Navarra descarta un "aprobado general" del alumnado

La valoración final del curso será "más global y continua" y repetir será "excepcional", recalca Educación

17.04.2020 | 11:46
Carlos Gimeno, consejero de Educación y Gil Sevillano, director general.

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, ha afirmado que la valoración final del curso 2019-2020 "no será más benévola, sino comprensiva y diferente, más global, continúa y diagnóstica" y ha señalado que la repetición del curso "debería ser más excepcional que nunca".

"No se prescribe un aprobado general, sino que la repetición sea inferior y la promoción superior que en condiciones normales", ha expuesto Gimeno, para precisar que "la decisión de repetición se tomará para beneficio claro del estudiante".

Según ha indicado el consejero, la propuesta de Educación es "limitar en este tercer trimestre los contenidos a evaluar, podando el currículum para dejarlo en lo esencial", lo que "exigiría un trabajo de coordinación de los centros educativos, el servicio de inspección y de inclusión".

"Esa poda del currículum necesita de unas orientaciones claras por parte de la administración que se van a trasladar a los centros con la máxima inmediatez posible una vez se publique la orden ministerial", ha asegurado Gimeno.

En este sentido, ha señalado que "los centros educativos tendrán esas orientaciones más pronto que tarde, pero con la máxima seguridad jurídica" y ha asegurado que su departamento "trabaja ya en este momento de forma intensa en un marco general para la adaptación de los acuerdos de la conferencia sectorial en el ámbito curricular, metodológico y de la evaluación, una cuestión que preocupa y mucho en los centros educativos y el profesorado".

En una rueda de prensa por internet, en la que ha estado acompañado por el director general de Educación, Gil Sevillano, Gimeno ha asegurado que la apuesta "clara" del Departamento de Educación pasa por "poner el foco en los estudiantes y sus familias y no tanto en el currículum y su avance".

Ha apostado así por "evaluar el curso adaptándose a las circunstancias" para que "ningún alumno pierda el curso por culpa del Covid-19" y ha explicado que "se van a evaluar todos los aprendizajes que el alumnado ha realizado de manera presencial como en modalidad no presencial".

Según ha indicado, "con carácter general el alumnado tiene que promocionar el curso siguiente", pero ha descartado "un aprobado general". "Se podrá suspender y repetir, pero en ningún caso la evaluación final empeorará las dos evaluaciones anteriores", ha precisado.

Ha afirmado, además, que en esta tercera evaluación habrá "pruebas de evaluación ordinaria final, posibilidad de recuperar las asignaturas que se pudieran tener suspendidas en los dos primeros trimestres y actividades de refuerzo y evaluación en la convocatoria extraordinaria".

En cuanto al avance del temario, Gimeno ha indicado que a la espera de la publicación de la orden ministerial, se recomienda "no avanzar", de tal modo que "sería un tercer trimestre para el refuerzo de competencias imprescindibles, para recuperación, para repaso y refuerzo".


UNIR EL CURSO ESCOLAR CON EL SIGUIENTE


Respecto a la propuesta del Gobierno de Navarra de unir el curso actual con el siguiente y configurar currículos conjuntos, ha destacado que "se puede aplicar a toda la educación Primaria, a primero, segundo y tercero de Secundaria, así como a primero de Bachillerato, quedando al margen los cursos de 4º de ESO, 2º de Bachillerato, 2º de FP, y los de finalización de enseñanzas artísticas superiores". Según ha señalado, se diseñarían los currículos de forma que "el curso 2020-2021 se puedan realizar de forma presencial todos los ajustes necesarios".

Ha explicado, además, el consejero que la propuesta del Gobierno foral planteaba "ir más allá" y que se estableciera una evaluación en julio de 2020, de carácter provisional, que fuera definitiva en julio de 2021, pero ha remarcado que "hay que ver la orden ministerial y si podemos ejecutarla".

"En el documento base parece ser que el ministerio aconseja cerrar el curso académico, vamos a ver cómo se establece y qué hacemos y cómo concretamos", ha agregado.

Asimismo, de cara al próximo al curso 2020-2021, el consejero de Educación ha anunciado que se invertirán 2 millones de euros en recursos personales especializados y en medidas de apoyo y refuerzo extraescolar.


SE MANTIENE LA DURACIÓN DEL CURSO ESCOLAR


Por otra parte, tanto el consejero como el director general han destacado que se mantiene la duración del curso escolar, que no se extenderá más allá del mes de junio.

Según ha detallado Gil Sevillano, en la nueva configuración del calendario se va a respetar la fecha prevista del 19 de junio para la finalización del calendario lectivo de este curso 2019/2020. Sin embargo, se va a proponer una modificación significativa que asegure que los plazos para ir desarrollando las distintas fases de la evaluación garanticen que el profesorado dispone del tiempo necesario para prestar la atención requerida al alumnado.

A su juicio, "es imprescindible, especialmente en estas circunstancias, que el profesorado disponga de los días restantes hasta el 30 de junio, para concretar de forma coordinada en los equipos docentes y del Departamento, las memorias de final de curso, así como los informes de evaluación individualizadas para que la planificación curricular del curso 2020/2021 comience con las bases más sólidas posibles para que la corrección de las desigualdades que se hayan podido detectar se realice con la mayor eficacia y agilidad posible".


CASI 7.000 ALUMNOS NO PUEDEN TRABAJAR A DISTANCIA


Por otra parte, en su intervención, el consejero de Educación ha puesto de manifiesto que ante el escenario generado por el Covid-19 "no se ha podido establecer la igualdad de oportunidades con todas las garantías". Y ha afirmado que "el sistema educativo no estaba completamente preparado para asumir el reto de la educación a distancia de un día para otro".

Ha considerado que "tenemos que tomar medidas y generar centros punta de lanza digitales para el futuro, además de formar al profesorado" y ha afirmado que en el ámbito digital "no se está pudiendo llegar a cada alumno".

En este sentido, ha detallado que, según los datos actualizados del alumnado sin conexión a Internet o no localizado, el número de estudiantes de la red pública que no pueden trabajar a distancia es de 6.969 en total: 1.521 en el ciclo 3-6 años; 3.750 en Primaria; 1.200 en ESO; 107 en bachillerato; 87 en FP Básica; 166 en Grados Medios de FP y 138 en Grados Superiores de Formación Profesional.

Gimeno ha destacado que su departamento "continúa el proceso de adquisición de equipos informáticos para reducir la brecha digital, que se sumarán en las próximas semanas a los 1.500 nuevos equipos adquiridos ya y puestos a disposición de la comunidad educativa".