementadas el pasado mes de febrero por el Ejecutivo, como es la limitación a un solo sentido de los adelantamientos en los tramos de vía con tres carriles de la N-121-A".

Según ha indicado, "esta medida venía motivada al constatarse, en los informes de accidentalidad de la N-121-A elaborados por el Área de Tráfico y Seguridad Vial de Policía Foral, que se generaban situaciones de peligro entre vehículos que coincidían adelantando en el carril central y en sentidos contrarios".

Finalmente, desde el Departamento de Cohesión Territorial han recordado que una vez finalice la campaña de vialidad invernal, se tiene programado el fresado y reposición de firme en varios tramos de la N-121-A entre los puntos kilométricos 25+990 y 68+440. Está actuación "permitirá mejorar el coeficiente de rozamiento y la regularidad".