El coronavirus pudo entrar en España en febrero por "al menos 15 vías distintas"

El estudio, firmado por científicos del Instituto de Salud Carlos III de Madrid y el Hospital Clinic de Barcelona

23.04.2020 | 13:48
Coronavirus.

El coronavirus SARS-CoV-2 tuvo en España "multitud de entradas" y podía estar ya presente desde mediados de febrero, según un estudio centrado en los 28 primeros genomas del virus analizados en el país para conocer su difusión.

El estudio firmado por científicos del Instituto de Salud Carlos III de Madrid y el Hospital Clinic de Barcelona ha realizado análisis filogenéticos y filodinámicos para estimar el origen temporal y geográfico más probable de los diferentes clados -que definen la evolución biológica de un organismo- y las vías de difusión.

Los autores concluyen que "se han detectado múltiples introducciones de SARS-CoV-2 en España".

Uno de los autores del estudio José Alcamí, investigador del Instituto de Salud Carlos III, explica a Efe que el origen de la epidemia en España "no tuvo un paciente único, o paciente cero, sino que vino por múltiples entradas de distintos países".

Además, agrega el científico, estas entradas se produjeron "en la segunda quincena o mediados de febrero, que es antes de que se detectara que había una transmisión comunitaria en España".

Al menos dos de estas entradas del virus dieron lugar a "la aparición de conglomerados transmitidos localmente, con la posterior difusión de uno de ellos a otros seis países por lo menos", destaca el estudio.

Estos resultados "ponen de relieve el extraordinario potencial del SARS-CoV-2 para una rápida y amplia difusión geográfica", señala la investigación, que ha sido publicada en el repositorio de informes científicos BioRxiv, en el que los textos aún no han sido sometidos a revisión por otros expertos.

El análisis del genoma del actual coronavirus ha identificado tres grandes clados que se extienden por todo el mundo, designados G, V y S.

Los análisis filogenéticos de las primeras 28 secuencias del genoma completo del SARS-CoV-2 obtenidas de pacientes en España revelaron que la mayoría de ellas están distribuidas en los clados G y S (13 secuencias en cada uno) y las dos secuencias restantes se ramifican en el clado V.

El origen de los estos clados, según la investigación, se estimó en España alrededor del 14 y el 18 de febrero de 2020, respectivamente, "con una posible ascendencia" de uno de ellos en Shangái.

El hecho de que haya infectados en España por los tres clados -que son variantes del coronavirus que se parecen entre ellos, explica Alcamí- quiere decir que, "al menos, ha habido tres entradas diferentes porque son muy distintos".

Estos tres clados tienen secuencias similares a virus detectados en Alemania, Reino Unido, Italia, Holanda y Noruega, lo que nos habla de la diseminación de los diferentes clados del coronavirus por toda Europa, agrega.

En cuanto a la transmisión, dice que puede que ser por gente que vino del extranjero, pero también por personas que estuvieron en contacto con otros que sí habían estado fuera del país, y cita como ejemplo el partido de fútbol a mediados de febrero entre el Atalanta y el Valencia, jugado en Milán.

Alacamí explica el caso de dos ancianos en la Comunidad de Valencia muertos por neumonía en febrero y que después se confirmó que tuvieron Covid-19.

"Es decir, -señala el experto- los primeros casos no fueron detectados, porque eran muy pocos o no había la sospecha. Eso lo sabemos ahora".

El estudio sugiere además que desde España el coronavirus se pudo diseminar hacia Estados Unidos, Holanda, Chile, Brasil, Georgia y Francia."Es un poco la dinámica de las epidemias, somos fuente y destino de infección", agrega Alcamí.

En todo el mundo se están secuenciando los coronavirus de los pacientes de cada país, datos que se incluyen en una gran base datos que permite trazar el viaje de cada virus. "Si tengo un virus de una persona en Madrid puedo saber si vino de Italia, de China o Alemania".

Además se puede trazar el tiempo porque el virus original tiene una secuencia en su RNA que, a medida que se va multiplicando y va pasando a otras personas, produce mutaciones.

El estudio se ha realizado con 28 secuencias de genoma completo a partir de muestras procedentes de España, entre ellas 14 de Madrid (12 de ellas secuenciadas por los Hospitales Universitarios 12 de Octubre, La Paz y Ramón y Cajal).Otras cinco proceden de la Comunidad Valenciana, cuatro de Castilla y León, dos de Castilla-La Mancha y una de Andalucía, una de Galicia y una del País Vasco.