Críticas a la "performance" del PP en el cierre de Ifema, que investiga la Fiscalía

01.05.2020 | 13:46
Personal sanitario durante el acto de cierre del hospital de campaña del recinto ferial de Ifema

Madrid. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha destacado que el hospital "proeza" que ha sido Ifema durante 40 días se ha convertido en "un símbolo de esperanza, de una sociedad que lucha por su futuro y de la no rendición ante la pandemia".

Almeida ha intervenido en el acto institucional que ha servido para "apagar las luces" del hospital provisional de Ifema, por el que durante 40 días han pasado más de 3.800 pacientes -las cuatro últimas han recibido el alta esta misma mañana-.

El alcalde ha resaltado que en un momento en el que Madrid estaba afrontando una pandemia "de una magnitud difícilmente valorable", la puesta en marcha de esta "proeza" de hospital se convirtió en "un símbolo de que la sociedad madrileña no se rendía, que iba a dar la talla, hacer frente a la situación e iba a dar esperanza a todos los madrileños".

"No podemos bajar la guardia, no hemos vencido a la pandemia, pero gracias al esfuerzo de Ifema podemos mirar con algo más de optimismo y esperanza", ha señalado el regidor, que ha vuelto a agradecer al ferial, "la segunda institución más importante de Madrid" en términos económicos, haberse prestado a acoger el hospital provisional.

"Hace apenas 9 días cerrábamos el Palacio de Hielo, el símbolo de la tragedia, del drama, que permitía visualizar el reto que afrontábamos. Ifema es símbolo de esperanza, de una sociedad que lucha por su futuro, es símbolo de no rendición", ha concluido, dedicando sus últimas palabras a los fallecidos por el coronavirus.

Clemente González Soler, presidente de la institución ferial madrileña, ha recordado el esfuerzo que se ha hecho desde Ifema, ya que desde que recibieron la primera llamada de Isabel Díaz Ayuso requiriendo sus instalaciones, a las pocas horas ya había gente montando todo "y 18 horas después estaba la primera parte del hospital funcionando", con pacientes ingresados en dos días.

Con 40 años de vida hoy Ifema "escribe la página más importante de su historia: la clausura, tras los deberes cumplidos, del hospital. Hoy se apaga una luz pero mañana se enciende otra, la de la recuperación económica", ha asegurado González Soler, porque la institución ferial trabaja ya para organizar ferias desde junio y "seguir aportando energía" a la Comunidad de Madrid como el segundo motor económico regional que es.

Por su parte el director del hospital de Ifema, Antonio Zapatero, ha agradecido el "coraje" de Díaz Ayuso de creer que "se podía hacer algo más" cuando todos estaban "asustados y preocupados" ante el avance de la pandemia, un "algo más" que fue este centro sanitario provisional que recibió las alabanzas de la propia Organización Mundial de la Salud.

Oposición, sindicatos y redes sociales han acusado este viernes a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de haber faltado al respeto a sanitarios y a todos los ciudadanos por haber organizado un "espectáculo" multitudinario para dar por cerrado el hospital provisional de Ifema.
De hecho, la Delegación del Gobierno en Madrid ha abierto una investigación por la posible vulneración del real decreto sobre el estado de alarma sobre la vulneración de las normas de distanciamiento social ocurrido hoy en el acto de 'apagado de luces' del hospital de Ifema, han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno.

Según han denunciado varios portavoces de la oposición en la Asamblea de Madrid, en el acto, organizado por la Comunidad de Madrid, que fue público y televisado por Telemadrid, no se respetaron las medidas de separación para impedir la propagación del coronavirus, había mucha gente en muy poco espacio y hubo hasta abrazos y apretones de manos.

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, ha sido el primero en arremeter contra la presidenta desde el mismo Ifema, adonde ha acudido "por compromiso institucional y, sobre todo, por compromiso y para dar las gracias con el personal sanitario" que ha trabajado allí. Al llegar, Perpinyà se ha encontrado con unas "mil personas" en el recinto ferial, donde según ha asegurado "no se han respetado las distancias ni los protocolos" de seguridad contra el coronavirus.

Según Perpinyà -que se ha negado a entrar en el pabellón donde se ha celebrado el cierre del hospital provisional y ha preferido quedarse junto a los sanitarios que protestaban pidiendo test y defendiendo la sanidad pública- lo que se ha producido hoy es una "esperpéntica campaña de marketing de la presidenta, que le ha llevado hasta el punto de subirse en un camión y repartir bocadillos entre la gente".

"Todo esto en medio del estado de alarma; aquí no se ha respetado nada", se ha quejado el diputado de Más Madrid, que ha tachado de "vergonzoso" el acto, una "falta de respeto" a los madrileños que están confinados en sus casas, a los pacientes que están en los hospitales y a todo el personal sanitario. Desde el Ayuntamiento de la capital, la concejala del PSOE Mar Espinar ha opinado que "lo que han hecho el PP y Ciudadanos hoy en Madrid se revuelca en el populismo más grotesco y la irresponsabilidad más absoluta". "Juegan con fuego. ¿Qué será lo siguiente de Ayuso? ¿Salir comprando lejía?", ha dejado escrito.

Por su parte, el secretario general de CCOO Madrid, Jaime Cedrún, ha reprochado que "en un día tan señalado como el Primero de mayo" Ayuso haya "decidido realizar una performance en Ifema". "Algo que sería positivo, como es el hecho de que cada vez haya menos personas contagiadas, se convierte en un acto injustificado cuando, a su vez, se anuncia que no se va a renovar a miles de trabajadores y trabajadoras que han estado ayudando a corregir el extraordinario recorte de plantillas que ha sufrido la Sanidad en este país", ha apuntado Cedrún.