Los mayores, ejemplo de responsabilidad

03.05.2020 | 01:23
Los mayores, ejemplo de responsabilidad

Las personas de más de 70 años salieron ayer a la calle cumpliendo con las normas y recomendaciones establecidas

Ni siquiera ellos habían vivido nunca una situación parecida. Ni la Guerra Civil, ni la II Guerra Mundial, ni las numerosas crisis por las que han pasado les habían mantenido encerrados en casa tanto tiempo. Han sido casi 50 días de confinamiento que muchas personas mayores han cumplido en su integridad y que ayer rompieron por primera vez para salir a pasear. Una cuarentena prácticamente mundial que no ha tenido precedentes y que para compararla con algún acontecimiento de similar envergadura muchos mayores se remontan hasta la Guerra Civil. Aquello, coinciden, fue diferente y todavía más sangriento y doloroso pero la incertidumbre que rodea a la crisis del coronavirus les trae recuerdos de aquellos años.


Por eso, el día de ayer transcurrió con especial alegría, principalmente para uno de los colectivos más vulnerables frente al virus, que ayer dio un ejemplo de responsabilidad a toda la sociedad. Los mayores de 70 años llenaron de vida las calles y paseos de toda Navarra. También lo hicieron el resto de ciudadanos pero en el caso de los mayores fue especial, teniendo en cuenta que muchos de ellos no se han saltado el confinamiento ni para bajar la basura y el único contacto con el exterior que han tenido ha sido asomados a la ventana o a través de una pantalla.

"Estos días nos hemos hecho expertos de la tecnología para poder comunicarnos con nuestros seres queridos, algo que para mí era impensable", bromeaba Lola Paularena, mientras caminaba por la Vuelta del Castillo en Pamplona. Pasaban pocos minutos de las 10 de la mañana y ella ya aprovechaba el levantamiento parcial del confinamiento para darse un paseo. "Por fin nos han dado suelta", comentaba entre risas esta mujer de 74 años, que aunque durante estas semanas ha salido a hacer la compra reconoce que el poder pasear supone "una gran liberación y, sobre todo, esperanza".

Medidas de precaución Exactamente eso es lo que se respiraba ayer en la calle: esperanza de que se va a salir de esta crisis cueste lo que cueste, pero para ello no hay que perderle el respeto al virus y seguir actuando con precaución y responsabilidad, algo sobre lo que los mayores de 70 años dieron todo un ejemplo. Al margen de casos excepcionales –que también los hubo–, quienes salieron ayer a la calle lo hicieron cumpliendo con todas las medidas pautadas por las autoridades sanitarias.

A las 10 en punto ya no se veía a prácticamente ningún deportista por las calles de Pamplona, que fueron ocupadas por personas mayores. No más de dos personas por grupos, distancia de metro y medio entre ellas y portando material de protección. "Somos conscientes del riesgo y por eso tomamos precauciones, pero si podemos saldremos todos los días, que ya nos hacía falta", comentaba Carmen Escujuri que ayer salió a pasear con su marido, Jesús Hualde, que relata que echaba de menos pasear tranquilamente, sin la "prisa" de tener que volver a casa enseguida. "Hay gente que se está saltando las normas y debe de ser consciente de que nos puede contagiar a todos, hay que tener responsabilidad", apunta Jesús, que aseguraba que aprovechará la hora entera de permiso para caminar por Pamplona.

El día acompañaba y cada vez más gente iba ocupando las calles. En la Vuelta del Castillo dos agentes de la Policía Municipal vigilaban el cumplimiento de las normas y respondían a las dudas de los transeúntes. Sin embargo, ayer no se les exigió un trabajo excesivo y confirmaban el buen hacer de la inmensa mayoría de personas que salieron a la calle: "Sobre todo las personas mayores cumplen muy bien con todo. Siempre hay casos de picaresca pero por lo general todos están tomando las precauciones correspondientes", afirmaba uno de los agentes mientras su compañero atendía las dudas de un paseante. De hecho, la mayoría de las acciones que tuvieron que realizar en el día de ayer se limitaron a dar información sobre dudas correspondientes a los permisos: "Nos preguntan mucho por los horarios y las distancias, la verdad que la gente se está tomando en serio lo de no saltarse las normas".

De la misma forma que pasadas las diez ya no se veía ningún deportista, cuando llegó el mediodía las personas mayores volvieron a sus casas en un ejercicio de responsabilidad. Les habría gustado pasear más rato, seguro, pero son conscientes de que si las cosas se hacen bien el día de mañana podrán volver a hacerlo.

"Estos días nos hemos hecho expertos de la tecnología para ver a nuestros seres queridos"

Lola Paularena

Vecina de Pamplona de 74 años

"Hay gente que se salta las normas y debe ser consciente de que nos puede contagiar"

Jesús Hualde

Vecino de Pamplona de 80 años

"Si podemos, saldremos todos los días a pasear pero tomando precauciones"

Carmen Escujuri

Vecina de Pamplona de 75 años

Lo último Lo más leído